Últimas Noticias

3 de enero de 2021

11 senadores republicanos liderados por Ted Cruz objetarán la certificación de la victoria de Biden

 




 y exigen realizar una auditoría de emergencia.Los legisladores piden que se establezca una comisión electoral para auditar los resultados de las elecciones del 3 de noviembre en los estados "en disputa". El presidente de EE.UU., Donald Trump. Foto: Leah Millis / Reuters Once senadores y senadores electos republicanos, encabezados por Ted Cruz, anunciaron este sábado que objetarán la certificación de la victoria de Joe Biden durante la sesión del Congreso de EE.UU. programada para el próximo 6 de enero, a menos que haya una auditoría de emergencia de los resultados de los comicios por parte de una comisión electoral.



 En su comunicado los legisladores afirmaron que las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre estuvieron acompañadas de "acusaciones sin precedentes de fraude electoral, violaciones y aplicación laxa de la ley electoral y otras irregularidades en la votación". La Justicia de EE.UU. desestima una demanda que pedía dar a Pence poderes con los que podría mantener a Trump como presidente La Justicia de EE.UU. desestima una demanda que pedía dar a Pence poderes con los que podría mantener a Trump como presidente Los senadores pidieron que el Congreso nombre una comisión para realizar una auditoría de emergencia de 10 días de los resultados electorales en los estados donde los resultados están "en disputa". "Tenemos la intención de votar el 6 de enero para rechazar a los compromisarios de los estados en disputa como no 'entregados regularmente' ni 'certificados legalmente' (el requisito legal), a menos y hasta que se complete la auditoría de emergencia de 10 días", declararon. "Una vez completada [la auditoría], los estados individuales evaluarían los hallazgos de la Comisión y podrían convocar una sesión legislativa especial para certificar un cambio en su voto, si fuera necesario", agregaron. ¿Puede tener éxito la iniciativa? Durante la sesión conjunta del Congreso del próximo miércoles los legisladores tendrán que contar formalmente los votos del Colegio Electoral otorgados a cada candidato a la Presidencia de EE.UU. y anunciar al vencedor.



 Por regla general, este procedimiento es una formalidad, pero si al menos un senador y un miembro de la Cámara de Representantes presentan una objeción a los resultados de un estado, la sesión conjunta se suspenderá y la Cámara y el Senado se reunirán por separado durante un máximo de dos horas para considerar la objeción. Se requiere que una mayoría de ambas cámaras esté de acuerdo con la objeción y rechace los votos del Colegio Electoral. Sin embargo, es poco probable que una objeción tenga posibilidad de éxito, ya que, mientras el Senado es controlado por los republicanos, los demócratas tienen la mayoría en la Cámara de Representantes. Los senadores encabezados por Ted Cruz reconocieron en su declaración que su plan tiene pocas posibilidades de salir adelante y que esperan que "la mayoría, si no todos, los demócratas, y quizás no pocos republicanos" voten en contra de la propuesta, pero argumentaron que una "auditoría justa y creíble" mejorará "drásticamente la fe de los estadounidenses" en el proceso electoral y mejorará "significativamente la legitimidad" del próximo presidente. El jefe de gabinete del vicepresidente de EE.UU., Marc Short, comentó la iniciativa y declaró que Mike Pence "comparte las preocupaciones de millones de estadounidenses sobre el fraude electoral y las irregularidades durante la última elección". "El vicepresidente acoge con satisfacción los esfuerzos de miembros de la Cámara [de Representantes] y del Senado para usar la autoridad que tienen en virtud de la ley para formular objeciones y presentar pruebas ante el Congreso y el pueblo estadounidense el 6 de enero", afirmó. El Colegio Electoral de EE.UU ratificó la victoria de Joe Biden sobre Donald Trump el pasado 14 de diciembre y se prevé que el político demócrata preste juramento el 20 de enero. Entre tanto, la campaña de Trump ha cuestionado los resultados de las elecciones en decenas de demandas, que fueron desestimadas, y el Departamento de Justicia declaró que no encontró evidencia de fraude generalizado en los comicios. Por su parte, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, reconoció en diciembre a Biden como presidente electo e instó a su partido a no objetar la votación del Colegio Electoral. En opinión del profesor de Relaciones Internacionales Arturo López Levy, los republicanos que siguen con la retórica de revertir la victoria de Biden tratan de ganar puntos políticos. Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

RT
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top