Últimas Noticias

18 de abril de 2020

Santa Lucía: obras casi nuevas, en demolición

JUAN OMAR FIERRO.

Supervisión de las obras en Santa Lucía. Foto: Germán Canseco Supervisión de las obras en Santa Lucía. Foto: Germán Canseco
Los trabajos en el aeropuerto de Santa Lucía, que prosiguen en medio de la emergencia sanitaria, incluirán la demolición de varias instalaciones construidas en el sexenio de Enrique Peña Nieto porque el proyecto exige su reubicación. En conjunto, esas construcciones costaron más de 637 millones de pesos, que se sumarán al costo de echarlas abajo y volverlas a construir… Algo que no se reconoce en el Plan Maestro del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– La construcción del nuevo aeropuerto internacional en Santa Lucía obligará al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a demoler y reubicar instalaciones militares recién remodeladas o con una antigüedad máxima de siete años en las que se gastaron 637 millones 909 mil pesos entre enero de 2013 y noviembre de 2018.

Entre las obras recién construidas destaca la Escuela Militar de Materiales de Guerra, que se edificó en la Base Militar de Santa Lucía tras el cierre del Campo Militar de Santa Fe por decisión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para tratar de vender los terrenos de alta plusvalía donde se encontraba ese centro educativo, operación que no prosperó.

Inaugurada en febrero de 2018 por el entonces presidente Enrique Peña Nieto, las nuevas instalaciones de la Escuela Militar de Materiales de Guerra costaron 30 millones de pesos y su primera generación fue integrada por 392 hombres y 22 mujeres especialistas en dar mantenimiento al armamento del Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea.

De acuerdo con el Libro Blanco de la Sedena para Obras Ejecutadas LB-2, la Base Aérea Militar de Santa Lucía además recibió mantenimiento mayor entre 2015 y 2018, por un costo acumulado de 441 millones 776 mil pesos, obras de modernización que quedarán inservibles y provocarán un doble gasto para las fuerzas armadas.

Incluso la Unidad Habitacional Militar de Santa Lucía, que era el hogar de alrededor de mil familias y cuya tercera etapa se concluyó en 2018, también se echará abajo para volver a construirla en el otro extremo del terreno, que albergará al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y la nueva base de la Fuerza Aérea.

Otras obras ejecutadas por la Sedena en los últimos siete años y que están en proceso de reubicación son un jardín de niños equipado con aula de internet, cinco dormitorios para mujeres –que se erigieron para atender las demandas de equidad de género dentro de las fuerzas armadas–, una alberca techada, un tribunal militar de justicia oral, un hangar para dar mantenimiento a aviones Casa C-295 y el hospital militar regional que fue modernizado hace menos de cuatro años.

La demolición de todas estas construcciones fue aceptada por el general Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, el ingeniero militar encargado de las obras.

En la última presentación sobre los avances del nuevo aeropuerto, el pasado 18 de marzo, Vallejo dio a conocer que entre los frentes de obra iniciados se encuentra la reubicación de instalaciones militares ya existentes.

Fragmento del texto publicado en la edición 2268 de la revista Proceso, ya en circulación.
Comentarios. Fuente Proceso.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top