Últimas Noticias

16 de octubre de 2018

Le apostó y perdió


Braulio Paisano.

Amozoc, Pue.- El recién fallecido ex regidor de gobernación Benjamín López Becerra fue sepultado la mañana de éste martes en un cementerio local, durante el cortejo y el acto fúnebre, el hombre de poco más de 30 años estuvo acompañado de familiares y amigos.

Entre las distintas versiones sobre la muerte del ex funcionario, testigos presenciales aducen que el regidor, previo al acto oficial de entrega recepción, algunos funcionarios, sobre todo regidores afines al hoy exalcalde José Cruz Sánchez Rojas, decidieron “celebrar” el cierre de la administración con una comida en un conocido restaurante de la ciudad de Puebla.

La celebración duró, según testigos, toda la tarde del sábado 13 de los corrientes, hasta ya casi el amanecer del domingo 14, teniendo como resultado la muerte del regidor.

Sus propios familiares, aseguran que, durante la francachela, el presidente José Cruz y el aun en ese momento, regidor de gobernación, Benjamín López, se retaron a golpes por que el primero, según palabras del mismo López no le cumplió durante el gobierno 2014-2018, acuerdos transados dentro del proyecto, lo que mantuvo limitada su relación en el cabildo.

Incluso hay quienes aseguran que si se tiraron algunos golpes, pero los presentes mediaron y siguió el convite, sin embargo, y lo más grave, fue que para intentar dirimir los desacuerdo y el reclamo de un dinero pendiente, José Cruz le jugó un “fondo, fondo, fondo” de una botella completa de wiskye, así le puso enfrente la botella de la muerte misma que se consumió de un solo trago hasta el fondo. Ganó su apuesta y cobro, aseguran, una exuberante cantidad de dinero que le pago el retador José Cruz.

Después de eso los testigos aseguran que se llevaron a Benjamín López a su casa, donde unas horas más tarde sufrió una crisis por congestión etílica.

Según la suegra del hoy occiso, el regidor estaba en la sala de su casa, cundo la esposa, al escuchar ruidos extraños, bajo a ver que ocurría y encontró a su esposo en plena agonía, luego entonces fue en vano llamar al médico de la familia, quien aún lo encontró con signos vitales y sugirió el traslado al CESA adonde lo declararon muerto al momento de llegar.

Todo concuerda, la familia de López Becerra, solicitó la dispensa de la autopsia y no sabemos porque no se realizó, aunque es claro que el primer interesado en que ésta no se llevara a cabo es el mismísimo hoy ex presidente municipal José Cruz Sánchez Rojas.
Comparte la Noticia :
 

Top