Últimas Noticias

18 de mayo de 2018

Protocolo enlace del Príncipe Harry y Meghan Markle

Hay errores de protocolo que a uno le persiguen de por vida. Es el caso de Ed Sheeran y David Beckham.


Londres, Ing.- Hay errores de protocolo que a uno le persiguen de por vida. Es el caso de Ed Sheeran y David Beckham.

Durante una visita al Príncipe Carlos, el cantante saludó al hijo de Isabel II colocando su mano izquierda en el brazo del heredero a la corona británica.

Más recordado es el traje de chaqueta de Ralph Lauren que el marido de Victoria Beckham utilizó para asistir el 29 de abril de 2011, cuando asistió al enlace de Guillermo y Catalina de Cambridge con un cuello de camisa equivocado y, además, con una medalla condecorativa.

Los 2 mil invitados han recibido una guía de protocolo con la vestimenta permitida en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle, que tendrá lugar mañana.

Desde la Casa Real británica recomiendan no llevar ropa de diseñadores estadounidenses. Solo podrán llevar tiaras las mujeres casadas, ninguna invitada podrá ir de blanco y los guantes solo estarán permitidos con trajes de mangas cortas.

En cuanto a ellos, solo existe una condición de etiqueta: que los zapatos sean de cuero y con cordones. Aún así, para que los invitados no cometan errores que supongan la anécdota por la que serán recordados el próximo sábado, el experto en etiqueta real británica William Hanson, ha ido dando algunas indicaciones que los asistentes deberán tener en cuenta.

Parece que Ed Sheeran asistirá a la boda del próximo sábado en Windsor y deleitará a los futuros duques de Sussex con algunas canciones de su repertorio. Para no caer en el mismo error a la hora de saludar a los miembros de la Familia Real británica, Sheeran deberá hacer una leve inclinación con el cuello. Las mujeres, por su parte, una reverencia.

"No es una genuflexión hasta el suelo, porque luego igual no podrías levantarte, es una inclinación de la cabeza, las manos tras los costados, un pie detrás del otro. Dobla las rodillas, manteniendo la espalda recta", afirmó Hanson el mes pasado durante una reunión con varios medios internacionales. Hanson recordó entonces el error de Sheeran: "Rompió el protocolo. No hay que usar la mano izquierda, debe quedarse a un lado".

Si alguno de los invitados tiene la oportunidad de hablar con la Reina Isabel II, primero deberán llamarla "su majestad" y luego "ma'am", una contracción de "madam", que significa "señora".

Durante los últimos meses, Meghan Markle ha asistido a un curso acelerado de protocolo. Lo primero que ha tenido que saber es que si está con el Príncipe Harry, los miembros de la Familia Real que están por debajo de él deben saludarla con una reverencia.

"Pero si Meghan va sola por un pasillo y se encuentra con la princesa Beatriz, la duquesa de York, que tiene 'sangre real', es Meghan la que tendrá que hacer la reverencia a Beatriz", apostilló Hanson, admitiendo también que el protocolo a veces "es confuso".

Si a los invitados les genera curiosidad saber el rango de filiación de algunos miembros de la familia, se puede adivinar fácilmente observando "cuando llegan a los compromisos". "Cuanto menos importante eres, antes llegas", recalcó el también columnista del "Daily Mail".

EL "DRESS CODE"

En cuanto a la indumentaria de los casi 2.000 invitados, en la invitación insisten en que deberán llevar sombrero, algo que no cumplieron todas las invitadas a la boda de Guillermo y Catalina de Cambridge. Como fue el caso de Samantha Cameron. La esposa del entonces Primer Ministro David Cameron se adornó el cabello con unas joyas.

Además, al parecer Samantha Cameron llevaba las piernas desnudas, algo que está terminantemente prohibido. "Según se dice, tampoco llevaba medias. Como esposa de un primer ministro e hija de un barón, debería estar más informada".

En cuanto al traje de chaqueta de David Beckham, el futbolista también se saltó las normas de etiqueta luciendo un cuello de camisa equivocado y una medalla: "Llevaba una medalla. En primer lugar, la llevaba en costado equivocado y, en segundo, la invitación no decía ‘con condecoraciones’. No tenía que haberla llevado".

EL VESTIDO DE LA NOVIA

Aunque Meghan Markle lucirá un vestido tradicional, al casarse en segundas nupcias debería llevar un traje de novia menos formal: "Si es un vestido de novia, no creo que sea muy grande". En cuanto al novio, tendría dos opciones: el clásico chaqué o el uniforme militar de gala. Este último fue el que eligió su hermano Guillermo de Cambridge.

"Que los novios se cojan de la mano no es algo muy británico, es una forma de emoción, y los británicos normalmente solo muestran sus emociones a los perros y a los caballos", afirmó Hanson. Sin embargo, el Príncipe Harry y Meghan Markle se han saltado estas normas y se han dado la mano en público, como una "preferencia personal".

Aún así, Hanson apunta que "es algo totalmente inusual en la familia real": "No hay una regla específica sobre esto, Harry y Markle se dan la mano en público, pero Guillermo y Catalina no lo hacen. Depende de la pareja"
.Agencias
Comparte la Noticia :
 

Top