Últimas Noticias

3 de diciembre de 2017

Estefan y López Zavala, los únicos priistas cercanos a José Antonio Meade



■ CUITLATLÁN.Por Fermín Alejandro García.

A lo largo de la primera semana del destape de José Antonio Meade Kuribreña como virtual candidato presidencial del PRI, solamente dos priistas de Puebla han mostrado y demostrado cercanía con el abanderado tricolor: ellos son Jorge Estefan Chidiac y Javier López Zavala, lo cual los coloca en posiciones de privilegio en la próxima campaña electoral de este partido, en torno a la sucesión gubernamental en el estado y en el control de dicha fuerza política en la entidad poblana.

Un tercer actor es Juan Manuel Vega Rayet, el delegado en Puebla de la Secretaría de Desarrollo Social, quien en los últimos dos años siempre sostuvo que estaban preparando a José Antonio Meade para ser el candidato presidencial y él iba a ser al ungido por el presidente Enrique Peña Nieto, situación a la que acertó.

Llama la atención porque el funcionario federal es parte del grupo del subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, el cual apostaba a que “el tapado” fuera Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación.

De Jorge Estefan Chidiac, cuentan los enterados, llevaba hasta ayer 11 días seguidos en la Ciudad de México trabajando en las labores propias del equipo de José Antonio Meade Kuribreña, lo cual ya significa un alejamiento de los asuntos del PRI poblano, en donde funge como presidente del Comité Directivo Estatal y por esa razón, todo hace suponer que en los próximos días será relevado, pues estaría en la antesala de hacerse cargo del manejo financiero de la campaña del abanderado tricolor.

La cercanía de Estefan Chidiac con Meade Kuribreña es un asunto que va más allá de la política y de que ambos son tecnócratas, ya que los une un importante lazo personal y afectivo.

Cuentan que un día Meade, frente a un grupo de diputados federales del PRI, comentó que Estefan es de todas sus confianzas y que los hermana el hecho de que cuando el ex secretario de Hacienda era un joven universitario y tenía un carácter rebelde, entró en conflicto con sus padres, lo cual lo llevó a abandonar su hogar.

Estefan, quien conocía a Donisio Meade y a su hijo por igual, fue el puente para que ambos se reencontraran y se reconciliaran.

Como fruto de esa avenencia, la relación entre padre e hijo se fortaleció y permitió que más tarde laboraran juntos, cuando ambos formaron parte de la institución que reguló el rescate bancario que se emprendió en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León, en el cual a su vez Jorge Estefan era diputado federal y fue de los legisladores que construyeron el salvamento financiero del sistema bancario mexicano.

Ahora Estefan se prepara para hacerse cargo del gasto de la campaña del virtual candidato del PRI, al igual que lo hizo en el proceso electoral de 2012, cuando el abanderado fue Enrique Peña Nieto.

La diferencia es que ahora, Estefan Chidiac tiene amplias posibilidades de que si gana el PRI forme parte del gabinete presidencial.

Desde ahora, se barajean dos posibles posiciones: las secretarías de Hacienda y Crédito Público o de Comunicaciones y Transportes.

Javier López Zavala conoció a Meade desde que el primero era secretario de Gobernación en el sexenio del entonces gobernador Mario Marín Torres y al paso de los años, la relación no se rompió.

De los priistas poblanos que han buscado la candidatura a gobernador para contender el próximo año, solamente Javier López Zavala ha tenido encuentros privados con quien fue canciller, así como secretario de Hacienda y de Desarrollo Social en el gobierno de Peña Nieto.

Y no ha sido una sola reunión. Desde que empezó a mencionarse con fuerza el nombre de Meade como el posible “tapado”, López Zavala ha tenido tres encuentros con el ex funcionario federal.

Tal situación le abre a Javier López Zavala dos posibilidades:

Que vuelva a ser el candidato priista a gobernador de Puebla –posición que ya jugó en 2010–, luego de que en la recta final de la búsqueda del abanderado solamente han sobrevivido dos aspirantes: López Zavala y Enrique Doger Guerrero, ex alcalde de la capital y actual delegado del IMSS.

También se analiza la posibilidad de que López Zavala se haga cargo del PRI estatal, en lugar de Jorge Estefan Chidiac, y al mismo tiempo sea postulado como candidato plurinominal al Senado.

Para ocuparse de alguna de esa dos responsabilidades, se estaría ponderando que es un priista que goza de la confianza de quien será el candidato presidencial del PRI.

Sin duda Estefan y López Zavala tienen posiciones que quisieran todos los priistas poblanos que buscan aparecer en las boletas electorales del próximo año.

Enrique Doger Guerrero tiene bueno números en las encuestas, pero no es alguien cercano al grupo de Meade.

Juan Carlos Lastiri ha quedado fuera de la contienda por sus pésimos resultados en los sondeos de opinión pública y por ser identificado con la facción de Osorio Chong.

Todavía se ignora cuál va a ser el factor que decida quien va a ser el candidato del PRI para aspirar a la titularidad del Poder Ejecutivo de Puebla.

Pero no cabe duda, que Jorge Estefan Chidiac y Javier López Zavala van a ser actores importantes en la sucesión.
Comparte la Noticia :
 

Top