Últimas Noticias

21 de junio de 2022

UNA EMPRESA NO PUEDE TRIUNFAR EN UNA SOCIEDAD DESCOMPUESTA

 




 Y LA COMPOSICIÓN DE ÉSTA DEPENDE DE TODAS Y TODOS LOS CIUDADANOS: NANCY DE LA SIERRA. ·



 Se estima que más del 90 % de las metas de los ODS están incluidas en los tratados de derechos humanos. Por lo tanto, si no se avanza en la implementación de esos tratados, el 90 % de los objetivos de los ODS no podrán ser cumplidos. Nancy de la Sierra Arámburo, Presidenta de la Comisión de Organismos Internacionales y Coordinadora del Grupo Plural en el Senado de la República, impartió la ponencia “ODS, Empresas y Derechos Humanos.




 Reflexiones desde el Poder Legislativo” ante catedráticos y comunidad estudiantil del Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Panamericana (UP), así como de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, Colegio de Abogados (ANADE). Durante su presentación, la Senadora por Puebla explicó que la Agenda 2030 no es un instrumento jurídico vinculante, al argumentar que “no es un tratado, ni convención y mucho menos un pacto internacional; se trata, más bien, de una hoja de ruta para que las instituciones, organizaciones y personas contribuyan al cumplimiento y procuración de los Derechos Humanos”.




 Comentó que la Guía para la acción empresarial en los ODS, manual elaborado por la Iniciativa de Reporte Global, el Pacto Mundial y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, ofrece herramientas y conocimientos necesarios para colocar a la sostenibilidad en el centro de la estrategia de negocios. En la conferencia compartió los cinco pasos para la incidencia empresarial en los ODS y la importancia de su implementación, destacando: a) Familiarización con oportunidades y responsabilidades frente a los ODS. b) Definición de los ODS prioritarios en su estrategia de sostenibilidad. c) Establecer objetivos medibles y con límites de tiempo para su implementación. d) Integración de los ODS en todas las funciones corporativas. e) Reportar y comunicar el progreso frente a los ODS. 






 “El camino hacia la sostenibilidad que marca la brújula de los ODS es un recordatorio de que hacer negocios y respetar los derechos humanos no son tareas excluyentes sino interdependientes; esto no podría ser de otra manera porque las empresas requieren de un entorno social donde las y los ciudadanos gocen de trabajo digno, de un medio ambiente sano, de poder adquisitivo y de salud para interactuar con ellas”, agregó. Asimismo, señaló que el sector privado cuenta con varias herramientas para abonar al cumplimiento de los ODS, entre ellos destacan algunos instrumentos internacionales como: · La Declaración Tripartita de los Principios de la OIT sobre las Empresas Multinacionales y Política Social. ·



 Los 10 principios del Pacto Global de las Naciones Unidas. · Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos. Adalberto Méndez López, integrante de la ANADAE, agregó que “hay una frase que se usa mucho en el mundo de la sostenibilidad y es algo así como: si crees que hacer negocios es más importante que el medio ambiente, trata de contar tu dinero aguantando la respiración”. El Profesor de la Facultad de Derecho de la UP, Juan Francisco Díez Spelz, hizo hincapié en que la sociedad debe tener en cuenta “los grandes retos que tanto la vinculación de derechos humanos con empresas y los Objetivos del Desarrollo Sostenible tienen hacia el futuro y también un análisis hacia pasados, que tiene que ver con las acciones que hacemos cada uno de nosotros en el día a día”. 



 Los Objetivos de Desarrollo Sostenible colocan a la iniciativa privada como agente clave del desarrollo sostenible y considera que sus aportaciones son tan relevantes para el cumplimiento de la Agenda 2030 como las emitidas por el Estado o la sociedad civil. “La Agenda 2030 apuesta por un empresariado que, además de generar riqueza, se concentre en contribuir al desarrollo mundial a través de la responsabilidad social, la debida diligencia y pasos firmes en favor de la sostenibilidad”, puntualizó Nancy de la Sierra. Santiago Rosano Torres, Coordinador de Enlace Universitario de la ANADE, señaló que trabajarán “para que efectivamente no sea un tema de sanción sino que se mire más como una parte relativa a poder cumplir con los objetivos desde las empresas para con las personas morales (…) y regresarle a la sociedad lo mucho que ésta nos ha dado”.



 Al tomar la palabra Carlos Preciado Pardinas, Director del Posgrado de la Facultad de Derecho de la UP, agradeció la exposición de la Senadora Nancy de la Sierra “por su vehemente exhortación para atender las responsabilidades que todos tenemos para la concreción de estas metas que tan positivo impacto pueden tener a nivel individual y colectivo con miras a no dejar a nadie atrás”. 



 Al cierre de la conferencia, De la Sierra Arámburo destacó la importancia del ODS 17: Alianzas para Lograr los Objetivos, al representar una oportunidad para establecer directrices nacionales claras en materia de responsabilidad empresarial y diseñar juntos, Poder Legislativo y sector privado, un marco jurídico que conforme a los principios rectores de la ONU, garantice el respeto a los derechos fundamentales en las actividades empresariales.

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top