Últimas Noticias

12 de junio de 2022

Posibles fraudes y sobrecostos están empezando a hundir a Paola Angón

 

CuitlatlánPuebla. Por Fermín Alejandro García.  Cuando apenas lleva una quinta parte de su gobierno, la edil panista de San Pedro Cholula, Paola Elizabeth Angón Silva, ha entrado en una situación crítica en extremo por una lista de posibles fraudes y actos de peculado, escándalos de sobrecostos y abusos de autoridad, que ha derivado en seis rechazos consecutivos a la aprobación de sus estados financieros mensuales, por parte de 9 de los 11 regidores del Cabildo, incluidos lo que eran parte de la alianza del PRIAN. Un comentario generalizado en San Pedro Cholula es que Angón va caminando en la misma ruta de Felipe Patjane Martínez, quien siendo edil de Tehuacán no sobrevivió al primer año de su gestión por los escándalos de corrupción en que incurrió y que lo tienen en la cárcel desde hace dos años con 7 meses. Han sido múltiples las ocasiones en que los regidores le han exigido a Angón y al tesorero municipal, Adalberto Sánchez Sánchez, que aclaren una lista de inconsistencias y sospechas de fraude al erario recibiendo un silencio de ambos funcionarios. La edil ha preferido evitar todo contacto con los miembros del Cabildo. Mientras que el encargado de las finanzas públicas sólo se queda sin palabras ante los cuestionamientos. -

 Anuncio - El problema de fondo es que para nadie es un secreto que quien maneja los contratos, la nómina del personal e interviene en las decisiones más importantes, sin tener facultad para ello, sería José Luis Carpinteyro Lazcano, el director del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de San Pedro Cholula, quien aprovecha su relación personal cercana con la edil para tener ese poder extraordinario por encima de la estructura orgánica del ayuntamiento. Una prueba de lo anterior es lo siguiente: bajo el argumento de que la empresa Olimpia no prestaba un buen servicio de recolección de desechos, se decidió desconocer el contrato con esta compañía y se otorgó el manejo de recoger residuos a una nueva firma que, entre los meses de enero y mayo habría cobrado 15 millones de pesos a la comuna, con el pequeño detalle de que carece de camiones compactadores de basura, lo que hace deficiente su labor. La investigación de algunos regidores deriva en que la nueva empresa al parecer está relacionada con la familia de Carlos Alberto Carpinteyro Otaolaurruchi, quien es el secretario de Infraestructura y Servicios Púbicos, que a su vez es sobrino de José Luis Carpinteyro, el director del Sistema Operador de Agua Potable y es el hombre que está atrás de casi todas las decisiones que asume la presidente municipal. Lo grave de esta situación es que la empresa Olimpia tiene un contrato de concesión por 20 años y todavía no va la mitad de ese periodo. 



Dicha compañía ha seguido dando el servicio ininterrumpidamente, ha buscado la protección de la justicia federal y se sabe que, estaría a punto de ganar un amparo, toda vez que nunca le rescindieron el convenio original. Si logra obtener dicho recurso, podrá estar en posibilidad de reclamar que le paguen los 15 millones de pesos que ya cobró la otra compañía y que le cumplan la vigencia de dos décadas de funcionamiento en el municipio de San Pedro Cholula. Otro escándalo mayúsculo: en diciembre pasado se presupuestó 498 mil pesos para instalar un árbol de navidad en la explanada del zócalo, más 220 mil pesos en la instalación de un alumbrado de temporada y 200 mil pesos para una pista de patinaje. Es decir, era un gasto de 918 mil pesos. Para sorpresa de quienes descubrieron el gasto final del ayuntamiento por ese concepto es que la cifra se elevó 4 veces de lo presupuestado. Se habría pagado 4 millones 118 mil pesos. Lo que resulta desmesurado para un asunto meramente decorativo. El exceso no termina ahí, sino que el famoso árbol de navidad no era comprado, sino rentado.



 Y la pista de patinaje no era de hielo, sino era una base que simulaba estar congelada. Además, no se licitó esa renta de más de 4 millones de pesos, que es un grave abuso por no ser un gasto de emergencia y por ende, no se pueda justificar con una adjudicación directa a una empresa privada. Si el ayuntamiento de Angón no logra solventar dicho esa erogación, se estaría configurando los probables delitos de fraude y peculado. 




 Todavía más grave, es que el ayuntamiento habría adquirido un arrendamiento por cuatro patrullas policiacas y cada uno habría costado 5 millones de pesos. 20 millones de pesos en total. Es decir, 10 veces más de lo que costaría un auto policial nuevo, equipado y comprado de contado. Los regidores han desplegado una investigación porque se tiene la noción de que en el servicio de parquímetros solamente se estaría reportando el 60 por ciento del ingreso económico. 



Resulta que siempre, bajo cualquier circunstancia o fecha, se reporta que se estacionan en la vía pública de San Pedro Cholula unos mil vehículos, cuando muchas veces se calcula que están aparcados –a lo largo de un día—entre 2 mil y 3 mil 200 automotores. No hace mucho, se inició un procedimiento para otorgar un nuevo servicio de alumbrado público por 18 millones de pesos. Cuando los regidores inconformes con lo que pasa en San Pedro Cholula, que son la mayoría, exigieron que se justificara el monto del contrato y la razón por la cual no se licitaba el convenio, sino se adjudicaba directamente a una compañía, hubo un silencio profundo de la edil Paola Angón y el tesorero Adalberto Sánchez. Se quedaron sin argumentos a tal grado, que por esa razón ese asunto se ha “congelado”, en lugar de que se justifique, se explique, se defienda por parte de quienes deciden el destino de los fondos públicos de San Pedro Cholula. Durante el trienio anterior, en ocho ocasiones no le aprobaron los estados financieros mensuales al entonces edil Luis Alberto Arriaga. El problema que había en esa gestión era político, por la falta de capacidad del anterior alcalde que no sabía dialogar y negociar con los miembros del Cabildo.



 Ahora es muy distinto, 9 de 11 regidores –incluidos los del PAN y del PRI—no han aprobado en los últimos seis meses los estados financieros simplemente porque las cuentas no cuadran y ni Paola Angon ni Adalberto Sánchez saben explicar los sobrecostos, las alzas a las tarifas de agua potable, las inconsistencias legales en los contratos y el aumento desmesurado en las nóminas de trabajadores. La edil solo tiene de su lado al síndico Carlos Bojalil Fragoso y los regidores del PAN, Fabiola Torres García, y del PRI, Cuauhtémoc Betanzos. En contra, están 5 regidores del PRI y del PAN, dos de Morena, 1 del PES y un independiente. Ellos son: Sonia Tolama, Alejandro Oaxaca, Priscila Madrid, Ramón Blancas, Alejandro Gómez, David Castellanos, María Sandra Hernández, Jannet Minto y Beatriz Pérez. 




 No hace mucho, una regidora del PAN le advirtió a Paola Angón que ya está muy complicada la situación financiera del ayuntamiento. La edil habría respondido: que ya fue a la sede del Poder Ejecutivo y le ofrecieron ayudarla a aprobar su cuenta pública de este año. Los que saben de los asuntos de fiscalización sostiene que los gobernadores nunca “meten las manos” por los ediles si éstos no saben solventar sus cuentas públicas. Así que Paola Angón tiene un problema muy grave.
La Jornada de Oriente.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top