Últimas Noticias

13 de agosto de 2021

El padre de Britney Spears acepta dimitir como tutor del patrimonio de la cantante,

 



 valuado en cerca de 60 millones de dólares .Jamie Spears accedió a cooperar con las autoridades durante una transición para apartarse del cargo; sin embargo, no fijó una fecha exacta para hacerlo, argumentando la falta de motivos para ser destituido de forma inmediata. Britney Spears posa en la 29ª edición de los premios GLAAD Media Awards en Beverly Hills, California, Estados Unidos, el 12 de abril de 2018. Foto: Mario Anzuoni / Reuters Este jueves, Jamie Spears, padre la cantante Britney Spears, accedió ante una corte estadounidense a renunciar a su condición de tutor del patrimonio de la artista, lo que fue calificado por el abogado de la intérprete como "una importante victoria", recoge Reuters.


 Según ha trascendido, el padre de la artista presentó este jueves su respuesta ante la petición hecha por el abogado de Spears para destituirlo como tutor del patrimonio de su cliente, valorado en alrededor de 60 millones de dólares. A pesar de aceptar cooperar con las autoridades en una transición, no fijó una fecha para renunciar a la tutela de su hija, argumentando la falta de motivos para ser destituido de forma inmediata. "Nos complace que el señor Spears y su abogado hayan reconocido hoy […] que debe ser apartado [como albacea]", apuntó el abogado de la estrella del pop, Mathew Rosengart, en un comunicado. "Una gran victoria para Britney Spears y un paso más hacia la justicia", agregó. "Como ella misma lo admite, la señora Spears es fuerte y defiende lo que quiere. 


El señor Spears ha tratado de hacer todo lo posible para satisfacer los deseos de su hija, ya sea en lo que respecta a su vida personal, su familia o su carrera, al tiempo que ha cumplido con sus deberes y obligaciones como albacea, protegiéndola de otras personas que intentan aprovecharse de ella", reza un documento emitido por la corte. Jamie Spears fue designado tutor legal de la cantante y de su patrimonio en 2008, año en el que la artista sufrió una crisis de salud mental.


 Desde entonces, la intérprete, de 39 años, debe obtener su permiso antes de tomar decisiones importantes relacionadas con su vida financiera, privada y pública. Esta situación llevó a Britney Spears a presentar en 2020 una primera solicitud, que fue rechazada, para recuperar el control de su patrimonio y destituir a su padre como su tutor, alegando que este le había impuesto una serie de prohibiciones, entre las que se incluyen trabajar en exceso y sin interrupciones, recibir medicación con litio o quitarse un dispositivo anticonceptivo para poder tener más hijos. Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!




RT
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top