Últimas Noticias

14 de diciembre de 2020

RECOMIENDA IMSS EVITAR PIROTECNIA O “CUETES” PARA PREVENIR QUEMADURAS GRAVES

En niños de dos a cinco años de edad, las quemaduras son causadas por líquidos calientes; de siete a nueve años por “cuetes”

Durante la pandemia, los ingresos hospitalarios por quemaduras han disminuido considerablemente

 


Próximamente iniciarán las fiestas decembrinas, y con esto los riesgos de quemaduras en adultos y niños, expresó el director de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Hospital de Traumatología y Ortopedia (HTO), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, Nicolás Manilla Lezama.


 


Recomendó a la derechohabiencia y a la población en general, extremar las precauciones, sobre todo en el acceso a la cocina para evitar que los pequeños de la casa tengan accidentes.


 


Debido a las tradiciones, utilizan anafres colocados a nivel del piso con ollas de “ponche” u otro líquido caliente, y si los niños juegan cerca, por descuido pueden derramarse estas bebidas u alimentos y ocasionar graves quemaduras.


 


A los adultos se les recomienda evitar comprar pirotecnia, ya que es una causa muy importante de lesiones traumáticas, generalmente en manos y ojos, y pueden dejar graves secuelas.


 


Durante diciembre se recibe mayor cantidad de niños quemados, en promedio, el porcentaje de quemaduras es un 16 por ciento mayor en los niños que en los adultos.


 


Los pequeños ingresan generalmente por quemaduras causadas por líquidos calientes, en edades promedio de dos a cinco años, y de siete a nueve años, por quemaduras derivadas por la pirotecnia, conocida entre la población como “cuetes”.


 


Las quemaduras más comunes que se presentan en los niños son en cara, tórax y manos.


 


Los adultos ingresan generalmente por lesiones graves, derivado de la pirotecnia, presentándose en un menor porcentaje con lesiones en manos u ojos, y en un 25 por ciento en adultos.


 


Manilla Lezama destacó que este tipo de lesiones es muy variable, sin embargo, durante las fiestas decembrinas, los días 24 o 31, es cuando más aumentan los ingresos, y representan de tres a cuatro ingresos en niños, y de cinco a siete en adultos.


 


Afortunadamente, durante los últimos tres meses, y sobre todo durante la pandemia, los ingresos hospitalarios por quemaduras han disminuido de manera considerable.


 


Finalmente, Manilla Lezama señaló: “todos debemos cuidarnos y cuidar a nuestros pequeños, no bajar la guardia ante la pandemia y así tendremos unas fiestas navideñas sanas y felices”.

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top