Últimas Noticias

10 de noviembre de 2020

“No queremos ser imprudentes”

 



El término imprudencia alude a la ausencia de prudencia: cautela, mesura, cuidado. Quien actúa con imprudencia, por lo tanto, lo hace sin buen juicio.... La imprudencia suele reflejarse en conductas que ponen en peligro a uno mismo y/o a otras personas… La persona que se maneja con imprudencia es alguien que no tiene juicio, ni moral. ... Hago referencia al significado porque es el concepto que usó el Presidente López Obrador para evadir pronunciarse sobre el resultado del proceso electoral en Estados Unidos, un proceso que sin duda nos mantuvo a todas/os pendientes, seguramente a todo el mundo, pero para nosotras/os los mexicanos estuvo envuelto de muchas representaciones, no solo por la cercanía derivada de la vecindad entre nuestros países; también, por las lecciones que podía dejarnos derivado de ese estilo personal de los presidentes justo por esas evidentes similitudes de personalidades. Qué decir de las similitudes en el manejo discursivo de ambos que muchas veces parecieran “como dos gotas de agua”: división, provocaciones, animadversiones, acusaciones, polarización; arenga siempre usada cuando hablan.





 “No queremos ser imprudentes” al que sumo otro: “me han faltado al respeto” son enriquecedores para esta reflexión. Ya que justamente por lo que hemos visto en poco más de dos años de este gobierno federal se han cometido muchas imprudencias, por ello resulta ideal rescatar las lecciones que deja el manejo y el resultado de esta elección. Es tiempo entonces de que hagan un alto y reconsideren su ejercicio de gobernar. Ese ejercicio pasa incluso por el no querer acudir a otorgar respaldo solidario a las familias mexicanas que han perdido a un ser querido o sus pertenencias por los desastres naturales tan terribles que se han vivido durante su gobierno o por la delincuencia organizada. Antes nunca lo había hecho, este fin de semana por fin -eso pensé- rectificó, y cumpliendo su responsabilidad acudió a su estado natal, lo hizo sin duda tan solo por la presión ciudadana, aunque eso no hubiera importado, lástima de su declaración a pregunta expresa, que no lo hace “porque tiene otras cosas que hacer”. Y yo que creí que ¡por fin había rectificado! Ante esto, valdría la pena entonces que todas/os nosotros la ciudadanía, rescatemos las lecciones y advertencias que nos deja el proceso en EUA. 





 Tampoco queremos ser imprudentes pero está visto que han sido cometidas no solo por el mismísimo presidente López Obrador, también por su gobierno y los que en todo el país mal gobierna el partido oficial MORENA. Porque en México no se ha querido gobernar para todos. Todos los días en sus arengas-tele noveleras-mañaneras, se insulta, se desprecia, se intimida, se dicen mentiras, se divide, se polariza y ya vimos que esto llega a tener su costo, se destruyen instituciones y ya vimos que no es el mejor camino. Cierto es que “No queremos ser imprudentes” presidente López Obrador, pero a las mexicanas y mexicanos y a nuestras familias “nos ha faltado al respeto”, ha habido ausencia de prudencia de su parte en el ejercicio de gobernar, no ha habido cautela, mesura, cuidado, sus conductas han puesto en peligro a otras personas, no ha habido buen juicio en su actuar. Lección aprendida: En siete meses tendremos la oportunidad de revertirlo. rociog@prodigy.net.mx Palabra de Mujer Atlixco @rgolmedo rociogarciaolmedo.blogspot.mx

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top