Últimas Noticias

28 de julio de 2020

Un gancho metálico en la garganta causó náuseas, fiebres y convulsiones durante meses a un bebé



Los médicos detectaron lesiones en el cerebro de la paciente, de tan solo 10 meses de edad.
Imagen ilustrativa
Pixabay / Bru-nO
Una bebé de 10 meses de edad tuvo un gancho metálico decorativo alojado dentro del esófago durante varios meses antes de que los médicos descubrieran el objeto cuando los padres acudieron al hospital preocupados por el estado de salud de la niña.

El gancho se clavó en el esófago, provocando una infección que se propagó hacia el cerebro y llegó a causarle convulsiones a la pequeña, según un informe médico publicado en The Journal of Emergency Medicine.

Los padres de la niña la llevaron a urgencias cuando vieron que sufría un ataque de convulsiones. La bebé ya había estado enferma, puesto que dos meses antes empezó a tener fiebres de hasta 38,9 grados centígrados, así como a sufrir vómitos, atragantamientos y a mostrar aversión a los alimentos sólidos.

Una periodista descubre que tiene cáncer gracias a una televidente que vio un bulto raro en su cuello
Una periodista descubre que tiene cáncer gracias a una televidente que vio un bulto raro en su cuello
Durante ese tiempo la bebé perdió más de 500 gramos de peso, según informan los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado (EE.UU.).

Las pruebas sanguíneas mostraron indicios de una infección y una tomografía computarizada reveló seis lesiones cerebrales, la mayor de las cuales de 4 centímetros de diámetro. Concretamente eran abscesos causados por una infección bacterial. Los médicos administraron antibióticos y realizaron una cirugía cerebral para drenar el líquido de algunos de los abscesos.

Tras la operación la niña fue trasladada a cuidados intensivos pediátricos, donde un examen por rayos X reveló en el esófago la presencia del cuerpo ajeno, que fue retirado inmediatamente.

La bebé fue alimentada mediante un tubo nasal durante una semana, hasta que el esófago se curó y pudo empezar a alimentarse normalmente. Tras recibir el alta, la niña continuó el curso de antibióticos y actualmente ya no presenta complicaciones neurológicas y crece siguiendo las fases normales de desarrollo infantil.

Los investigadores esperan que los síntomas descritos en su informe ayuden a la detección temprana de objetos ajenos en el cuerpo.

"La detección y retirada temprana de cuerpos ajenos es esencial para la prevención de complicaciones subsecuentes", indican los médicos en su informe. 
RT
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top