Últimas Noticias

12 de junio de 2022

VIDAS CORTAS Fernando Vázquez Rigada

 




Cada mexicana y mexicana que nace hoy, vivirá 4 años menos que cuando empezó este gobierno. Vidas cortas. Vidas tristes. Desamparadas, repletas de carencias. De sueños sin cumplir y de talentos desperdiciados. 

 El último boletín COVID de la UNAM revela que la esperanza de vida al nacer en el país disminuyó de 75 a algo menos de 71 años: una tragedia. Y una injusticia. ¿Fue el COVID? Sí. Pero no sólo el COVID. Fue la indecencia, la ideologización de la salud, y las funestas decisiones previas.


 El golpe de virus a nivel mundial hizo que la esperanza de vida cayera 1.6 años. México más que duplica la media. Pero hubo, además, países que aumentaron la esperanza de vida en el periodo: Suecia, Bélgica, Canadá. También República Dominicana o Mauricio. 71 países tuvieron una disminución menor que aquí. ¿Qué ocurrió? 


 Primero: el presidente festejó —¡festejó! —que llegara el virus. “Como anillo al dedo”, dijo. Después vino la cadena de decisiones criminales que se tomaron para atender la pandemia: salgan; abrácense, no usen cubrebocas. Que los europeos vengan a México cuando EU había cerrado. Kits con ivermectina. Prohibición para importar y aplicar vacunas. Negación a vacunar al sector salud privado.



 Aún hoy no se aplican vacunas a niños. La tasa de mortalidad de COVID es de la más altas del mundo y la mayor entre el personal médico. Pero eso es sólo parte de la historia. La otra es peor y es más duradera. Porque bajo el COVID se esconde la verdadera crisis de salud en México. 



 El desmantelamiento del seguro popular dejó sin protección a decenas de millones de personas. El engendro llamado INSABI ya fue tirado a la basura.


 A la par de esto está la terquedad y el desdén por la vida de la gente: se concentró en Hacienda la compra de medicinas que fue un fracaso colosal que se prolonga hasta la fecha. 


 El sector salud sufrió un recorte de 3.2% en los primeros dos años y en plena pandemia, ojo, se subejercieron 52 mil millones de pesos en salud: 28 mil en 2020 y 24 mil el año pasado. El resultado fue que 40 millones de personas se quedaron sin acceso a la salud. Nada. Olvidados. Abandonados a su suerte. 


Otros 650 mil o 750 mil murieron de COVID y no se registraron: no merecieron ya no la atención, vamos, ni la mención en los reportes oficiales. Vidas ocultas, muertes sin llorar.



 Olvido. 28 millones no tienen una alimentación adecuada. La tasa de homicidios en México es de 29 por cada cien mil habitantes. 


 Todo esto impacta la esperanza de vida. En los tristes hechos, la desigualdad se ha incrementado brutalmente en el gobierno de Morena. Y la desigualdad implica lo siguiente: un niño chileno o uno de Costa Rica vivirá 10 años más que uno mexicano. Hemos visto la clausura sistemática de futuro y oportunidades. Es un honor morir con Obrador. @fvazquezrig Zona de los archivos adjuntos

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top