Últimas Noticias

21 de junio de 2022

Contralor de Zacatlán impone el terror en el ayuntamiento






Cuitlatlán. Por Fermín Alejandro García.

 

Nadie duda que José Luis Márquez Martínez es uno de los ediles más experimentados en el estado y que en poco tiempo, ha logrado posicionar al municipio de Zacatlán como el principal pueblo mágico en la entidad.

 Sin embargo, sus problemas se derivan de que dos de sus principales funcionarios son una amenaza a la estabilidad del ayuntamiento. Se trata del contralor Asdruval Drake Hurtado, que intenta disputarle al propio alcalde el control del gobierno local. Y por otro lado, el tesorero municipal Eligio Sierra Pérez, enfrentaría una orden de aprehensión por un escandaloso entramado de corrupción en Puerto Morelos, en Quintana Roo. 



 Márquez repite por segunda vez como edil y le ha tocado enfrentar una severa crisis de inseguridad que ha venido sorteando con mucha pericia para evitar que se derrumbe la actividad turística de Zacatlán, que se ha convertido en el polo de desarrollo de ese municipio de la Sierra Norte. - Anuncio - Sin embargo, los problemas que no ha podido resolver son los conflictos internos del ayuntamiento que encabeza. Al inicio de su gestión nombró a Asdruval Drake Hurtado como contralor del gobierno municipal, con la encomienda de actuar con “mano dura” contra las posibles anomalías de su antecesor Luis Márquez Lecona. 


 Con el paso de los meses, dicen lo que conocen las intrigas internas, Asdruval Drake ha empezado a actuar con avaricia y falta de lealtad hacia el edil José Luis Márquez. Pareciera que busca disputarle al alcalde el control del ayuntamiento.



 Se dice que el funcionario ha buscado la manera de tener una relación de acercamiento con los directivos de empresas proveedoras y constructoras que laboran con la administración municipal para que estén bajo sus órdenes, bajo a amenaza de que si no lo hacen les podría iniciar procesos sancionadores para evitar que puedan cobrar los contratos suscritos con el gobierno local.


 Una situación similar pasa con funcionarios y trabajadores del ayuntamiento, que ven en Drake Hurtado el riesgo de que, si no se someten a sus órdenes, le podría iniciar procesos administrativos que les puede significar perder el empleo



 Por eso hay una situación de terror dentro y fuera del ayuntamiento provocada por las constantes amenazas –según narran los afectados—del contralor municipal. 


 Ahí no termina todo, ha trasciendo que un importante grupo de ex trabajadores del ayuntamiento de Zacatlán que fueron despedidos por malas practicas laborales, están recibiendo una importante asesoría legal para emprender juicios contra la comuna y reclamar cantidades elevadas de dinero como liquidación. Lo grave de esa situación es que esa asesoría proviene desde adentro del gobierno municipal. Es decir, se trata de lo que suele llamarse: “fuego amigo”.



 Y muchos sospechan que en ese conflicto laboral “la mano que estaría moviendo la cuna” es la de Asdruval Drake Hurtado, por aquello de que, si lo quitan de contralor, no se va sin antes hacer un daño a la comuna de Zacatlán. Eso es lo que se dice. Otro caso grave es el que involucra a Eligio Sierra Pérez, quien es el tesorero del ayuntamiento de Zacatlán y antes de este cargo, ejerció una responsabilidad similar en el municipio de Puerto Morelos, en el estado de Quintana Roo, en donde se dice que ya tendría en su contra una orden de aprehensión por uno de los mayores escándalos de corrupción de fechas recientes en esa entidad. 



 La historia es la siguiente: Laura Lynn Fernández Piña fue secretaria de Turismo en Quintana Roo durante el controvertido gobierno de Roberto Borge Angulo, quien actualmente está en la cárcel por actos de corrupción. En esa época, esta mujer militaba en el PRI. En 2014 renuncia al PRI e ingresa al PVEM, lo cual le permite contender por la alcaldía de Puerto Morelos y ganar los comicios para el periodo 2016-2018. 



Al concluir su mandato, destacó por ser la primera edil de ese estado que se reelegía y entonces encabezó un segundo el ciclo municipal de 2018 a 2021. Y una vez que terminó sus seis años de alcaldesa, pudo obtener una diputación federal por el distrito 4 de Quintana Roo.


 Esa carrera meteórica que inició en 1999, cuando la nombraron directora de Turismo de Cancún, la llevó directamente a buscar la gubernatura del estado, por lo que volvió a cambiarse de partido por tercera vez, en esta ocasión dejó el PVEM y se enroló en el PRD, para al mismo tiempo hacer una alianza electoral con el PAN. Todo parecía caminar con pasos firmes, hasta que en plena campaña electoral estalló el escándalo de que en su segundo periodo de alcalde habría suscrito dos contratos por 832 millones de pesos destinados a renovar el alumbrado público y construir un nuevo palacio municipal.


 Con el pequeño detalle de que el principal beneficiario sería su esposo Alberto Moyano, quien controla las empresas involucradas. El segundo cuestionamiento, que es el más grave, es que habría sobrecostos en los montos de las obras y la erogación de 832 millones de pesos, para Puerto Morelos que solo tiene 9 mil habitantes, implica comprometer las finanzas públicas del gobierno local por los próximos 20 años. La candidata ganadora de la contienda de gobernadora, Mara Lezama, quien fue postulada por Morena, llegará al cargo con la propuesta central de aclarar el escándalo de corrupción de Puerto Morelos que tiene como principal responsable a su ex rival Laura Lynn Fernández Piña y a 5 de sus exfuncionarios, entre ellos a Eligio Sierra, quien creía que en Zacatlán iba a pasar desapercibido. En Quintana Roo lo tienen bien ubicado.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top