Últimas Noticias

4 de abril de 2022

El otro negocio de millones son los espectaculares

 


Fauna Política.Por Rodolfo Herrera Charolet Si el negocio de los paraderos es millonario, también lo es el de los espectaculares y de esto sabe mucho el ex candidato a gobernador poblano y funcionario morenovalllista Michel Chain Carrillo, porque debió de conocer los permisos que fueron entregados a uno de sus amigos, el empresario Vicente Aguirre Solana y su empresa Vimatek, que por cierto fue de las primeras que pagaron el derecho de conocer la convocatoria ahora suspendida.


 Hace tres años en 2019 dicho empresario y Sergio Riquelme Novoa, con las empresas Mega estructuras Publicitarias, Alcance Publicidad o Visual Target, fueron contratadas por el gobierno de Claudia Rivero Vivanco para retirar las estructuras de su competidor, el empresario Eduardo Torres Chedraui, de la firma Uno Medios.



 Dicha acción parcial fue ordenada por la secretaria de Desarrollo Urbano del municipio de Puebla a cargo de Beatriz Martínez Carreño. La proliferación de espectaculares, publicidad en puentes peatonales y en estructuras al costado de vialidades, carreteras, en la ciudad capital como en los municipios conurbanos, durante el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas y Antonio Gali Fayad, no fue ociosa, en virtud de que dichos puntos publicitarios fueron aprovechados por el gobierno en turno, para el golpeteo políticos de sus adversarios. Sin embargo el hilo conductor o que une los contratos, permisos y demás asuntos relacionados con el negocio de los espectaculares, sea con Vimatek u otras empresas, apuntan hacia la relación confidencial o de negocios con uno de los principales enemigos políticos del actual gobernador Miguel Barbosa Huerta y que fue su secretario de gobernación en los inicios de su mandato, el ex diputado Fernando Manzanilla Prieto, también ex dirigente del desaparecido Partido Encuentro Solidario (Antes llamado Partido Encuentro Social) cuñado del extinto gobernador Rafael Moreno Valle Rosas y concuño de la también extinta gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo. Para el periodista Fernando Maldonado en su artículo titulado 

“Fernando Manzanilla, el conservador de clóset”, afirma que el político es socio del empresario dueño de Vimatek.[1] Hoy, esas estructuras son ejemplo de la ilegalidad y corrupción reinante.

 Datos conservadores indican que existen 813 estructuras útiles para la colocación de publicidad, de las cuales ocho de cada 10 se ubican en la capital y zona metropolitana y, de esas 650, apenas 177 tenían una licencia para funcionar, pero eran permisos anómalos y, en el mejor de los casos, vencidos.[2] Dichas estructuras representan de manera conservadora un ingreso bruto de 30 millones mensuales, con un precio de renta mensual promedio de $37,000.00 cada uno, tomando en cuenta que su costo varía de 30 a 50 mil pesos, dependiendo del lugar en el que se encuentre, sin incluir el costo de la lona. En cuanto al costo de cada espectacular varía de 300 a 350 mil pesos, lo que representa una infraestructura o inversión inicial de 264 millones de pesos.


 Al respecto el gobernador Barbosa abrió un frente anticorrupción y ordenó la clausura de al menos 200 espectaculares, la cuarta parte del total de los instalados. Se supo durante el proceso de clausura, que dichos espectaculares operan en la clandestinidad. La renta y contratación de los espacios se hace al margen de la ley o al menos no se conoce aún los ingresos, que por derechos debieron de haberse cobrado en los gobiernos municipales. Desde luego que el gobernador Barbosa tiene la lista de los involucrados en ell negocio y de las autoridades que permitieron este tipo de corruptelas. 

Una larga lista de los nombres en donde figuran personajes de la fauna política poblana; Marcelo García Almaguer y Gerardo Islas Maldonado, entre otros. Otros “empresarios” de la corrupción serán conocidos, después de que continúen los procesos jurídicos en contra de los espectaculares instalados en Puebla. Al 31 de marzo de 2021 se habían realizado 15 juicios contenciosos, de los cuales cuatro seguían activos y en los 11 restantes el gobierno del estado confirmó su resolución.



 Además de haberse retirado 38 anuncios publicitarios y 35 clausuras. Disposición que se concretó a lo largo de 2021 y continúa en 2022. El gobernador Barbosa afirma que en pasadas administraciones se enriquecieron empresarios y funcionarios vinculados al negocio de los espectaculares, al margen de la ley y que operando en la clandestinidad representaron un flujo económico en dos años de 780 millones de pesos durante 2019 y 2020. Considerando únicamente las 650 estructuras ubicadas en Puebla y zona metropolitana. El 18 de marzo de 2021

 “En Puebla, los espectaculares se convirtieron en gran negocio y en un medio de publicidad dominante para la construcción de opinión pública, de guerra sucia y de control mediático”, sostuvo el gobernador Miguel Barbosa.[3] Pero lo anterior descrito ya es historia, la realidad actual apunta hacia los negocios que se pretenden realizar desde el poder, el reciente, el que cambió apenas hace unos meses y que tiene apenas 160 días de haber iniciado. Sin embargo el mensaje del gobernador fue claro y contundente; “¿No que íbamos a ser diferentes? (...) 


Que no me quieran ver a mí la cara”… un mensaje con destinatario, que tiene la posibilidad de medirle “el agua a los camotes” aunque en el intento tenga que sufrir las consecuencias, las mismas que ahora enfrenta el poderoso titular de la Auditoría Superior del Estado o el ex dirigente sindical del magisterio y ex funcionario aliado, ambos... por cierto en la cárcel. Esta historia continuara… Primera parte. Investigación en proceso. Esta es una versión digital, parcial.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top