Últimas Noticias

9 de marzo de 2022

Madai Hernández: La fortaleza de no dejarse vencer

  




 Puebla .De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 43.4% del total de la población femenina tiene un trabajo y representa al 44.7% de la fuerza laboral de Puebla.


 La Subsecretaría de Empleo y Productividad Laboral indica que, aunque el ingreso promedio de la población ocupada es de 5 mil 500 pesos mensuales, los salarios entre hombres y mujeres pueden tener hasta dos mil pesos de diferencia.



 En el marco del Día de la Mujer, en Ford de México nos enorgullece compartir historias de éxito de personas que son un ejemplo para la comunidad. Madai Hernández es exalumna de la escuela primaria Ford 185 ubicada en Teziutlán, Puebla. Esta escuela fue construida como respuesta al terrible desastre natural ocurrido aquel inolvidable 5 de octubre de 1999, día en el que un alud de tierra acabó con hogares, vidas y sueños. Madai aún recuerda aquellos momentos difíciles. La comunidad estaba devastada y tuvieron que ser reubicados para poder continuar con sus actividades. Mucha gente perdió su casa y las clases se impartían en unas instalaciones prestadas, pero ella sabía que no podía detenerse,



 “Ya viví una tragedia y no me iba a quedar sin hacer nada”. Gracias a su esfuerzo y dedicación, fue parte de la primera generación de la escuela Ford que participó en la Olimpiada del Conocimiento Infantil. Como parte del premio por haber ganado dicha evaluación, el gobierno local le dio la oportunidad de ser Presidenta Municipal por un día. Aquella experiencia le ayudó a darse cuenta de sus dotes de liderazgo y a desarrollar un sentimiento de empoderamiento. A pesar de su corta edad, era plenamente consciente de las carencias y oportunidades de su escuela. Tomó decisiones e hizo sugerencias buscando que las futuras generaciones tuvieran una educación de la mejor calidad posible. 



 Actualmente Madai es gerente de una sucursal bancaria en Teziutlán. Está decidida a seguir triunfando y en sus planes se encuentra seguir adelante sin importar los obstáculos. Constantemente recuerda aquellos difíciles momentos en los que, tan solo después de 20 días de haber estrenado su casa, el desastre natural la derrumbó, “mis hermanos y yo fuimos muy valientes por habernos levantado de esa situación”. Su mensaje va más allá de no rendirse. Considera sumamente importante inspirar a las niñas y mujeres del país para que nunca se sientan incapaces de lograr sus sueños. Es consciente de que los comentarios y tradiciones que existen en México pueden decir lo contrario, pero alienta a probar, a imaginar y a soñar con un gran puesto, con responsabilidades y con hacer un cambio. 


“Yo soy hija, mamá, hermana y también una gran líder de trabajo y todas lo podemos ser”. Ford de México reconoce el trabajo, la dedicación y el éxito de su comunidad. Somos conscientes de que un cambio se puede generar en cualquier lado y por eso siempre apoyamos proyectos e iniciativas que buscan crear una sociedad más completa y exitosa.

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top