Últimas Noticias

19 de enero de 2022

Lo que se sabe sobre el hallazgo de un bebé muerto en un basurero de una cárcel

 





 mexicana  La organización no gubernamental Reinserta cuestionó que las autoridades no tuviesen registro del ingreso y egreso del menor al penal. 



El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, informó que la Fiscalía General del estado ya investiga lo sucedido. Lo que se sabe sobre el hallazgo de un bebé muerto en un basurero de una cárcel mexicana Imagen ilustrativa Petr Svoboda / Legion-Media El hallazgo de un bebé muerto dentro del basurero de un penal del centro de México causó conmoción en el país, en medio de señalamientos sobre la corrupción y las violaciones a los derechos humanos que ocurren comúnmente en las cárceles.



 Los hechos ocurrieron entre el lunes 10 y el miércoles 12 de enero, según las distintas versiones del caso que fue hecho público por una organización no gubernamental que trabaja en favor de las personas privadas de su libertad. De acuerdo a la denuncia, el hallazgo del cuerpo del pequeño –que tenía entre tres días y tres meses de nacido– se habría hecho en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, en Puebla.



 En un comunicado de prensa, la ONG Reinserta alertó que las autoridades de la cárcel de San Miguel están "completamente rebasadas" y son "cómplices de corrupción", dejando en una situación de "autogobierno" a ese recinto penitenciario. "Esta vez lo que se encontró en los botes de basura fue el cuerpo de un bebé de tres meses que fue asesinado al interior del penal cuando ingresó en una visita familiar", informó la organización. 




 Después, la cofundadora de Reinserta, Saskia Niño de Rivera, declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva que el bebé "no vivía en el penal" y que habría ingresado "un día de visita, al parecer con su mamá o con alguna mujer dentro del penal". "Lo que se sospecha es que murió adentro del penal, aún no especifican si fue asesinado o si murió por alguna casualidad, solamente especifican que tiene como una herida en el abdomen", agregó Niño de Rivera. "¿Cómo hacen para que no haya registro que entra un bebé a un reclusorio, un espacio en donde hay personas privadas de su libertad, algunos de ellos incluso acusados por delitos a menores, y que no se registre la salida del bebé?", cuestionó la cofundadora de Reinserta. 




 Versión del gobierno de Puebla El pasado lunes 17 de enero, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, del oficialista Morena, hizo referencia a que había aparecido, en uno de los contenedores de basura del penal de San Miguel, el "cuerpecito muerto de un niño de seis días de nacido". En conferencia de prensa virtual, Barbosa confirmó que el bebé "no nació adentro del penal" y que el cuerpo presentaba una herida. El gobernador informó que la Fiscalía General del Estado de Puebla se encontraba investigando los detalles sobre el "siniestro" caso, incluyendo la identidad de sus padres, quiénes fueron los responsables de "introducir" el cuerpo del bebé al reclusorio y qué autoridad lo permitió. El martes 18, Barbosa declaró que establecerían "responsabilidades contra todos" los involucrados en "lo que pasó alrededor de este inocente, que fue objeto de un abuso satánico por parte de los que lo rodearon". Imagen ilustrativa Condenan a 494 años de cárcel a un asistente pedagógico que abusó sexualmente de 17 niños en un jardín de infantes de México



 Mientras Barbosa informó que la Fiscalía estatal se encontraba indagando el caso, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla abrió un expediente de queja por los hechos registrados el 10 pasado de enero. El órgano autónomo detalló que realizarían diligencias y entrevistas a las autoridades penitenciarias para "establecer las líneas de investigación por presuntas violaciones a derechos humanos que se hubieran suscitado".

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top