Últimas Noticias

30 de noviembre de 2021

La inseguridad le da un mal inicio de gobierno a José Luis Márquez en Zacatlán






Cuitlatlán.

 

Por Fermín Alejandro García.
 Aunque es un político muy experimentado, en los 46 días que lleva José Luis Márquez Martínez como edil de Zacatlán, se empieza a crear la idea de que el problema de la inseguridad pública está rebasando al nuevo gobierno local, el cual fue recibido con una estela de violencia que incluye por lo menos 3 ejecuciones en la vía pública y otros dos intentos más. Algunas voces críticas dicen que se percibe una presunta guerra entre bandas dedicadas al narcomenudeo, actividad que ha crecido a la par del aumento de visitantes de este municipio, que tiene la categoría de Pueblo Mágico. Otros más creen que han sido hechos aislados, pero que no dejan de crear un clima de miedo. Un aspecto que está abonando a la percepción de que la criminalidad está superando al ayuntamiento, es que a José Luis Márquez se le ve más en actividades públicas de la ciudad de Puebla y en municipios vecinos, como Chignahuapan, que en la atención de los problemas urgentes de Zacatlán. Durante el periodo de transición, hubo una reunión de los alcaldes electos de la región para tratar la delicada situación que se vive en el tramo carretero Tlaxco-Tejocotal, en donde se han incrementado los asaltos y secuestros, principalmente de comerciantes y empresarios de la región. Ese encuentro fue encabezado por José Luis Márquez, lo cual hizo suponer que el tema del combate a la delincuencia sería su prioridad y bandera de los primeros días de gestión, lo que no resultó de esa manera. Uno de los primeros actos de gobierno de José Luis Márquez fue aumentar el parque vehicular de la Policía Municipal, mediante un sistema de arrendamiento de patrullas con un famoso empresario que hizo muchos negocios al amparo del gobierno del ex mandatario Mario Marín Torres. 



No obstante, fuera de ese esfuerzo no se nota ningún otro resultado favorable en la materia. Cuando Márquez asumió el cargo –por segunda vez, pues fue edil en la época del gobernador Melquiades Morales Flores—ya había un clima enrarecido en Zacatlán, por hechos delictivos de fuerte impacto en este año. En febrero pasado, el entonces alcalde de este municipio, Luis Márquez Lecona, quien es primo de José Luis Márquez, fue secuestrado y su familia pagó el rescate para su liberación. Esa fue la versión oficial.




 Entre la gente ha surgido la especulación que podría haberse tratado de “un levantón” del crimen organizado para generar una amenaza contra las autoridades locales. Dos meses más tarde, un comando armado de entre 10 y 20 personas llegó al Hospital Regional de Zacatlán para encabezar una misión de rescate de un secuestrador, sentenciado a 50 años de cárcel y que ese día estaba recibiendo atención médica. Como consecuencia de esa fuga cayeron 6 servidores públicos, entre ellos el director de Seguridad Pública, quien fue detenido por una presunta colusión en la fuga del criminal. Lo que llamó poderosamente la atención es que ese funcionario público era Carlos Cárdenas, un experimentado jefe policiaco que pertenece a la llamada Hermandad, que es una mafia de mandos de las corporaciones de seguridad pública que se protegen entre ellos cuando alguien es descubierto como responsable de actividades ilícitas o en faltas administrativas. Otro hecho que impactó en la región fue el secuestro y asesinato del empresario Omar López, quien era concesionario de la Cervecería Corona. Este hombre fue interceptado en la peligrosa carretera Tlaxco-Tejocotal, pese a que intentó huir de sus captores. Su familia pagó el rescate y aún así le quitaron la vida. La victima oficialmente vivía en Chignahuapan, pero también tenía una fuerte influencia y actividades comerciales en Zacatlán.




 Uno de los episodios más comentados que ya le ha tocado lidiar a José Luis Márquez fue el caso de una mujer que fue degollada en la vía pública en una presunta venganza de su yerno. Esta señora era la recepcionista del hotel San Ramón, que es propiedad del alcalde. Dicho asunto parece estar fuera de la orbita del crimen organizado. Sin embargo, ese mismo día, unos 45 minutos después del asesinato de esa mujer un par de sujetos, a bordo de una motocicleta y a unas calles del palacio municipal, dispararon contra dos hombres que lograron correr y ocultarse entre la gente que acudía a un mercado



Eso les salvó la vida. Hace unos días, un hombre llamado Enrique N, que caminaba en el barrio de Ayehualco a eso de las 5 de la tarde, fue alcanzado por dos hombres a bordo de una moto y uno de ellos le disparó en la cabeza y lo ultimó. Y el pasado fin de semana, en el poblado de Tlatempa, el llamado “Sonidero Romántico”, es decir un dj llamado Carlos Melchor, cuando encabezaba la animación de una fiesta le dispararon y lo mataron. Otra vez, el mismo modus operandi, los asesinos llegaron y huyeron en una moto, sin importar que la agresión ocurriera a la vista de mucha gente. Es decir, en Zacatlán han ocurrido asesinatos con todas las características del crimen organizado y frente a mucha gente. Por eso se respira un clima de miedo en este importante municipio de la Sierra Norte
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top