Últimas Noticias

16 de junio de 2021

Calzonzin el gran perdedor del barbosismo

 

Fauna Política Por Rodolfo Herrera Charolet .Calzonzin es uno de los grandes perdedores del barbosismo en los comicios del 2021, en donde se le atribuyeron capacidades de gran operador electoral, es sin duda el exdiputado local y mano derecha del gobernador Miguel Barbosa Huerta.


 El resultado obtenido de candidatos recomendados, no obstante de contar con una poderosa marca partidista, hecho por tierra el mito de la capacidad del operador político, quien demostró su pobre desempeño en los distritos y municipios en los que intervino. La deficiente operación política de Calzonzin en Zacatlán y Chignahuapan, entre otros municipios de la sierra norte, en donde la Alianza opositora obtuvo contundentes triunfos, tiene las siguientes razones: Calzonzin concentro su operación desde de Zacatlán, en donde el municipio y el distrito con cabecera en esa demarcación la ganaron los PRIístas. La alianza de Márquez-Lastiri, aprovechando la deficiencia morenista, entregó la alcaldía a José Luis Márquez Martínez y la diputación a Juan Enrique Rivera Reyes. 



 El error de Calzonzin fue recurrir a los viejos aliados del morenovallismo, al impulsar la candidatura del ex presidente municipal por el PAN en el periodo 2011-2014 en contra del priísta en funciones Luis Márquez Lecona quien buscaba la reelección. Jorge Raúl Hernández Quintero fue derrotado por Pepe Márquez. Raúl de la Llata Mier (primo de Ignacio Mier Velazco) y Calzonzin no lograron articular la operación política para arrebatarle al PRI el gobierno municipal y en su esfuerzo también comprometieron el distrito que sucumbió frente al ex presidente municipal de Chignahuapan impulsado por la alianza VA por México conformada por el PRI, PAN y el PRD. La propuesta de los sesudos operadores barbosistas recayó en el ex priísta, morenovallista,y ex director del Centro Escolar de Chignahuapan, Efraín Carrasco Rodriguez, quien contendió como candidato de Morena y el PT, pese a que no tiene ninguna trayectoria en estos dos partidos políticos. Sin embargo el desastre electoral del experredista Calzonzin es una prueba más de su ineficiencia. Basta recordar que en octubre de 2019 pidió la cabeza del delegado del gobierno federal, Rodrigo Abdala Dartiguez de acusarlo de utilizar la estructura de los “Siervos de la Nación” para infiltrar las elecciones distritales de Morena, acusación que realizó al afirmar que se encontraba recabando pruebas (24 Horas Puebla, 2019). Por su parte el diputado federal morenista, Alejandro Carbajal Hidalgo, acusó a Calzonzin de intentar reventar las asambleas distritales y que grupos cercanos al ex perredista de agredir a militantes del partido, además de pretender desestabilizar el proceso en la Sierra Norte del Estado (Periódico Central, 2019). El resultado final fue que ni recabó pruebas ni sus recomendados se apoderaron de Morena, por el contrario gracias a su intromisión, el partido se sumergió en un caos interno de liderazgos en disputa. 


 En febrero de 2021 Calzonzin sin pruebas acusó de una campaña negra al que llamó “senador precioso” afirmando “que anda por ahí muele y muele en el estado, pero sabe Gabriel que siempre ha contado con nuestra simpatía, con nuestro apoyo y, desde 2017 que llegamos a Morena, Gabriel fue el que me recibió en Morena”, tras finalizar su reunión con el entonces líder del H. Congreso local y “apoyarlo” como aspirante a la presidencia municipal de Puebla (Contrareplica, 2021). El resultado ya es conocido. Ni fue candidato a la presidencia ni repitió como candidato a diputado en la lista plurinominal e impugnó infructuosamente a la candidata que resultó impuesta. Con estas intromisiones y declaraciones ociosas, entre otras muchas más, el resultado es evidente en donde Calzonzin fue el gran perdedor del barbosismo.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top