Últimas Noticias

19 de abril de 2021

La famosa cantante Joan Baez y su origen poblano

 




SIN LÍMITES  . Por Raúl Torres Salmerón *Su padre Alberto Báez nació en Puebla en 1912. La famosa cantante estadounidense, Joan Baez, nacida en 1941 en Nueva York, tiene ascendencia poblana. Su padre Albert Baez nació en Puebla en 1912 y según su acta de nacimiento el nombre original era Alberto. Suprimió la o para aparecer como norteamericano y sin acento el apellido.




 El acta de nacimiento poblana no registra su segundo nombre Vinicio. Joan Baez es definida como cantante figura clave del movimiento de la canción protesta en Estados Unidos durante la década de 1960. Su fama estuvo muy vinculada a su activismo político, el cual le valió algunas estancias en la cárcel. Su oposición a la intervención militar de EU en Vietnam, su lucha contra la discriminación racial y sexual y el apoyo constante al tercer mundo tuvieron un claro reflejo en su música. Grabó infinidad de discos, sus primeras canciones fueron temas compuestos por Bob Dylan, por quien la cantante sentía una gran admiración. Como escribió el notable escritor y periodista, don Víctor Bacre Parra: “En 1963, Joan Báez aupó a Bob Dylan al escenario. Ambos formaron una de las parejas más reconocidas de la época. El dúo Báez-Dylan, más allá de la relación personal que mantuvieron, simbolizó a la perfección la canción de protesta”. Hija de un mexicano y de una profesora de literatura, la juventud de Joan Baez transcurrió en los campus de diversas universidades. 





En Boston aprendió a tocar la guitarra. Su extraordinaria voz, acompañada con acordes de guitarra, eran los rasgos distintivos de un estilo que se popularizó tras su actuación de 1959 en el Newport Folk Festival y la grabación de su primer disco en 1960. Nació en Staten Island, Nueva York en 1941. Joan Baez de 80 años, vive retirada. Tiene un hijo músico llamado Gabriel Harris, nacido en 1969. Su padre, Albert Baez, falleció el 20 de marzo de 2007. Su abuelo paterno, Alberto Baez, dejó el catolicismo para convertirse en pastor metodista y se trasladó a EU cuando Albert tenía dos años, quien creció en Brooklyn, donde su padre predicaba en una congregación de habla española. Albert consideró convertirse en ministro metodista, aunque estudió Matemáticas y Física, convirtiéndose en coinventor del microscopio de rayos X y escribió varios libros científicos. Rechazó trabajar por convicciones personales en el Proyecto Manhattan para desarrollar la bomba atómica, así como en puestos de la industria armamentística, hechos que influyeron en su hija.​ Su madre, Joan Bridge Baez, conocida como Joan Senior o Big Joan, nació en Edimburgo,


 Escocia, en 1913, hija de un sacerdote anglicano y falleció el 20 de abril de 2013, pocos días después de cumplir 100 años. Joan y Albert se conocieron en un baile de la secundaria en Madison, Nueva Jersey y tras contraer matrimonio, se trasladaron a California. Además de Joan, el matrimonio tuvo otras dos hijas, Pauline y Mimi Fariña, también música y activista quien falleció de cáncer en California en 2001. Debido al trabajo de su padre, la familia Baez cambió de residencia muchas veces, vivieron en varias ciudades de EU, Inglaterra, Francia, Suiza, España, Canadá e Irak, donde vivieron en 1951. 




 DESTACADO CIENTÍFICO Residente del paseo marítimo Greenbrae del Condado Marin, California, durante 25 años, Albert Baez murió en un centro de atención para ancianos donde vivió durante tres años. Era conocido como profesor, Al, Abo o Popsy, como una persona cálida y gentil. Nacido en Puebla, México y criado en Brooklyn, se desempeñó como presidente de Vivamos Mejor (Better Living), una organización dedicada a mejorar la calidad de vida a través de proyectos de desarrollo comunitario y educación basados ​​en la ciencia en México. Fue un académico con Licenciatura en Matemáticas de la Universidad Drew, una Maestría en Matemáticas de la Universidad de Syracuse y un Doctorado en Física de la Universidad de Stanford, enseñó física en Drew, Harvard, la Universidad de California en Berkeley, la Universidad de Redlands y Stanford. Mientras estudiaba en Stanford, coinventó el microscopio de reflexión de rayos X, que todavía se usa con fines médicos y para tomar imágenes de rayos X de las galaxias. En 1951, trabajó para la UNESCO y se trasladó con su familia a Irak, donde fue Director de la Misión y profesor de Física en la Universidad de Bagdad. Mientras estuvo destinado en París, se desempeñó como Director de Enseñanza de las Ciencias de 1961 a 1967, creó programas de enseñanza para estudiantes de secundaria. Escribió un ensayo de su vida para la colección Mexican Voices / American Dreams: an Oral History of Mexican Immigration to the United States (1990) editado por Marilyn P. Davis. En 1990, la HENAAC (Conferencia del Premio Nacional de Logros de Ingenieros Hispanos), otorgó a Baez el Premio del Presidente.



 Cinco años después, HENAAC estableció en su honor el Premio Albert V. Baez a la Excelencia Técnica y al Servicio a la Humanidad. ACTA DE NACIMIENTO DE ALBERTO El acta de nacimiento del científico poblano, proporcionada amablemente por la Dirección del Registro Civil del Gobierno del Estado de Puebla, a cargo del abogado Manuel Carmona, señala que Alberto Báez Flores nació en Puebla Capital el 15 de diciembre de 1912 a las 10 de la mañana. Es el acta número 2068, con fecha 18 de diciembre de 1912. 



El Juez del Registro Civil era Gabriel Sánchez de la Vega. El niño fue presentado por su padre, Alberto Báez, de profesión profesor de instrucción de 27 años, hijo del finado Librado Báez y de Adelaida Fonseca. Al presentarlo, dijo que su esposa era Thalia Flores Valderrama, de 27 años, hija de Pedro Flores Valderrama y Emilia Munguía. Su casa era la Letra E de la séptima calle de la Colonia, donde nació el niño Alberto. Los testigos fueron los profesores de instrucción Carlos Laguna y Jorge Manning. En publicaciones norteamericanas, mencionan el segundo nombre de Báez como Vinicio, pero no está registrado como tal en el acta de nacimiento poblano. Seguramente lo adoptó al nacionalizarse como estadounidense. En fin, como cantaba Joan Báez la canción We Shall Overcome, traducida como Venceremos, la canción de protesta más famosa: Vamos a vencer, vamos a vencer. Algún día venceremos. Oh, en lo profundo de mi corazón se que sí creo. Algún día venceremos. Estaremos bien, estaremos bien. Algún día estaremos bien. raultorress@hotmail.com
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top