Últimas Noticias

18 de abril de 2021

Cuando los testículos hablan…

 



Cuando los testículos de una persona salen a relucir, sin duda exhibe la persona sus peores vicios.


 La frase usada por un probable candidato del partido oficial MORENA al que le fue retirado el registro por no presentar su informe de gastos de pre-campaña, pero que también está acusado de presuntas violaciones, acosos y hostigamiento sexual en contra de mujeres, exhibe el nivel del personaje que quiere ser gobernador. “(…) y que no le rasquen los huevos al toro, porque nos van a encontrar (…)” fue la frase textual que encarna, machismo, prepotencia, violencia, desprecio por la ley. Imaginé entonces el uso de esta frase, traspolada y utilizada como modelo que actúa en nombre de actos deleznables y muy poco confiables. ¿Cuántas veces la habrán dicho cuando decidieron cancelar la obra del aeropuerto de Texcoco, sin importarles que representaba un costo -que después supimos- de más de 331 mil 966 millones de pesos? O qué tal que la usaron para que la 



¿Auditoria Superior de la Federación días después de dar a conocer esta cantidad, mejor la “aclarara” y dijera que había “inconsistencias”? 



 Habrá sido la frase que ha sostenido la construcción del “Tren Maya” ¿aunque voces diversas de expertos/as e indígenas han mencionado sobre los daños al medio ambiente, hablan de deforestación de 2 mil 500 hectáreas de selvas, de los impactos en áreas naturales protegidas y conflictos por tenencia de la tierra que se han generado en su paso? Han pensado que tal vez esta frase antecede siempre cuando no quieren escuchar las voces que plantean la necesidad de reabrir empresas, crear empleos, impulsar inversiones, comprar medicamentos, cuando suben el precio del gas, la gasolina, la luz y de los productos de la canasta básica y muchos etcéteras. 




Será que aunque hubieran querido aplicarla para la pandemia, ahí si no pudieron, porque muchos mexicanos/as empezaron a morir de Covid, se vieron obligados a asignar recursos públicos para la compra de las vacunas. ¿Será que esta frase unida a la perversidad de a quien se le ocurrió, haya originado la presentación y aprobación de ese artículo transitorio para ampliar el período del actual Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sin importar que no sólo violenta a la Constitución, violenta también a los Congresos de los estados de todo el país, que conforman el Constituyente Permanente? Esta frase tan vulgar, tan soez, exhibe absolutamente también, el pensamiento machista- patriarcal que tiene a las mujeres en los más altos porcentajes de violencias. Escucharla me remitió automáticamente al lenguaje de los abusadores, bravucones, pendencieros. Esos que seguramente la usan antes de gritar, acosar, hostigar, tocar o violar a mujeres y niñas y, cuando ejercen contra ellas cualquier tipo y modalidad de violencia aun cuando las asesinen o las desaparezcan. Por aquello de la amenaza también mencionada “…si no soy yo, no es nadie…” Para algunos como el señor que hoy actúa como presidente nacional del partido Morena, estas frases resultaron “dicharacheras” que así le gusta al pueblo aseguran. ¿Cómo entonces siquiera pensar en encaminar un nuevo modelo masculino para detener las violencias contra las mujeres cuando el lenguaje es básico? Las palabras, convertidas en discursos de odio, son por sí mismas, un elemento que lleva enojo, furia, que se convierte en todos los casos en violencias. Todo grave.






 Ese discurso de odio en contra de personas e instituciones ¿será la forma actual para mostrar “fuerza” versus “machismo”, “masculino” versus “fuerza”, superioridad, o, para que se vea donde está la jerarquía de poder o se note quien es el que manda? Jerarquía que por cierto esta persona ha demostrado tiene incluso sobre el mismísimo presidente López Obrador. Tan solo esto debiera ser considerado como uno más de los argumentos para ratificar la anulación de su registro como candidato y para impedirle ocupar cualquier cargo público, porque ha demostrado que es un peligro y con ello seguro que no le estarían violentando ningún derecho. O será que aquí aplica eso de ¿“hombres-amigos” “hombres-cómplices”? que yo más bien diría: “machos-amigos” “machos-cómplices”, ¿O se trata de eso que los que saben llaman hipersinceridad demagógica que dicen ellos que le gusta mucho al pueblo de México? Señores, el pueblo de México es inteligente, sabe que merece respeto y que respeta. Y si no saben cómo hacerlo, hay que enseñarles a respetar. 

 En muy pocos días podemos dar la lección, el domingo seis de junio, con nuestros votos. Bien dice el Dr. Ugalde “no se puede apaciguar al tirano con razones o buenos modales, sino con votos.” Ni un voto para todos estos personajes y sus partidos que los postulan. Para que aprendan a respetar. rgolmedo51@gmail.com @rgolmedo Palabra de Mujer Atlixco rociogarciaolmedo.com

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top