Últimas Noticias

19 de febrero de 2021

ESCÁNDALOS DEL PMC ESTÁN A PUNTO DE DERRIBAR A FERNANDO MORALES DE UNA PLURI

 

CUITLATLÁN -FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA0 Se dice que el costo de la crisis en que ha caído el Partido Movimiento Ciudadano (PMC) tiene en vilo al dirigente estatal de esta fuerza política, Fernando Morales Martínez, quien corre el riesgo de perder la candidatura plurinominal a diputado federal que tenía asegurada y que le deba posibilidades reales de volver a tener, por enésima vez, una curul en San Lázaro.




 Y es que en las últimas cinco semanas cayó la buena estrella que Morales Martínez tenía ante la dirigencia nacional del PMC, en donde hay un fuerte disgusto de que Puebla se ha convertido en el epicentro de los escándalos para este partido, sobre todo por el tema de José Elías Medel Galindo, un político de San Martín Texmelucan que ha exhibido presuntos rasgos de pederastia contra su menor hija y que es asunto que ha escalado a la opinión pública del país. El hijo del exgobernador Melquiades Morales Flores había conseguido colarse al tercer lugar de la lista de candidatos plurinominales del PMC, que aunque con dificultades le daba muchas oportunidades de volver a ser diputado federal. Ahora, se valora quitarlo de esa posibilidad o de relegarlo en el orden de los aspirantes que buscan llegar a San Lázaro por la vía de la representación plurinominal. La crisis que vive el PMC se debe a dos factores: que muchas de las candidaturas a diputados locales y alcaldes se han estado vendiendo, ofreciendo al mejor postor, bajo el argumento de que el supuesto dinero solicitado no es un soborno, sino es una “aportación” para el fondo común de campañas electorales. Por esa razón se han colado como aspirantes personajes con pésima reputación, cuyo único mérito es pagar los fondos que les piden. 




 El segundo factor es la constante ausencia de Fernando Morales de su labor de presidente local del partido. Pocas veces se involucra en los asuntos nodales del PMC, pues todas esas labores se las ha delegado a Ernesto Guerrero, un exdirigente del PVEM, que ahora es quien está al frente de la organización. Por esa razón no hay un trabajo ético y eficiente de reclutamiento de buenos aspirantes para ser candidatos a cargos de elección popular. Los problemas de quien fuera un destacado político morenovallista iniciaron hace cinco semanas cuando Carlos Alberto Morales renunció a la coordinación parlamentaria del PMC en el Congreso local y a su militancia en este partido, tras denunciar que había venta de candidaturas a alcaldes. Luego hace un par de semanas surgió el dislate de promocionar a Manlio López Contreras, un empresario de medios de comunicación, como aspirante a edil de Puebla por el PMC, pese a sus antecedentes de violencia política de género y enfrentar denuncias de robo, extorsión y amenazas contra un importante productor de medios audiovisuales. Y ahora, el peor escándalo de todos, que ha sido el comportamiento de José Elías Medel Galindo, un abogado que le gusta mostrarse en redes sociales con fotografías en las que sexualiza a una niña, que es su hija. Antes ya había tenido otros alborotos. Lo grave de toda esta situación es el silencio sepulcral que guarda Fernando Morales Martínez, que no dice ni letra sobre la ola de escándalos que azota al partido que dirige.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top