Últimas Noticias

14 de septiembre de 2020

Gibran, Delgado, Polevnsky y Muñoz Ledo: la lucha por Morena




José Luis Camacho Acevedo


Morena debe decidir en unas semanas quienes serán los perfiles que los guiaran rumbo a las próximas elecciones, simbólicas, por cierto, ya que son las primeras sin el apoyo en las boletas de su líder moral Andrés Manuel López Obrador.

La sucesión en Morena se ha complicado, llevan meses entrampados en como decidir quién será el o la próxima dirigente del partido, tanto se complicó que el INE intervino, y eso resulta molesto e incómodo, pero antes el mismo presidente trató de calmar los ánimos, sin mucho éxito.

Morena no ha podido “soltar” a López Obrador, la falta de liderazgos se suma a los egos desmedidos. El partido que llevo al presidente al poder podría terminar como el PRD, deben aprender a escucharse y llevar a la dirigencia a quien mejor los pueda guiar.

Este fin de semana el INE acortó de 105 a 71 las candidaturas para la Presidencia y Secretaría General del partido. Pero para fines prácticos son solamente cinco los que están en la carrera. Se trata de Gibrán Ramírez, Porfirio Muñoz Ledo, Mario Delgado, Alejandro Rojas Díaz Durán y la única mujer Yeidckol Polevnsky.

¿Pero quiénes son y que proponen?


GIBRÁN RAMÍREZ

El más joven de los candidatos, pero también el que mejor retorica ha demostrado, por su edad ha sido desdeñado, aunque eso quizás sea lo que más necesita Morena, políticos capaces de sacar unas elecciones sin estar atado a compromisos del pasado.

Es el único candidato que hasta el momento ha presentado un programa completo para retomar el rumbo del partido, siendo cinco las más urgentes. La más importante se refiere al fortalecimiento de decisión de candidaturas con un fuerte departamento de encuestas.

“Se acabaron las cuotas, que compitan todas y todos por las candidaturas, todas las expresiones y grupos, pero que se dejen de comportar como corrientes y cacicazgos”, afirma Ramírez Reyes.

Además, propone un observatorio de gobiernos locales estatales que no sólo busca observar y cuestionar a las personas que incumplan los principios de la 4T, más bien se trata de autoanalizarse para mejorar el rumbo cuando se sienta perdido.

MARIO DELGADO

El candidato más cercano al canciller Marcelo Ebrard, el actual líder de la bancada morenista en San Lázaro, Mario Delgado se acompaña de Donají Alba, quien aspira a la Secretaría General.

Según sus palabras en su proyecto busca continuidad al proyecto impulsado por el presidente López Obrador: “de lo que se trata es de tener un partido para que siga la lucha contra la corrupción, para que siga la lucha contra la desigualdad, contra la pobreza, para que logremos pacificar al país y que no haya más violencia contra las mujeres”, enfatizo Delgado en uno de los discursos en sus asambleas.

Delgado llamó a la unidad del partido pues aseguró qué hay grupos formados por “la corrupción” que están uniéndose y lazando ataques en contra del presidente y el proyecto de nación que se ha impulsado desde Morena, esquema que insistió, no debe detenerse.

PORFIRIO MUÑOZ LEDO

Es el candidato con más experiencia, un viejo lobo de mar en la política, quien cuenta con más aliados fuera y dentro del partido, y también el personaje que más se ha enfrentado con López Obrador y algunas de sus decisiones.

La confrontación ente Muñoz Ledo y Ricardo Monreal por la dirigencia del Senado, nos mostró al personaje que es capaz de confrontarse con la gente de su propio partido con tal de mantener el poder.

Después desafió a Marcelo Ebrard y línea que se trazó para tener una relación sostenible con el gobierno de Donald Trump.

A Muñoz Ledo le faltan las formas y la diplomacia, además de que con los años ha acumulado muchos compromisos y formado parte de muchas alianzas, varias poco afines a la ideología de la 4T.

YEIDCKOL POLEVNSKY

Durante su etapa como líder nacional de Morena en funciones de secretaria del partido, demostró que carece se liderazgo, por la simple razón que se crearon muchos grupos parecidos a las tribus del PRD.

A Polevnsky la cegó el poder y ambición, no pudo y no quiso trabajar en equipo y en miras de fortalecer a Morena rumbo a las elecciones de 2021, en su lugar se encaprichó y cometió algunos graves errores, como mantener la candidatura de Miguel Barbosa a la gubernatura de Puebla, un personaje que ha demostrado que le falta mucho para saber gobernar.

ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN

A pesar de ser el movimiento base, popular, y el más importante de la historia contemporánea; Morena hoy en día no se ha colocado como un soporte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador; ha sido un bulto, una carga para él, sostiene Alejandro Rojas Díaz Durán, en uno de sus discursos.

Y tiene razón, sin embargo, al candidato de Ricardo Monreal le ha faltado crear alianzas con las bases morenistas que no se identifican con su proyecto, ya que ellos mismos la tachan de “minoría radical”, en lugar de sentarse a dialogar y generar acuerdos.


Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top