Últimas Noticias

30 de agosto de 2020

La exacerbación. Por Soleares. De Jesús Manuel Hernández





El país enfrenta una serie de escenarios donde la exacerbación de las diferencias aflora por todas partes y da paso a una especie de nueva religión donde el pueblo, finalmente depositario del poder, ha sido facultado por el sacerdote supremo para poner en el banquillo de los acusados a quienes se considera culpables de corrupción e incluso de traición a la patria.

Algunos analistas han comparado el asunto a la bíblica escena donde Poncio Pilatos se lava las manos y pone a Jesús frente al pueblo judío para condenarlo o liberarlo.

El discurso del presidente López Obrador ha logrado un fuerte impacto, ha hecho volver los reflectores a la escena política y dejado de lado las cifras de la malévola pandemia que acosa y deprime a los ciudadanos y siembra un caldo de cultivo para cambiar las preferencias electorales.

El tema final del aceleramiento de la exacerbación es uno solo y no tiene que ver con la salud, solamente con el control del poder en 2021. Si López Obrador, que no precisamente MORENA, pierde el control de la Cámara de Diputados y los congresos o gubernaturas en juego, las opciones de reelección ideológica del 2024 habrán sido descalabradas.

Por eso es importante el tema de la consulta para juzgar a los ex presidentes, a sus tres enemigos, a quienes patrocinaron las derrotas de las pasadas elecciones en contubernio con el viejo sistema de complicidades donde lo mismo, partidos, capitales, mafiosos y poderosos dieron el sí para impedir el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas y del propio Andrés Manuel.

Esta vuelta del timón del presidente y su estrategia para reposicionarse es sin duda valiosa y efectiva. Y empieza a ser tomada como ejemplo en los Estados.

Ahí está el caso de Puebla, donde Barbosa Huerta saca un as sobre la mesa de juego político local y denuncia a 10 ex secretarios de pasadas administraciones, y cuya fama pública en la mayoría deja mucho qué decir y seguramente algo se encontrará.

El ambiente nacional, y estatal, por ende, pasa por confrontaciones, la mesa de discusiones ha dejado de valorar si nos ponemos el cubre bocas o no, si López-Gatell lo ha hecho bien, si la vacuna servirá, si la reactivación económica es correcta, etcétera.

El tema es, saber si deben ser juzgados los ex presidentes, se alienta el fuego, y qué mejor tema para asegurarse el triunfo en el 2021.

O por lo menos, así me lo parece.losperiodistas.com.mx@gmail.com
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top