Últimas Noticias

5 de julio de 2020

El tripack de “Chelo”. Por Soleares. Por Jesús Manuel Hernández




Corrían los tiempos del inicio del gobierno de Rafael Moreno Valle, su asesor personal, amigo, cómplice, Marcelo García Almaguer, hoy protegido por el fuero de legislador en Puebla, pese a sus orígenes regios, propuso una estrategia para el control de los medios de comunicación.

De hecho, lo había intentado cuando Moreno Valle ocupó la Secretaría de Finanzas con Melquíades Morales Flores. Marcelo, conocido en el grupo íntimo como “Chelo” aunado a Jorge Aguilar Chedraui idearon la forma de “medir” los convenios que el gobierno tenía con los medios, asunto que le provocó fuertes dolores de cabeza a Mauro González Rivera y por ende al mismo gobernador.

Finanzas quería controlar los apoyos económicos, formales o no, a través de los convenios medibles, tuvo que intervenir en aquella época Jesús Morales Flores, para frenar al “joven Rafael”, así le decían.

Por eso al inicio de la gestión morenovallista “Chelo” actualizó su propuesta y creó lo que se llamó coloquialmente “el tripack”, el control de los tres convenios con medios de comunicación de Puebla firmados por el Gobierno, el Ayuntamiento y la BUAP.

De esa forma, todo el dinero que fluía en anuncios era administrado por un solo criterio favorable siempre a los deseos presidencialistas del finado gobernador.

El tripack se mantuvo los seis años de Moreno Valle, pagaron justos por pecadores, fueron sacrificados columnistas, reporteros y editorialistas que no se ajustaran a los lineamientos o la censura de “Chelo”, pues el tripack corría peligro y los medios lo resentían económicamente. Anécdotas sobran, se llenarían muchas páginas de las presiones para evitar la crítica.

Cuando Antonio Gali ganó la Presidencia Municipal intentó modificar con los convenios dentro del tripack y hacer los propios, pero fue presa inmediata de las intrigas de “Chelo”.

Lo mismo le sucedió a Luis Banck, quien tenía amigos en el periodismo que le habían contado del tema, y poco pudo hacer para reponer las relaciones, pues el poder de “Chelo” era del tamaño de su cercanía con Rafael.

Siendo Gali gobernador hubo modificaciones a los criterios de censura asunto que le costó la crítica en los medios y columnas operados por “Chelo” García.

De la oficina de “Chelo” salieron las iniciativas para fomentar las apariciones de medios alternos, como las revistas que se hicieron famosas por aparecer en los espectaculares, con nula circulación, pero usados para la divulgación de los personajes que el morenovallismo quería posicionar en sus planes de creación, expansión y control de la clase política.

Socios del proyecto de “Chelo” fueron Luis Maldonado y Jorge Benito Cruz Bermúdez, ambos unidos en el tema del 5 de Mayo, el primero por cuestiones ideológicas y de la logia, veracruzano de origen, el otro, porque nació un 5 de mayo en la Ciudad de México.

El tripack fue usado para golpear a los poblanos, para deshacer estructuras que no podían controlar y todo bajo la dirección de tres funcionarios morenovallistas que no nacieron en Puebla, uno ya finado, los otros dos protegidos por el fuero, de legislador y magistrado.

Ahora que el gobernador Miguel Barbosa ha enviado la iniciativa de reforma de ley para el uso de la publicidad en espectaculares, autobuses de pasajeros, taxis, portadas de revistas, etcétera, los poblanos debíamos agradecerle que por fin se terminará con el imperio del tripack de “Chelo” García.

O por lo menos, así me lo parece.losperiodistas.com.mx@gmail.com
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top