Últimas Noticias

27 de julio de 2020

Descubre un pequeño hematoma en el tobillo, no le presta atención y resulta ser un síntoma de un agresivo cáncer


John Haywood, inspector en jefe de la Policía del condado de Gran Mánchester, pensó que se trataba de un simple capilar reventado como resultado de su actividad física, pues solía correr y montar bicicleta.

Gettyimages.ru
Un policía de Reino Unido que notó la aparición de un hematoma en el tobillo descubrió que padecía de un tipo poco común de cáncer.

John Haywood, inspector en jefe de la Policía del condado de Gran Mánchester, se percató de la extraña mancha en su pierna en 2019, pero no le prestó mucha atención y pensó que se trataba de un simple capilar reventado como resultado de su actividad física, pues solía correr y montar bicicleta. Sin embargo, el hematoma, inicialmente del tamaño de una moneda no muy grande, comenzó a crecer y no desapareció en el transcurso de seis meses; fue entonces cuando decidió acudir al dermatólogo, recoge el diario Manchester Evening News.

‘It wasn’t sore or raised or itchy, it just looked like a bruise or maybe a burst capillary’ https://t.co/4ACMkoz06W

— Metro Lifestyle (@MetroUK_Life) July 23, 2020
En septiembre de ese mismo año, luego de una biopsia, lo diagnosticaron con sarcoma, un tumor propio de los tejidos blandos (músculos, tendones, vasos sanguíneos, tejido adiposo) cuya forma maligna, aunque de baja incidencia, es agresiva. Al mes siguiente, los médicos le detectaron otro tipo de cáncer conocido como linfoma, que afecta células de la sangre asociadas al sistema inmunitario.

Haywood, de 46 años, y su esposa, Claire, quien trabaja en un organismo dedicado al tratamiento del cáncer, confesaron que lo más difícil de todo fue contarle sobre la enfermedad a su hija de ocho años. "Tuvimos que sentarnos con Eleanor [la niña] y decirle que su papá tiene cáncer. Pensamos que era lo correcto. Ella es más consciente de esa enfermedad debido a lo que hace Claire", cuenta John.


Chief Inspector spotted a tiny bruise on his ankle - it turned out to be cancer - thanks to ⁦@MENnewsdesk⁩ for sharing hoping it goes some way to helping others. https://t.co/1I41kO3ZtO

— John Haywood (@haywoodgmp) July 22, 2020
Este uniformado tuvo que dejar su trabajo temporalmente y someterse a dos cirugías para extirpar el sarcoma y en marzo pasado recibió quimioterapia para tratar el linfoma. Tres meses después, la familia Haywood recibió la noticia de que el tratamiento para esta última dolencia había sido todo un éxito.

ADVERTENCIA: LA SIGUIENTE IMAGEN PUEDE HERIR SU SENSIBILIDAD

#WorldCancerDay & heading for surgery again shortly. Guess where they’re operating 🤔 ⬇️hoping for clear margins this time 🤞🏻🤞🏻 grateful for all the support and messages 🙏🏻 #letsdothis 👊🏻 pic.twitter.com/Djg72AeWMJ


— John Haywood (@haywoodgmp) February 4, 2020
No obstante, en lo que respecta al sarcoma su lucha aún continúa. Esta semana, John comenzará sesiones de radioterapia de cinco semanas para intentar erradicarlo. Por el momento, el británico intenta mantener un estilo de vida activo y ha hecho pública su historia en Twitter para hablar sobre su tratamiento y todos los pormenores de su enfermedad. Se siente optimista respecto a su futuro y además de apoyar a varias organizaciones benéficas contra el cáncer, su esposa ha comenzado a participar en eventos benéficos para recaudar dinero con ese propósito, para otros que pasan por su misma situación.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! RT
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top