Últimas Noticias

25 de junio de 2020

La batalla que perdió el general Ignacio Zaragoza


SIN LÍMITES 

Por Raúl Torres Salmerón

*La poblana Carmen Serdán aparecerá en los nuevos billetes de 1000 pesos


El general Ignacio Zaragoza, héroe de la Batalla del 5 de Mayo de 1862, perdió otra batalla en el año 2006, cuando el Banco de México cambió los billetes de 500 pesos. Perdió ese año también, la Iglesia Católica poblana, pues desaparecía la Basílica Catedral de Puebla dedicada a Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.

Ahora que el Banco de México anunció la puesta en marcha de nuevos billetes, la batalla la perdió Zaragoza pese a los esfuerzos del Gobierno del Estado, el Congreso del Estado, la bancada poblana en la Cámara de Diputados y el Ayuntamiento de Puebla Capital.

Como de costumbre, los nuevos billetes contarán con los elementos de seguridad, incluso habrá un billete de 2 mil pesos, pero afortunadamente, una heroína poblana, Carmen Serdán Alatriste aparecerá en el nuevo billete de mil pesos, compartiendo créditos con Francisco I. Madero y Hermila Galindo Acosta, feminista duranguense simpatizante del maderismo.

Habrá billetes de 20, 50, 100, 200, 500, 1000 y 2000 mil pesos. Los nuevos billetes de 1000 y 100 pesos se pondrán en circulación en el primer y segundo semestre de 2020 respectivamente, y el de 50 pesos se emitirá en el primer bimestre de 2022.

IGNACIO ZARAGOZA PERDIO

En 1994 se puso en circulación una nueva emisión de billetes y en uno de 500 pesos apareció la imagen de Ignacio Zaragoza, el héroe de la Batalla de Puebla y al anverso la Catedral Angelopolitana y que estuvo en circulación hasta 2010.

Fue el 30 de Agosto de 2006, cuando el gobierno federal panista de México y su Banco Central le ganaron la última batalla al general Ignacio Zaragoza. Otra damnificada por la medida fue la Iglesia Católica de Puebla, la catedral fue la primera construcción magnificente que se hizo en América y se adelantó a la Metropolitana de México, de estilo herreriano, llamado así por el arquitecto Juan de Herrera, quien construyó El Escorial en España.

El general Zaragoza ya en retiro, fue sustituido en el billete por Diego Rivera y Frida Kahlo.

El 27 de Septiembre de 2006, en el sexenio de Vicente Fox, el diario El Universal publicó que a partir de octubre iniciaba la circulación de una nueva familia de billetes en México.

El diario La Jornada, ese mismo día publicó: “El general Ignacio Zaragoza, héroe de la lucha contra la invasión francesa, pasará a retiro. Será relevado por Diego Rivera y Frida Kahlo, dos de los artistas mexicanos más representativos del siglo XX”.

PROTESTAS DEL ALCALDE DOGER

En 2006, ante la inminente derrota del héroe de la Batalla del 5 de Mayo, las fuerzas políticas poblanas dieron la batalla, pero solamente retrasaron un año la puesta en marcha de los nuevos billetes.

El Cabildo del Ayuntamiento de Puebla Capital, encabezado por el alcalde Enrique Doger, hizo pública una protesta el 17 de octubre de 2006 por el retiro de la efigie del militar Ignacio Zaragoza y la Catedral de Puebla de los billetes de 500 pesos.

Otra protesta que solo difirió la medida, fue del Congreso de la Unión. Ese año, el Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI de Puebla en la Cámara de Diputados, Mario Mendoza Cortés, presentó un punto de acuerdo para exhortar al Banco de México a no sustituir la efigie del héroe nacional General Ignacio Zaragoza, por la de los pintores Diego Rivera y Frida Kahlo.

Al Congreso le preocupó la ligereza con la cual el Gobernador del Banco de México pretendía desplazar los valores del México Heroico “pues la batalla de Puebla –decía el punto de acuerdo-- fue un logro glorioso para los mexicanos, porque se venció a los invasores franceses; porque los antecesores patriotas fueron capaces de hacer un solo frente contra el ejército más poderoso del mundo; hechos que hoy en día algunos funcionarios sin patria y sin memoria, motivados por intereses ajenos o mezquinos pretenden olvidar.

“Este tema no solo es de ideologías, de republicanos o demócratas, de conservadores o liberales; sino un intento de suplir a uno de los más grandes héroes nacionales y mermar el ánimo patriótico de los mexicanos. Sustituir al General Ignacio Zaragoza es también sustituir en parte a Benito Juárez, es un paso más para dejar de lado la historia de nuestro país; es mostrar a los extranjeros que los mexicanos ni siquiera somos capaces de defender nuestras raíces, nuestra identidad y la honra de nuestros mejores hombres”.

Pero, según el Banco de México, el general Ignacio Zaragoza, la Iglesia Católica y los poblanos perdimos esta vez la batalla. Pudo más el neoliberalismo y el panismo, que la tradición y la historia del único héroe mexicano ganador de batallas. Fue más triste todavía que el Gobierno Federal y los panistas aprobaran ese tipo de medidas.

El Banco Central replicó a los diputados federales en noviembre de 2008 que de acuerdo a su Ley Orgánica, contaba con autonomía para decidir el tipo de papel moneda y la denominación de los billetes que pone en circulación y que su Junta de Gobierno era la única facultada para decidir el diseño de los billetes en cuestión.

De este modo se escribió la historia el gobierno federal. Ignacio Zaragoza, quien pasó a retiro, al igual que la Catedral de Puebla.

En fin, como escribió Ramón de Campoamor (España, 1817-1901), en su poema Las Dos Linternas:

De Diógenes compré un día

la linterna a un mercader;

distan la suya y la mía

cuanto hay de ser a no ser.

Blanca la mía parece;

la suya parece negra;

la de él todo lo entristece;

la mía todo lo alegra.



Y es que en el mundo traidor

nada hay verdad ni mentira;

todo es según el color

del cristal con que se mira.



raultorress@hotmail.com

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top