Últimas Noticias

19 de mayo de 2020

Felipe Calderón y su best seller: el silencio de los inocentes

José Luis Camacho Acevedo



El bestseller de Calderón circula gratis en muchas redes sociales.

FCH

La noticia de que las parrafadas de Felipe Calderón a las que el resentido expresidente bautizó (con muy poca imaginación, por cierto) con el nombre “decisiones difíciles”, título literalmente plagiado de una edición de Hillary Clinton, no mencionan para nada cuestiones que debe aclarar como la manera en que le carranceó la candidatura presidencial a Santiago Creel; ni como se robó ya en el 2006 las elecciones que, sin duda, ganó Andrés Manuel López Obrador y menos de sus conversaciones con Genaro García Luna sobre sus relaciones con el narco o del montaje que realizaron de la captura de los secuestradores Florence Cassez e Israel Vallarta (quien después de 14 años sigue sin ser sentenciado, recluido en el penal de Puente Grande, y que actualmente se encuentra en un hospital infectado del Covid-19) trajo a la memoria el título de la película El Silencio de los Inocentes, (The Silence of the Lambs, 1991, dirigida por Jonathan Demme y protagonizada por Anthony Hopkins y Jodie Foster) de plano ya no pasa a ser una mera vacilada.
El best seller de Calderón circula gratis en muchas redes sociales.
Pues a propósito de tratar de tomarle pelo a los inocentes, recuerdo una de las más célebres humoradas de mi paisano Jorge Ibargüengoitia, cuando escribía en las páginas editoriales del Excélsior en la época de Julio Scherer en la que, con todo el humor cáustico que poseía el recordado novelista de Los relámpagos de AgostoMaten al LeónEstas Ruinas que Ves o Los Pasos de López (un López que nada tiene que ver con López Obrador sino que era el nombre que en la novela identificaba al cura Miguel Hidalgo) y que decía, cito de memoria, más o menos, lo siguiente:
“Cada fin de año, cerca del día de los inocentes, Don Julio Scherer me invitaba para pedirme una opinión sobre el contenido del periódico y en particular sobre su personal estilo de dirigirlo.”
“Yo sabía que esa invitación era una cortesía de Don Julio y que en realidad mi opinión sobre el periódico le importaba algo, pero nunca lo suficiente para que influyera en criterio editorial.”
Y eso lo publicó Ibargüengoitia en su espacio semanal del diario más influyente de México en aquellos años.
… El día de los inocentes, repetía Jorge para dejar muy en claro que agradecía la cortesía de su director, pero que nunca se creyó lo de que su opinión pudiera ser importante para redefinir una línea editorial tan importante e influyente como la del Excélsior al que mató de una manera el autoritarismo de Luis Echeverría.
Ahora el no menos autoritario que fue Felipe Calderón cuando ejerció el poder, y que por lo visto en sus declaraciones recientes sigue emocionalmente resentido, trata de crearse un mundo de ficción que muy bien pudiera llamarse El Silencio de los Inocentes.
Calderón en su texto no menciona la manera en que arrebató la candidatura presidencial del PAN a Santiago Creel Miranda por inventar que era el personero de Marta Sahagún. Algo que hizo en contubernio con el ex gobernador de Jalisco Emilio González Márquez.
Y, por supuesto, que tampoco Calderón en su best seller hace mención al hecho de que el instituto electoral, entonces a cargo del pupilo de Elba Esther Gordillo, Luis Carlos Ugalde, realizó el prodigio de darle vuelta a las tendencias que la noche de la elección de julio de 2006 favorecían al político de Macuspana para declarar vencedor ¡por menos de medio punto porcentual de diferencia! al prócer del “haiga sido como haiga sido.”
Y menos menciona en su texto mentirosa y exculpatorio, teniendo en cuenta el juicio que libra en una corte de Nueva York su principal aliado político y económico, Genaro García Luna, nada para rebatir ninguna de las múltiples filtraciones que han circulado sobre sus conversaciones con el ahora detenido en las que tocaban el delicado asunto de sus contactos con el narco.
En fin, parece que en tiempos del Covid-19, hasta Felipe Calderón piensa que estamos tan llenos de pánico por la pandemia, que nos puede ver la cara de pendejos publicando un libro que en realidad debió titular El Silencio de los Inocentes, sin incurrir en el plagio al texto de Hillary Decisiones Difíciles.

EN TIEMPO REAL

  1. El día de ayer en una entrevista inteligible y cantinflesca, que dio al periodista Joaquín López-Dóriga, la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle trato de convencer al amplio auditorio del comunicador, que su decreto sobre las energías limpias no ahuyenta a la inversión extrajera.
Sin embargo, ha sido tan poco clara, que urge que el presidente López Obrador le comisione a la Sener, por unos días, al Dr. Hugo López- Gatell para que el epidemiólogo explique con mayor claridad de que se trata el famoso decreto.
Rocío Nahle
Rocío Nahle.Cuartoscuro
Ya que la claridad no es el fuerte de Nahle.
2. Ayer el líder provisional nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar envió una iniciativa para que el INEGI tenga las facultades de medir la riqueza, tal como ya se hace en otros países.
ramirez cuellar
Ramírez CuéllarEspecial
Sin embargo llamó la atención un punto en la iniciativa: “el INEGI debe entrar, sin ningún impedimento legal, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas. Cada dos años debe dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano. El INEGI también debe tener acceso a la cuentas del SAT y a toda la información financiera y bursátil de las personas”, propone Morena.
Es decir, el INEGI podrá revisar libremente y hacer públicas las propiedades, cuentas bancarias, inversiones e ingresos de cualquier mexicano. Es una propuesta inconstitucional, ilegal y muy estúpida, como afirma el economista Mario di Costanzo.
3, El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, aseguró este domingo en videoconferencia que no pudo evitar que Eduardo Vega Zamora, director de Bienestar del municipio de Ensenada celebrara su boda el pasado sábado 16 de mayo pese a restricciones por coronavirus, luego de que fueran difundidas a través de redes sociales las imágenes del evento que convocó a decenas de invitados.
jaime-bonilla-scjn
Jaime BonillaOmar Martínez / Cuartoscuro
Durante el reporte diario del jefe del ejecutivo local para informar a la población sobre el avance del virus, señaló que recibió un comentario sobre la celebración que se llevó a cabo en Ensenada, al que asistieron alrededor de 100 personas: “Mal hecho, pero también no les podemos decir a las personas que no se casen. Creo que tuvo muy pocos invitados de por sí, pero de todas maneras, se ven muy mal, sobre todo por ser funcionario del Ayuntamiento de Ensenada", sostuvo.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top