Últimas Noticias

12 de abril de 2020

“Algo es algo”

Abril 12 de 2020

Por Soleares

De Jesús Manuel Hernández


Por Jesús Manuel Hernández



En los últimos días han circulado a nivel nacional los resultados de varias encuestas sobre el posicionamiento de los gobernadores de las entidades del país, incluido el presidente, respecto a la pandemia. Varias de las encuestadoras han dejado en el último o penúltimo lugar al gobernador de Puebla.

Quizá un sesgo prematuro de la realidad haya sido el publicitar en demasía los resultados, ciertamente parciales y alguno de ellos derivado de sondeos por la vía telefónica.

Calificar el comportamiento del gobernador Barbosa a estas alturas por temas concretos como el coronavirus pareciera más la inquietud de ayudar a sembrar la inconformidad contra un gobernante incómodo para el antiguo régimen; otros lo verán como el registro de la percepción ciudadana sobre los pronunciamientos de Miguel Barbosa al tratar con expresiones coloquiales y banales el tema de la pandemia.

Referirse al coronavirus como enfermedad de ricos o que se cura con un mole de guajolote y se recupera el enfermo con un caldo de pollo picoso, son frases que han derivado en memes y ataques personales; quizá el caso quede en el escenario aquél de “el que se ríe se lleva”.

Evaluar el comportamiento del Gobierno de Puebla respecto al coronavirus tendría que pasar por la forma y eficacia de cómo se ha enfrentado la detección y el freno de los contagios, de las estrategias asumidas para tener a punto los hospitales y el personal médico, el abasto de alimentos a las familias desprotegidas y quizá más cercano a los empresarios esté el tema de los apoyos a la economía de la iniciativa privada. Y para eso falta que pase lo peor.

Este domingo el gobernador y parte de su gabinete han despejado las dudas sobre los apoyos que seguramente para algunos serán insuficientes y para otros darán un respiro.

Dejar de pagar el Impuesto Sobre la Nómina hasta diciembre o septiembre según el tamaño de la empresa, no puede ser una medida despreciable.

Prorrogar el tema de las declaraciones hasta junio o dejar de cobrar el impuesto sobre hospedaje, aunque no hay turismo en puerta, o el tema de las tenencias y el canje de placas postergado, son algunos de los puntos que el sector privado había planteado.

Por lo pronto los créditos a las pequeñas empresas serán un aliciente, un tecito de manzanilla para la gravedad de la economía.

Pero de eso a nada, como dirían por ahí “algo es algo”.

O por lo menos, así me lo parece.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top