Últimas Noticias

16 de septiembre de 2019

Ataques contra refinerías sauditas: ¿Vuelven los tambores de guerra al golfo Pérsico?

Los ataques con drones lanzados el pasado sábado contra dos refinerías en el este de Arabia Saudita, y las posteriores acusaciones de EE.UU., que señalan a Irán como responsable —algo que la República Islámica desmiente—, han reavivado los temores a un posible estallido de un conflicto militar entre las fuerzas iraníes y estadounidenses en el Golfo.

Los ataques fueron perpetrados por medio de una decena de drones lanzados contra las instalaciones de Saudi Aramco en las ciudades de Abqaiq y Khurais.
Según trascendió, la ofensiva redujo el suministro diario de petróleo crudo de la compañía en alrededor de 5,7 millones de barriles —el 5 % del suministro global—, lo que supone alrededor del 50 % de su producción.
EE.UU., "preparado para actuar"
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, acusó a Irán de haber lanzado "un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo", y añadió que "no hay evidencia" de que los ataques provinieran de Yemen, pese a que las fuerzas rebeldes hutíes de ese país ya habían reivindicado los bombardeos.

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que su país está "preparado para actuar" tras los ataques, aunque se mantiene a la espera de conocer las conclusiones de Riad sobre la autoría de los mismos.

En respuesta a esta declaración, el senador demócrata Bernie Sanders, candidato presidencial de la oposición, recordó que "la Constitución de EE.UU. es perfectamente clara" y estipula que "solo el Congreso, no el presidente, puede declarar una guerra". "Y el Congreso no le dará la autoridad para comenzar otra guerra desastrosa en Oriente Medio solo porque la brutal dictadura saudita se lo diga", aseveró.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní calificó las acusaciones en su contra de "incomprensibles y sin sentido". Por su parte, el jefe de la Fuerza Aeroespacial de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI), Amir Ali Hajizadeh, declaró este domingo que "todos deberían saber" que las bases y los portaaviones de EE.UU. están "al alcance de los misiles" iraníes.

El comandante Hajizadeh también señaló que, después de que Irán derribara un dron espía estadounidense sobre el golfo Pérsico en junio, la Fuerza Aeroespacial de los CGRI estaba en alerta máxima y los misiles iraníes apuntaron a la Base Aérea de Al Udeid en Catar, a la Base Aérea de Al Dhafra en Emiratos Árabes Unidos y a un buque de guerra estadounidense en el mar de Omán. "Habríamos alcanzado esos objetivos si Estados Unidos hubiera dado una respuesta", aseguró el militar, citado por la agencia Tasnim.

"Ni nosotros ni los estadounidenses queremos una guerra", matizó el general, advirtiendo, no obstante, que Irán "siempre se ha preparado para una guerra en toda regla".



"Un conflicto muy violento que se extendería"
En este contexto, la analista de seguridad nacional Rebecca Grant sostiene en un artículo para Fox News que los líderes militares estadounidenses, "revisarán sin duda las opciones para atacar a Irán", ya que "ese es su trabajo".

Entre las opciones que los comandantes del Mando Central prepararían para el presidente, la analista cita ataques contra una base de drones o "un ataque limitado a las instalaciones petroleras iraníes", como los que la Armada de EE.UU. lanzó en 1988 contra plataformas petroleras en alta mar y buques iraníes.

Cualquier posible ataque sería "limitado y proporcional" y se llevaría a cabo solo en coordinación con Arabia Saudita y otros aliados, indica la experta. Con todo, Grant precisa que Trump "no tiene necesidad de apresurarse", sobre todo después de haberse mostrado ya "metódico y cauteloso con el uso de la fuerza militar", por lo que mucho dependerá de las decisiones de Riad y de la Asamblea General de la ONU.

Por su parte, Lawrence Korb, exsubsecretario de Defensa de EE.UU., recalcó en una entrevista con Al Jazeera que lo último que Trump quiere es un conflicto con Irán. "Si atacáramos a Irán, tendríamos un conflicto muy, muy violento que se extendería por todo el golfo [Pérsico]", advierte Korb, añadiendo que "eso solo intensificaría los problemas" que tiene Washington cuando, en realidad, lo que tiene que hacer es "poner fin a la guerra civil en Yemen".

Con todo, Korb también señaló que Trump es reacio a comenzar guerras, y que su retórica "generalmente no es seguida por acción".
Fuente: RT|Foto: Ahmed Jadallah / Reuters
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top