Últimas Noticias

21 de agosto de 2019

POR “UN MOCHE” SE RETIRAN INVERSIONISTAS DE LA CENTRAL CAMIONERA DEL EDIL FELIPE PATJANE



CUITLATLÁN.

FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA.
En Tehuacán todo mundo tiene la idea de que en breve arrancará la construcción de la Central Camionera de esta ciudad, la cual es una demanda que lleva un par de décadas. Prácticamente todo estaba listo para echar a andar la obra, pues ya se tienen asegurados los fondos federales y el apoyo del gobierno estatal, pero el domingo todo se frustró, pues ese día los inversionistas privados se retiraron del proyecto por el incumplimiento del alcalde Felipe Patjane Martínez de ofrecer condiciones para levantar dicha instalación.

Fuentes bien informadas aseguran que fueron dos factores lo que espantaron a los inversionistas, que son especialistas en centrales camioneras.

La causa de mayor peso es que se dice que les habrían pedido “un cuantioso moche”, es decir son soborno, de parte de algún funcionario municipal, que fue tan excesivo que los inversionistas mejor se retiraron de la obra por ser una cantidad que no hay manera de asimilarla en los costos finales del proyecto. Es una especulación que suena creíble dado los escándalos de presuntos actos de corrupción que rodean al ayuntamiento de Tehuacán.


El segundo factor es que el edil Felipe Patjane había ofrecido hacerse cargo de los permisos, gestorías de fondos públicos y otras facilidades para llevar acabo la obra y hasta ahora, hay un pobre avance en esos ofrecimientos que acabó desesperando a los financieros que ya estaban listos para detonar el proyecto y se dieron cuenta que, por ahora, no hay condiciones.

¿Cuál es la gravedad de que no se haga la obra en el corto o en el mediano plazo? Hay tres respuestas que contestan a esta pregunta:

Primera: la obra de la Central Camionera de Tehuacán está contemplada en el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), en el rubro de proyectos de desarrollo en comunicaciones, transportes, agua, medio ambiente y turismo.

Es decir, se había reconocido de parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador como una obra prioritaria para la segunda ciudad más importante del estado y pese a esa condición favorable, el gobierno de Patjane deja pasar la oportunidad como si fuera un asunto menor.

Segunda: que en su campaña electoral, como candidato de Morena a edil de Tehuacán, Patjane centró sus propuestas en dos grandes promesas: acabar en 100 días con los problemas de inseguridad pública y construir, en el primer año de gestión, la nueva Central Camionera de Tehuacán. Esos dos compromisos simplemente están lejos de concretarse.

Parece que Patjane no tiene claro lo corto que es un gobierno municipal y que el bono democrático a favor de Morena, por lo menos en Tehuacán, se está agotando a un ritmo muy acelerado. Por eso se da el lujo de olvidarse de lo que más prometió cuando pidió el voto.

A principios de este año, Juan Carlos Reyes Benicio, el secretario de Desarrollo Económico de Tehuacán, sostenía que ya se tenía un avance de 80 por ciento en los proyectos ejecutivos para que en este año Tehuacán estrenara una central de abasto y una estación camionera, y ahora todo indica que no hay avance ni en una ni en otra obra, cuando se está a punto de iniciar el noveno mes de 2019.

Tercera: en su segunda gira como gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, estuvo en Tehuacán y prometió la concreción de la construcción de la Central Camionera, seguramente con base a la información que ofreció Felipe Patjane. Y ahora resulta que un factor atribuible al ayuntamiento de esa ciudad está frenando esa sentida demanda de la ciudadanía de esa importante ciudad del estado.

No cabe duda, que en la actualidad, los principales activos que tiene a su favor el PAN para recuperar las dos principales ciudades del estado en la próxima elección local: es la frustración que provocan los ediles Claudia Rivera Vivanco y Felipe Patjane Martínez.

Además de la inmovilidad de Morena frente a sus malos alcaldes.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top