Últimas Noticias

18 de agosto de 2019

INTACTO, EL EQUIPO DENTRO DE LA SSA QUE SE DEDICA A BORRAR LAS ANOMALÍAS DE JORGE AGUILAR





CUITLATLÁN.FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA.
Si el actual gobierno estatal quiere realmente “pisarle los talones” a Jorge Aguilar Chedraui por la estela de anomalías que cometió por su paso en la Secretaría de Salud (Ssa), la cual es una dependencia que controló por más de un sexenio, es necesario que primero haga una limpia de una larga lista de funcionarios que el morenovallista dejó “sembrados” para borrar las huellas de los actos de corrupción y abusos que se cometieron con la construcción de hospitales, la compra de fármacos y otros insumos, así como con la contratación de personal.

Una pieza clave de ese entramado es Mariel de la Hidalga, quien ocupa en importante cargo en el área de recursos humanos en la Secretaría de Salud.

Ella llegó a ese puesto cuando Jorge Aguilar dejó la titularidad de la Ssa, casi a la mitad del sexenio morenovallista y se convirtió en presidente del Congreso local.


Cuentan fuentes bien informadas que como parte de un proceso, que se sabía sería de largo plazo, el primer trabajo de Mariel de la Hidalga fue el otorgar bases laborales a una larga lista de médicos y funcionarios de la Ssa, principalmente de las áreas administrativas y de las jurisdicciones sanitarias, que son afines a Jorge Aguilar.

La segunda fase fue buscar que todos esos personajes “sembrados” cumplieran con una importante labor: cada vez que era descubierta una posible anomalía en la Secretaría de Salud, se daban a la tarea de rehacer expedientes de obra, cambiar los reportes de faltantes de medicamentos, equipos y material de curación, así como alertar de visitas o auditorías de la Contraloría del estado o de la Auditoría Superior del Estado.

Los objetivos eran claros. Primero fue borra las evidencias que habría dejado el equipo de Jorge Aguilar en los tres primeros años del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas. Luego, seguir controlando la Secretaría de Salud, aunque Aguilar Chedraui formalmente estuviera fuera del Poder Ejecutivo.

Cuando José Antonio Gali Fayad era gobernador electo, el Congreso local aprobó una reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Estatal, mediante la cual se le otorgó a la Secretaría de Finanzas y Administración la facultad de comprar medicamentos y contratar personal en la Ssa. Era una manera de quitarle a Jorge Aguilar el control de la Secretaría de Salud, a la que convirtió en su centro personal de operación política–electoral.

Dicen los conocedores que ese propósito fracasó, ya que la influencia de Jorge Aguilar se extendió a lo largo del corto mandato de José Antonio Gali Fayad, pese a la animadversión que había entre ambos personajes.

A lo largo de la gestión de Arely Sánchez Negrete, la secretaria de Salud con Gali, funcionó a la perfección el equipo que comanda Mariel de la Hidalga, no solamente para borrar las huellas de los beneficios obtenidos en la Ssa por el grupo político de Jorge Aguilar, sino para evitar que los morenovallistas dejaran de controlar la compra de fármacos y la contratación de personal.

En la actualidad, dentro de la Ssa todo mundo sabe del poder de Mariel de la Hidalga y es un secreto a voces, que existiría la advertencia de que si realmente buscan fincarle responsabilidades a Jorge Aguilar, entonces podría haber un intento de sabotaje al funcionamiento de la Secretaría de Salud, que es una de las áreas más sensibles del gobierno del estado.

Frente a esta situación surgen algunas preguntas básicas: ¿Por qué la Secretaría de la Función Pública, a cargo de Karen Berlanga, no ha buscado desactivar al grupo de Mariel de la Hidalga?

¿Será acaso que en Karen Berlanga todavía una parte de su corazón late a favor del morenovallismo?

¿O habrá un pacto de impunidad a favor de Jorge Aguilar, a tal grado que este personaje se siente muy seguro de que el gobierno de la 4T no lo va a tocar ni con un pétalo de una rosa color Morena?

Dato curioso: el padrino para que Karen Berlanga fuera ratificada como parte del gabinete estatal, varias veces buscó –sin éxito– que en la cúpula del nuevo gobierno le dieran una audiencia conciliatoria al panista Jorge Aguilar Chedraui.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top