Últimas Noticias

31 de julio de 2019

Un objeto inusual hallado dentro de un cocodrilo podría ser la pista clave para encontrar a un desaparecido



"Nunca había visto algo así antes y me encantaría saber de dónde vino", afirma el criador de cocodrilos John Lever.

pixabay.com


El personal de una granja de cocodrilos de Queensland (Australia) hallaron dentro del estómago de uno de sus reptiles un particular objeto que, sospechan, podría convertirse en una pista clave para dar con el paradero de alguna persona desaparecida.

El animal, llamado 'MJ', murió recientemente por complicaciones de salud a consecuencia de una pelea que tuvo con otro cocodrilo el año pasado. El depredador —de casi cinco metros de longitud— vivía en estado salvaje antes de ser capturado en el estado de Queensland, y hace seis años fue adquirido por el propietario de la granja Koorana Crocodile, John Lever.

Lever procedió a realizar una autopsia para determinar las causas de la muerte de MJ, y fue entonces, al abrir su estómago, cuando encontró lo que parece ser una antigua placa de osteosíntesis con seis tornillos, como las utilizadas para tratar fracturas de huesos, recoge ABC.



Placa ortopédica (abajo) hallada dentro del estómago de 'MJ' / Koorana Crocodile Farm
Dentro del vientre de los cocodrilos suele haber muy a menudo rocas, botellas o ganchos plásticos, entre otros objetos, pero la placa metálica es "la cosa más inusual" recuperada dentro del aparato digestivo de uno de estos reptiles, comentó Lever.

"Nunca había visto algo así antes y me encantaría saber de dónde vino", dijo Lever al canal WIN News.
El pequeño objeto de metal llamó la atención de los criadores y su origen es toda una incógnita. El australiano tiene el presentimiento de que pudo pertenecer a un animal o un humano que fue devorado por el cocodrilo.

El cocodrilo 'MJ' de 4,7 metros de longitud / Koorana Crocodile Farm
John cree improbable saber con exactitud cuándo fue engullida la pieza por el cocodrilo, aunque a juzgar por el tamaño del reptil y su edad estimada supone que pudo haber estado alojada en su interior por 30 o 40 años.

Por el momento, Lever ha contactado con un experto en Reino Unido para dar con el fabricante de la placa, ya que cree es de producción europea. Luego la entregará a la Policía.

"Estamos tratando de averiguar su origen para ver si se usa en la industria veterinaria o en la industria médica", subrayó.
RT
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top