Últimas Noticias

24 de julio de 2019

Un barco de la época de Colón y Da Vinci aparece intacto en el Mar Báltico

Un barco contemporáneo a Cristóbal Colón y Leonardo Da Vinci ha aparecido intacto en el Mar Báltico. Es un pecio de hace 500 años, de finales del siglo XV o principios del XVI, que se mantiene impasible bajo las aguas, con los mástiles en su lugar y el casco en perfecto estado de conservación, según afirman los investigadores de la Universidad de Southampton.

Las “frías aguas salobres” del Báltico han permitido conservar la nave de forma espectacular. “Es como si se hubiera hundido ayer. En la cubierta principal hicimos un hallazgo increíblemente raro: un bote salvavidas, usado para transportar a la tripulación desde y hacia el barco, apoyado contra el mástil principal. Es una vista realmente asombrosa“, explica el arqueólogo marino Rodrigo Pacheco-Ruiz.

Los exploradores tuvieron conocimiento de este barco en 2009, gracias al análisis con sonar del Mar Báltico

Los exploradores tuvieron conocimiento de este barco en 2009, gracias al análisis con sonar realizado por la Administración Marítima Sueca (SMA). Diez años después, utilizando robótica submarina de vanguardia, se ha determinado el sitio exacto del naufragio y se han conseguido las primeras imágenes.

Este okänt skepp (o barco desconocido) es probablemente el naufragio mejor conservado de su período que ha sido descubierto en los últimos tiempos. “Aunque el pecio es contemporáneo a los tiempos de Cristóbal Colón y Leonardo Da Vinci, demuestra un notable nivel de conservación después de quinientos años en el fondo”, señala en un comunicado Pacheco.

Los investigadores creen que el naufragio podría datar de entre finales del siglo XV y principios del siglo XVI. Esto lo ubicaría en una época anterior al buque de guerra Marte, que se hundió tras una explosión durante la Primera Batalla de Öland en 1564, y que el Mary Rose, el buque insignia de Enrique VIII (1510-1545) y la única nave de guerra del siglo XVI que ha sido rescatada del mar.

La nave Vasa, construido por órden del rey Gustavo II Adolfo de Suecia y que también tenía funciones militares, se hundió en su viaje inaugural, el 10 de agosto de 1628. Este buque, de un momento posterior al encontrado ahora, fue rescatado en abril de 1961 y reconvertido en un barco museo ubicado en la isla de Djurgården, en Estocolmo.

La datación de este naufragio, indican los arqueólogos, subraya su importancia, ya que es raro encontrar una nave en unas condiciones de conservación tan extraordinarias y que sea anterior a los buques más grandes y poderosos que estuvieron involucrados en las Guerras de los Siete Años del Norte (o Guerra nórdica de los Siete Años, 1563-1570).

Este fue un período de gran importancia que definió el camino de la modernización de las naciones escandinavas. A diferencia de los restos dispersos de Marte, que explotaron en la batalla, este naufragio desconocido se encuentra en el fondo marino con la estructura de su casco conservada desde la quilla hasta la cubierta superior.
Todos sus mástiles y algunos elementos del aparejo todavía están en su lugar. Son claramente visibles el bauprés (un palo grueso que se sitúa en la proa y sirve para asegurar los estayes del trinquete u orientar los foques) y una popa decorada rudimentariamente, así como otros elementos raramente vistos, como el cabrestante de madera y la bomba de achique.

Como testimonio de las tensiones bélicas de aquella época, esta nave aún conserva unas pistolas giratorias en la cubierta. Los trabajos de los arqueólogos submarinos ya han permitido descubrir más de 65 naufragios perfectamente conservados en el Mar Negro, entre los que hay pecios que se remontan a los períodos otomano, bizantino romano y griego y se encuentran a profundidades de más de 2.000 metros.
Fuente:  La Vanguardia/ DAVID RUIZ MARULL/ (Deep Sea Productions/MMT)
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top