Últimas Noticias

14 de julio de 2019

Dar tiempo al tiempo, lección de sobriedad.




SABERSINFIN

Abel Pérez Rojas


“Tiempo al tiempo aunque por dentro la ansiedad nos esté carcomiendo”.


Todo es tan de prisa que perdemos de vista que todo implica tiempo de espera, todo conlleva que algunos procesos maduren o ciertos plazos se cumplan, dicho de manera coloquial y esperando comprendas la libertad que me tomo en esta afirmación, cada vez damos menos tiempo al tiempo.
Estoy seguro que cuando leíste el título de este artículo habrás recordado el famoso poema “Tiempo” del escritor y poeta mexicano Renato Leduc.
Aquí unos versos:
Sabia virtud de conocer el tiempo;
a tiempo amar y desatarse a tiempo;
como dice el refrán: dar tiempo al tiempo...
que de amor y dolor alivia el tiempo.

Dar tiempo al tiempo, que de tanta prisa y presiones nos estamos enfermando y muriendo directa o indirectamente de patologías vinculadas a cuestiones emocionales, cuya causa está en el estrés, angustia o ansiedad, entre otros cuadros cuya variable primordial tiene que ver con la relación tiempo y convivencia.
Para ilustrar un poco lo que aquí te vengo compartiendo, te comento que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica en México (Ansiedad aumenta 75% en los últimos cinco años en México. Milenio, 2018), “28.6 por ciento de la población adulta padecerá algún trastorno mental en su vida, estando entre los más relevantes los de ansiedad (14.3 por ciento), por consumo de sustancias (9.2 por ciento) y afectivos (9.1 por ciento)”.
La ansiedad y otros trastornos, están aumentando considerablemente entre las personas y no se ve en el corto plazo que esto vaya a cambiar, porque las relaciones y los entornos que hemos construido parten de supuestos funcionales en los cuales están primero los resultados y después los seres humanos.
¿Qué es dar tiempo al tiempo?
Creo que la afirmación dar tiempo al tiempo parte de una visión profunda de la vida.
Es comprender que todo forma parte de una complejidad que abreviamos sólo para comprenderla, pero que en el fondo responde a una concatenación de fenómenos que no son unidireccionales.
Por si fuera poco, la perspectiva que tenemos del tiempo depende de cómo nos concebimos interiormente cada uno de nosotros. Ésta se transforma con la edad y está en permanente cambio.
En resumen, dar tiempo al tiempo es encarar con paz y serenidad lo que tengamos enfrente, aún las situaciones más complicadas y aparentemente sin solución.
Es saber esperar.
Es comprender que todo minuto tiene sesenta segundos y que la perspectiva que tengamos de esos lapsos es relativa.
Dar tiempo al tiempo es desarrollar valentía en silencio y fortaleza de adentro hacia afuera.
Dar tiempo al tiempo es una enseñanza de la sabiduría y una verdadera muestra de sobriedad del presente.
¿O no?
Vale la pena darse cuenta. Vale la pena intentarlo.

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com

Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top