Últimas Noticias

23 de junio de 2019

AMPLIA PARTICIPACIÓN DE HABITANTES DE XICOTEPEC EN FIESTAS DE XOCHIPILA



Techachalco es protector de Xicotepec, patrono de la fertilidad y la fecundidad de todas las plantas
Su celebración comienza con el solsticio de verano, durante todo el año, los martes y los viernes, en la  Xochipila se celebra esta tradición o el día de San Juan. ya que es el centro prehispánico es testigo de las actividades de purificación que realizan.
24 de junio: En este fecha se realizan dos festejos uno de índole católica y el otro es un rito realizado por los indígenas antes de la evangelización.



Para los católicos es la fiesta en honor a San Juan Bautista mientras que para los curanderos es la fiesta de San Juanito Techachalco que se lleva a cabo en Xochipila.







Al lugar acuden grupos de curanderos de la región y cercana a ella con propósito de ofrendar flores, alimentos y bebidas; encendiendo velas y cirios pera realizar limpias, y para contagiarse de la fuerza benéfica que emana del santuario al cantar alabanzas acompañadas de danzas.





El centro ceremonial de Xochipila se encuentra en el Centro de la ciudad de Xicotepec de Juárez justo donde se unen dos pequeños arroyos. Sobre ellos se alza una roca de unos 5 metros de altura con una base elíptica de 11 metros de diámetro mayor y 5 de diámetro menos. La roca tiene un agujero de unos 2 metros de alto por 1 de ancho, que al faltarle una parte de su techo, hace las veces de chimenea que lo convierte en un lugar muy apropiado para depositar cirios y velas sin peligro de que se apaguen. Sobre la roca se ha construido una edificación en forma de uso con orientación este - oeste que tiene una altura de 6,6 metros y en su cúspide hay una plataforma de 5 metros por 2. En el centro de la misma hay un hueco destinado a albergar las ofrendas. El conjunto fue coronado por una cruz de piedra.



La ubicación emana misticismo al conjugarse varios elementos naturales, barranca con cuevas, abundante vegetación, formaciones rocosas y confluencia de los arroyos que hacen del lugar un sitio sagrado lleno de fuerzas mágico religiosas que parece destinado a ser habitado por los dioses. Este hecho es el que propició la creación del centro ceremonial dedicado al dios del sol, la vegetación, el agua, la primavera, la juventud y la música.



Las actividades que se realizan durante la fiesta tienen como núcleo una trinidad: La Piedra Sagrada, San Juanito Techachalco y un Teponaztli en forma de Mono.



Es un centro ceremonial dedicado a Juanito Techachalco ubicado en la ciudad de Xicotepec de Juárez en la sierra norte del estado de Puebla en México. De origen prehispánico, estaba dedicado al dios mexica Xochipilli, dios solar, de la vegetación, del agua, de la primavera, de la juventud y de la música. Paso a ser consagrado por los colonizadores cristianos a San Juan Bautista. De la unión de ambas religiones, culturas, nació la figura mestiza de Juanito Techachalco (también recibe los nombres de san juanito teponaztzintli, San Juanito Xochipila, San Juanito Tecacahuatzintle o Xochipill).











El centro ceremonial de Xochipila se encuentra en el Centro de la ciudad de Xicotepec, justo donde se unen dos pequeños arroyos. Sobre ellos se alza una roca de unos 5 metros de altura con una base elíptica de 11 metros de diámetro mayor y 5 de diámetro menos. La roca tiene un agujero de unos 2 metros de alto por 1 de ancho, que al faltarle una parte de su techo, hace las veces de chimenea que lo convierte en un lugar muy apropiado para depositar cirios y velas sin peligro de que se apaguen. Sobre la roca se ha construido una edificación en forma de uso con orientación este - oeste que tiene una altura de 6,6 metros y en su cúspide hay una plataforma de 5 metros por 2. En el centro de la misma hay un hueco destinado a albergar las ofrendas. El conjunto fue coronado por una cruz de piedra.



La ubicación emana misticismo al conjugarse varios elementos naturales, barranca con cuevas, abundante vegetación, formaciones rocosas y confluencia de los arroyos que hacen del lugar un sitio sagrado lleno de fuerzas mágico religiosas que parece destinado a ser habitado por los dioses. Este hecho es el que propició la creación del centro ceremonial dedicado al dios del sol, la vegetación, el agua, la primavera, la juventud y la música.



La destrucción, por parte de los frailes Agustinos (de San Agustín), que fueron los encargados de enseñar el camino de la salvación a los oriundos de estas tierras, de los teocallis originales creo una plataforma alrededor de la roca situada sobre el punto de unión de los dos ríos. En esta plataforma se edificó el convento de los agustinos. Estos consagraron el lugar, que los indígenas tenían designado al dios del agua, a San Juan Bautista, con evidente relación con el agua, esta circunstancia dio lugar a que permaneciera el culto en dicho sitio considerado sagrado.











Los padres agustinos consagraron el lugar a San Juan Bautista cristianizando así el culto que los habitantes seguían rindiendo. La mezcla de ambas culturas, de ambas religiones, dio como resultado la figura, hoy venerada, de Juanito Techachalco. Juanito en vez de Juan en como apelativo de niño príncipe, pudiendo deberse a esta característica del dios prehispano, y e Tachachalco por estar en el hueco de la roca.



Pero no es solamente ese nombre por el que se le conoce al santo, se le llama también San Juan y se le apellida teponaztzintle, que hace referencia a un instrumento musical autóctono;
Fotos: ALMINUTO.MX
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top