Últimas Noticias

6 de junio de 2019

Fitch y Moody’s castigan a México por aranceles



Destacan alza en el riesgo para las finanzas, que se agrava debido al caso Pemex

Ciudad de México.- La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings informó este miércoles que recortó la nota de deuda soberana de México a largo plazo a “BBB” desde “BBB+”, al observar un mayor riesgo, agravado por amenazas externas debido a las tensiones comerciales.

Fitch también revisó la perspectiva para México de negativa a estable, de acuerdo con un comunicado.

Así, México se queda a dos escalones de caer en el llamado grado especulativo, como se considera a las notas a partir de “BB”. Por debajo de la actual calificación de México solo queda la “BBB-”.

La calificación “BBB”, según la definición de Fitch, indica que existe un riesgo moderado de incumplimiento. Sin embargo, los cambios en circunstancias o condiciones económicas tienen más probabilidades de afectar la capacidad de pago oportuno que en el caso de los compromisos financieros que poseen una calificación más alta.

“La baja de calificación de los IDR de México refleja una combinación del mayor riesgo para el soberano, las finanzas públicas del perfil crediticio en deterioro de Pemex, junto con la continua debilidad en la perspectiva macroeconómica, que se ve agravada por las amenazas externas de las tensiones comerciales, la incertidumbre política interna y las constantes restricciones fiscales”, sostuvo la agencia.

Señaló que se prevé que el apoyo del Gobierno a Pemex, la petrolera más endeudada del mundo, se extenderá en el mediano plazo con menor carga fiscal e inyecciones de capital, lo que, en su evaluación, debilita las finanzas públicas de México.



Por separado, la calificadora Moody’s cambió la perspectiva para la nota de México a negativa desde estable y mantuvo su calificación.

Moody’s también manifestó preocupación por Pemex, pero destacó además que “políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo”.

La agencia informó mediante un comunicado que mantener la calificación “A3” es una medida para equilibrar la economía diversificada, su alta fortaleza fiscal y baja susceptibilidad a riesgo de evento, frente a los desafíos que representan las tasas de crecimiento débiles.

Destacó que una evidencia de que el crecimiento económico a mediano plazo está en declive son los déficits fiscales que hacen que la trayectoria de deuda aumente. La acción política o la inacción podría llevar a Moody’s a concluir que estos riesgos se concretarán, afirmó.
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top