Últimas Noticias

9 de mayo de 2019

¡Aguas Barbosa!, con los traidores


ETIQUETA CON DESTINO
Por Luis Alberto González

La estrategia del candidato “Juntos Haremos Historia por Puebla”, Luis Miguel Barbosa Huerta, está bien definida:
Ganar por la mayor cantidad de votos para tener una gran diferencia con sus adversarios políticos, y así no existan dudas de su triunfo, pero también para que no exista un conflicto postelectoral, como en el que estuvo inmerso el año pasado.
La lección se aprendió y hoy se trata de que no haya cuestionamientos sobre el proceso electoral, además de que busca salir con mucha legitimidad de las elecciones del 2 de junio.
Sabe bien que tiene una gran diferencia sobre su más cercano perseguidor, sin embargo no quiere confiarse a que haya sorpresas de última hora. Sabe que el PAN buscará con todo lo que tenga seguirlo atacando, mantener su guerra sucia para desprestigiarlo y acusarlo de lo anterior y nuevo que logren inventar, incluso seguir argumentando que está muy enfermo.
Luis Miguel Barbosa, ha recorrido el estado como ningún otro candidato y sigue sumando electores, simpatizantes y hasta prófugos de otros partidos políticos y grupos que antes lo denostaron.
El abanderado de MORENA ha sido claro: “Conozco a los grupos”, “No tengo intereses con nadie”, “Estoy informado del actuar de los actores políticos del PRI, PAN, PRD, así como de los Morenovallistas”. “NO toleraré la corrupción”, así lo ha dicho en varias ocasiones.
Ha sido enfático y claro en sus expresiones.
Es cierto que en estos casi 2 meses de campaña se le han acercado todo tipo de personajes, pero si algo tiene claro el candidato es que ahora está en campaña y aceptará todas las adhesiones de grupos, organizaciones, centrales obreras, sindicatos, y gran número de etcéteras, porque no se peleará con nadie, así es, con nadie, porque hoy es tiempo de sumar y multiplicar, no de dividir, ni de restar.
¡Así de claro lo tiene él y su equipo!
Sabe bien quienes sólo lo buscan por intereses personales.
Sabe bien quienes han traicionado a su partido y sus organizaciones.
Y como dice el dicho: “Quien traiciona una vez, traiciona mil veces”
Y de eso hay ejemplos:
El 2009 siendo Gobernador del Estado Mario Marín Torres, impulsa la campaña del líder Cetemista Leobardo Soto Martínez y lo hace candidato a diputado por el Distrito 12 de Puebla. Leobardo fue diputado federal del PRI de 2009 a 2012.
Igualmente por el PRI llegó como diputado plurinominal al Congreso del Estado de Puebla del 2014 al 2018, pero nunca votó en contra de alguna iniciativa del Gobernador panista Rafael Moreno Valle Rosas, porque hizo negocios a través de su central obrera al construir las plataformas de AUDI.
Luego con Tony Gali (mini gobernador del PAN) le dieron los acarreos de materiales y tierra para lo que es hoy la industria Militar.
A partir de sus negocios con el gobierno del PAN Soto Martínez no volvió a apoyar el PRI.
En el 2010 traicionó al abanderado del PRI Javier López Zavala.
En el 2016 traicionó a la priista Blanca Alcalá Ruiz, con la que simuló ser coordinador en la capital.
En el 2018 traicionó y de plano dijo que no apoyaría al candidato del PRI Enrique Doger Guerrero. Se alió con Martha Erika Alonso de Moreno Valle.
Ahora en el 2019 también traiciona al abanderado del tricolor bajo el argumento de que es Marinista, cuando a Leobardo Soto, quien lo impulsó y lo metió a la política fue Mario Marín Torres.
Hace unos días en un evento de transportistas con Luis Miguel Barbosa Huerta, le levanta la mano al candidato de MORENA y les dice a los reporteros “no soy un traidor”.
En este acto Leobardo estaba acompañado por su amiga y líder del Consejo Taxista Ericka Díaz, quien el año pasado se desgarraba las vestiduras y manifestó su apoyo incondicional a la extinta gobernadora Martha Erika Alonso.
¿Ustedes que creen que no ha traicionado o quiere seguir haciendo negocios al amparo del poder?
Conste que sólo es una pregunta
OTROS CHIVOS EN CRISTALERIA
Lo anteriormente comentado no es un caso aislado, cientos de priistas hoy están (¿por conveniencia o convicción?) con Barbosa Huerta, pero también destaca quien fuera candidato del PRI al gobierno de Puebla, Javier López Zavala, quien luego tuvo acuerdos con quien fuera su adversario el gobernador panista Rafael Moreno Valle.
Igualmente simuló apoyar a Blanca Alcalá Ruiz y no estuvo en la campaña de Doger Guerrero, porque en ambas ocasiones quiso ser nuevamente el candidato. Hoy tampoco ha hecho algo por apoyar a Alberto Jiménez Merino.
Por eso la Corriente Crítica del PRI a nivel nacional encabezada Genaro Morales Rentería, pide la expulsión de Leobardo Soto, Javier López Zavala, la ex delegada federal Vanessa Barahona, Francisco Jiménez y la lista se puede volverse interminable.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS
Correo: lagg9756@yahoo.com.mx
Twitter: @Luiguiglez
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top