Últimas Noticias

30 de marzo de 2019

El Papa se sigue acercando al islam con su buscado viaje a Marruecos

La lucha contra el fundamentalismo y la migración son las claves de la visitaEl Papa Francisco llega a Marruecos, en directo

Rabat, engalanada con banderas del Vaticano y de Marruecos (Javier Otazu / EFE)
ANNA BUJ, RABAT. ENVIADA ESPECIAL

No ha habido visitas apostólicas en mecas del catolicismo como España o Francia, pero en cambio sí ha pisado países como Corea, Egipto, Birmania, Turquía o Bangladesh. El papa Francisco, jesuita, sigue insistiendo en viajar a las periferias de la Iglesia y vuela este sábado a Marruecos, un país donde la práctica totalidad de la población es musulmana. Sólo hay 23.000 católicos, el 0,07% de sus habitantes.

Rabat ya le espera con ganas. Cientos de banderas vaticanas se interponen con las nacionales en sus largas avenidas. “Nos encanta el papa Francisco”, sonríe Radija, una jubilada de 70 años que vigila a sus nietos mientras juegan a fútbol en una plaza cercana a donde pasará el Pontífice hoy. “Es importante para Marruecos porque nos demuestra que el islam, el Vaticano, es todo lo mismo. Somos iguales”.

Francisco visitará un centro para la formación de imanes y volverá a encontrarse con inmigrantes

Francisco permanecerá menos de dos días en Rabat, pero su intensa agenda prueba el interés que tiene el Papa en este viaje. Ya tenía muchas ganas de venir a Marruecos en diciembre, para el pacto mundial de la ONU para las migraciones, pero no pudo ser por razones protocolarias. Jorge Mario Bergoglio viene a Marruecos primero, para insistir en una de las claves de su pontificado, el diálogo interreligioso. El viaje es una continuación lógica de la histórica visita a Abu Dabi del pasado febrero. Hoy el Papa se centrará en la lucha contra el fundamentalismo islámico, una de las batallas que comparte con el rey Mohamed VI. Visitarán juntos un centro para la formación de imanes que nació en el 2015 como un lugar de estudio para la promoción de un Islam tolerante, y que según dicen, ha tenido un gran éxito. “El rey está muy comprometido en la lucha contra estas tendencias y este es un lugar muy significativo no sólo para Marruecos, sino para todo el Magreb”, aseguró el portavoz de la Santa Sede, Alessandro Gisotti. Será la primera vez que un Pontífice entre en una escuela de estas características.

La segunda razón por la cual Francisco buscaba ir a Marruecos es porque le permite abordar de nuevo las crisis migratorias, otro de los temas en que se ha empeñado personalmente durante estos años. Su último acto público hoy será en el centro de Cáritas de la capital, que presta asistencia a 8.000 personas cada año. El Papa saludará a los migrantes, la mayor parte subsaharianos que buscan entrar a la Unión Europea a través de España. Desde que la Italia de Matteo Salvini cerró sus puertos, la mayor parte del flujo migratorio en el Mediterráneo se ha trasladado a la ruta occidental.

Como siempre que viaja a lugares donde los católicos son minoría, Bergoglio aprovechará para dedicar parte de su tiempo a las pequeñas comunidades locales. El domingo conocerá un centro de unas monjas españolas que ayudan a los más pobres. Además dará una gran misa en un estadio con capacidad para 10.000 personas. Es decir, que la mitad de los católicos del país irán a verle en la celebración católica de mayor envergadura de su historia.

Es la segunda vez que un papa vuela a Marruecos. La primera también fue muy breve, pero todavía se recuerda con calidez en el país. Fue en 1985, cuando Juan Pablo II, tras una gira africana, dio un discurso ante 80.000 jóvenes musulmanes.
La Vanguardia
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top