Últimas Noticias

23 de marzo de 2019

El origen del bolso más caro y exclusivo del mundo



 La actriz Jane Birkin se convirtió en la fuente de inspiración para su creación

Uno de los modelos del clásico Birkin de Hermés confeccionado mediante piel de cocodrilo y diamantes. (Instagram @christieshandbags)
FERRAN FARLED

Nadie sabe si Jane Birkin imaginó que una simple conversación en un vuelo podría causar tanto impacto en el mundo de la moda. Durante un viaje en la década de los 80, la actriz británica se sentó junto al presidente de la compañía de Hermès, Jean-Louis Dumas. En un momento determinado, Birkin empezó a derramar el contenido de su bolso por el avión y lamentó no poder encontrar un diseño para guardar sus pertenencias de forma cómoda y práctica. Fue entonces cuando Dumas invitó a la actriz a crear un bolso.

Por aquel entonces el futuro nuevo accesorio solo buscaba cumplir con unas necesidades concretas, algo más práctico que glamuroso. Sin embargo, aquel encuentro causal no fue coincidencia sino que se convirtió en el origen que desató la creación de uno de los bolsos más icónicos tanto para la firma de marroquinería francesa como para el mundo entero. Un bolso con un diseño sencillo y elegante por el que muchos están dispuestos a pagar miles de euros tras cumplir con la popular lista de espera.


Aunque actualmente los Birkin de Hermès sean uno de los complementos favoritos para los principales iconos de estilo, su creación estaba destinada a mejorar el transporte de objetos personales. Tras la conversación, Dumas y su equipo empezaron a elaborar los primeros bocetos a partir de las ideas que había aportado la actriz y que incluían algunos de los elementos que se han convertido en el sello de identidad para el bolso, como la solapa o la hebilla con el candado y el nombre de la ‘maison’ estampado.

El Birkin se convirtió en el bolso que todos querían pero que pocos podían conseguir


Finalmente la ‘maison’ presentó un modelo, bautizado con el apellido de la actriz, que consiguió una inesperada gran repercusión mediática ya durante los primeros años. Desde su lanzamiento, el Birkin se convirtió en sinónimo de elegancia y poder, un bolso que todos querían pero que pocos podían conseguir. El éxito del bolso en la industria de la moda transportó a la firma a un nuevo escenario como líder de la marroquinera de lujo, apartándola de sus orígenes centrados en la confección arneses y accesorios para montar a caballo.


La aparición del Birkin de la mano de los iconos de estilo más conocidos durante la primera década de los 2000 fue el principal trampolín para que el modelo se convirtiera en el bolso por excelencia además de un símbolo de la cultura pop actual. Mientras que Terry Richardson fotografiaba a Lady Gaga con un modelo personalizado por Supreme o Jean Paul Gaultier pintaba un ejemplar con grafiti, Victoria Beckham mostraba cómo combinar cada uno de los infinitos tonos que poseía en su colección y Madonna jugaba con la versión HAC en su videoclip ‘Give it to me’.


Más allá de la anécdota que se esconde detrás de Jane Birkin y la creación del bolso, durante mucho tiempo existieron varias leyendas que ayudaron a considerar el Birkin como el bolso inalcanzable que todo el mundo quería. Y la gran atención mediática quedó todavía ampliada gracias a uno de los capítulos de la serie de HBO, Sexo en Nueva York, en el que Samantha Jones mostraba cómo se hizo pasar por una actriz de Hollywood para acceder a la compra de un ejemplar en una de las tiendas de la firma en la gran manzana.




Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el





Una publicación compartida de Pelayo Díaz (@princepelayo) el



La escena de la serie televisiva mostró la cantidad de sobornos que los clientes estaban dispuestos a realizar con tal de conseguir uno de los preciados bolsos. Debido al minucioso trabajo de elaboración completamente artesanal, con un proceso que puede superar las 24 horas, las unidades del Birkin eran escasas y los principales puntos de venta crearon listas de espera de varios años. Sin embargo, también se rumoreó que la mayoría de establecimientos de la ‘maison’ guardaba bajo llave algunas unidades que solo estaban destinadas a celebridades y un público muy selecto
.La Vanguardia
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top