Últimas Noticias

10 de enero de 2019

Se agota… la paciencia por falta de gasolina


Ante el desabasto, los capitalinos comenzaron a buscar otras opciones para que las gasolina no les falte.

La desesperación por la falta de gasolina llevó a los automovilistas a buscar alternativas.

El desabasto impactó al transporte público, donde los dueños o choferes de camiones comenzaron a comprar tambos de combustible, incluso, empezaron a racionar los viajes.

En tanto, el Gobierno de la Ciudad de México descartó el paro de vehículos oficiales por falta de combustible.

"Las gasolineras en la ruta cerraron o no tienen diesel. Estoy comprando en tambos para racionarles para dos viajes, de ida y regreso. Ya bajamos los viajes, si esto sigue así, va a haber problemas", comentó José Luis Contreras, líder de la Ruta 27, que va de la Central de Abasto, en Iztapalapa, a San Antonio, en Benito Juárez.

Entre Periférico y Revolución, sobre San Antonio, a bordo de una camioneta, el líder colocó el tambo, al cual llegan los operadores de las unidades para soplar en la manguera, llenar sus bidones y recargar en la calle.

"Si me vendes los 200 litros, en un rato voy a traerlos", decía Contreras mientras cerraba el trato telefónico de una compra de diesel a otra empresa de transporte.

Hasta ayer pagó el mismo costo que en las gasolineras.

"Mañana (hoy) ya nos van a cobrar más, nos ponen a hacerle al huachicol", agregó el chofer.

Y al fastidio por encontrar estaciones cerradas...se sumó el peregrinaje. Automovilistas pasaron de una gasolinera a otra en busca de combustible. Hicieron filas para llenar el tanque de su coche o llevaron bidones para tener reservas en casa.

En la estación de Eje 1 Norte y Ferrocarril de Cintura, por ejemplo, la gasolina se terminó alrededor de las 06:00 horas y los empleados dedicaron la mañana a limpiar las instalaciones en espera de ser abastecidos nuevamente.

La escena se repitió en la gasolinera del mismo Eje esquina con Calle Costa Rica.

"Van a abrir hasta mañana (hoy), ya mañana vemos o en la noche", dijo Miguel García.

La demanda de gasolina también ocasionó caos vial en calles de Álvaro Obregón y Cuajimalpa.

Desde la mañana, el tránsito sobre Camino Real a Toluca fue complicado. Un nudo vial se formó alrededor de una gasolinera frente a la Unidad Habitacional Santa Fe, pues los vehículos ocupaban hasta tres carriles.

Otra estación en Vasco de Quiroga y Camino Verde sólo despachaba gasolina Magna, pues tenían agotado el suministro de Premium.

Y ahí, los ánimos se encendieron, los automovilistas discutieron con los conductores que intentaban ingresar sin hacer fila de más de 30 minutos.

"Las filas son muy largas, se tardan mucho en atender por los que vienen con garrafones, por eso el atraso. Hay mucho tráfico en todos lados. ¡Que nos surtan de gasolina ya!", dijo Antonio Reyes.

Rafael, taxista desde hace 25 años tuvo que recorrer cuatro gasolinerías en búsqueda de combustible. Hasta la quinta logró cargar luego de hacer fila por una hora.

A punto de llegar a la estación de Buenavista se enteró que sólo había premium, lo que calificó como "negociazo".

"Toda la mañana he andado buscando dónde cargar, ya casi me acabé la reserva que traía", expuso el taxista.

Rafael espera que hoy haya más combustible para no dejar de trabajar.
Reforma
Comparte la Noticia :
 

Top