Últimas Noticias

17 de diciembre de 2018

May plantea la votación del Tratado de Retirada en el Parlamento británico para mediados de enero

May ha comparecido este lunes ante el Parlamento británico para dar cuenta del Consejo europeo de la semana pasada, en el que esperaba obtener nuevas "garantías" sobre la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, de tal forma que quede claro que la salvaguarda acordada no se prorrogue de forma indefinida en el tiempo.

Aunque los 27 ya han dejado claro que no habrá renegociación del Tratado de Retirada, sí que han puesto por escrito que el 'backstop' irlandés es el último recurso para evitar la 'frontera dura' y que, de activarse, todos trabajarán para que se prolongue durante el menor tiempo posible.

May ha insistido ante los diputados en que no hay ningún "complot" para "mantener" a Reino Unido en la unión aduanera y ha destacado que los compromisos "tienen estatus legal". Las conclusiones de los Consejos europeos son vinculantes para todos los Estados miembro, si bien los 27 han matizado que carecen de valor jurídico y no alteran ni completa el acuerdo de divorcio.

La 'premier' ha defendido que, en sus reuniones con otros líderes, reflejó "firmemente" las dudas planteadas por los diputados, a costa incluso de mantener unas conversaciones "enérgicas", término que ya utilizó el viernes para referirse a sus públicas discrepancias con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker

Así, ha admitido que es "posible" que haya más "aclaraciones" en el futuro sobre la frontera irlandesa, al tiempo que ha prometido estudiar nuevas fórmulas con las que dar a la Cámara de los Comunes más poder sobre este controvertido asunto, que motivó incluso una moción interna contra May dentro del Partido Conservador la semana pasada.

FECHA APROXIMADA DE VOTACIÓN

La Cámara de los Comunes estaba citada el 11 de diciembre para pronunciarse sobre el acuerdo que ha negociado el Gobierno de Theresa May con la UE. Consciente de la falta de apoyos, May anunció un día antes el aplazamiento 'sine die' de la votación, a la espera de nuevas "garantías" sobre el futuro de la mencionada salvaguarda.

Con el receso navideño --del 21 de diciembre al 6 de enero-- a la vuelta de la esquina y con el Partido Laborista amenazando con presentar una moción de censura contra May si la 'premier' no ponía una fecha concreta sobre la mesa, la jefa del Gobierno ha anunciado su voluntad de dar voz a los diputados en la tercera semana de enero.

No obstante, ha advertido a los diputados críticos con su plan de que no aparecerá ninguna alternativa "milagrosamente" y ha recordado que no hay renegociación posible. May, que ha descartado de nuevo un segundo referéndum, ha confirmado que el Gobierno se prepara para la posibilidad de que llegue el 29 de marzo y Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.

Por su parte, Corbyn ha tomado la palabra para afear a May que retrase a enero la votación del Tratado de Retirada y ha dicho que no ve ninguna "razón lógica" para este aplazamiento, aunque ha evitado anunciar una moción de censura que le han reclamado otras formaciones como el Partido Nacional Escocés (SNP) o el Partido Liberal Demócrata.

Corbyn ha asegurado que May se volvió de Bruselas con "nada" bajo el brazo y ha tachado de "inaceptable" el acuerdo de divorcio, poniendo incluso en duda que cuente con el apoyo del gabinete. El principal líder opositor esperaba que la Cámara de los Comunes votase cuanto antes para "pasar página a estas desastrosas negociaciones".
Fuente: Europa Press|Foto: Reuters
Comparte la Noticia :

Publicar un comentario

 

Top