Últimas Noticias

30 de diciembre de 2018

Duterte confiesa que de adolescente acosó a una criada en su casa

Aunque activistas ya tildaron los comentarios de "repulsivos", el vocero del mandatario aseguró que fue una "anécdota" para dramatizar el abuso sufrido por el propio Duterte a manos de un sacerdote.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.
Erik De Castro / Reuters

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, admitió en un discurso público que había acosado sexualmente a la criada de su familia cuando era adolescente. El mandatario, quien tiene un historial de hacer comentarios controvertidos sobre las violaciones y los asaltos sexuales, hizo la revelación ante una multitud este sábado mientras criticaba a la Iglesia católica por las denuncias de abusos sexuales a niños.

Duterte relató una confesión que realizó a un sacerdote en la escuela secundaria, detallándole cómo había entrado en la habitación de la empleada doméstica mientras esta dormía.

"Levanté la manta y traté de tocar lo que había dentro de las bragas", dijo Duterte en un discurso el sábado por la noche. "Estaba tocando. Ella se despertó. Así que me fui de la habitación".

Duterte: "Estos obispos son estúpidos, mátenlos"
Luego contó que fue al baño para lo "usual", tras lo cual regresó a la habitación de la criada. "Intenté insertar mi dedo", prosiguió su relato el líder filipino.

Respondiendo a una pregunta del sacerdote, Duterte afirmó que la muchacha "tenía los ojos cerrados" todo el tiempo.

¿Un intento de violación?
El Partido Gabriela, que defiende los derechos de las mujeres en Filipinas, denunció los comentarios "repulsivos" de Duterte y pidió su renuncia, alegando que en realidad había confesado un intento de violación, según reseñan medios locales. "La violación no ocurre solo a través de la inserción del pene. Si es un dedo o un objeto, se considera una violación", aseveró Joms Salvador, secretario general de Gabriela.

¿Una "anécdota" para dramatizar el abuso sufrido por el propio Duterte?
Por su parte, el portavoz del mandatario, Salvador Panelo, afirmó que la historia de Duterte es solo una "anécdota ridícula" que el presidente supuestamente inventó para dramatizar su mala experiencia con un sacerdote hace muchos años.

"En su inimitable estilo alegórico de dramatizar el abuso sexual que sufrió el presidente cuando era menor de edad, inventó una anécdota ridícula para dramatizar el abuso sexual que se le infligió a él y a sus compañeros de estudios cuando estaban en la escuela secundaria", explicó Panelo.

De acuerdo con el vocero, Duterte agregó a propósito vulgaridad a la historia "para caracterizar el comportamiento del sacerdote que insistió en escuchar más pecados durante sus confesiones cuando no había ninguno".

El presidente filipino, quien reveló en 2015 que fue objeto de abusos por parte de un sacerdote católico cuando era joven, suele señalar con dureza a la Iglesia católica, que sigue siendo crítica con su liderazgo y sus políticas antidrogas de mano dura. Este sábado, Duterte reiteró que él y sus compañeros de clase en la escuela fueron abusados ​​sexualmente durante una confesión.
RT
Comparte la Noticia :
 

Top