Últimas Noticias

23 de diciembre de 2018

‘Decía… que todo cambiaría’


Antorchistas y perredistas recordaron las promesas de López Obrador en el 2006 y lamentaron que no haya cumplido con lo que tanto defendía.


El grupo de baile La Fraternidad dejó de darle al zapateo. Subió al templete el diputado Eleusis Córdova Morán, uno de los tres líderes del Movimiento Antorchista Nacional que hoy ocupa una curul a dar un discurso.

"¿Se acuerdan cuando López Obrador tomó Paseo de la Reforma, compañeros?". Cientos de seguidores que tenían bloqueado ese costado de la Cámara aplaudieron. "¿No decía que primero los pobres, compañeros?" "¡Sí". "¿Y qué hizo?" "¡Nos quitó el presupuesto!".

Ahí estaban los antorchistas, por los cuatro costados del Palacio de San Lázaro. Se habían quedado ahí por la noche y cientos todavía roncaban por la mañana al calor del Sol que apenas les descongelaba los huesos.

Los líderes de la organización, que por años ha estado afiliada al PRI, cerraron desde el viernes todas las puertas de la Cámara hasta que por la noche entró una comisión apoyada por los priistas.

Mario Delgado, el coordinador de los diputados de Morena, les prometió ser "sensibles", a sus reclamos, pero no se confiaron, peor aún, se reforzaron y volvieron a cerrar las puertas por la mañana.

Por si fuera poco, ayer mil 200 Alcaldes del PRD llegaron a manifestarse en contra de la reducción del presupuesto para los municipios y bloquearon varias vías: Congreso de la Unión, Avenida Emiliano Zapata, Sidar y Rovirosa, Eduardo Molina y la Calzada Ignacio Zaragoza, a la altura de la estación Metro Moctezuma.

Acusaban que López Obrador quiere concentrar todo el poder.

“El peje decía, decía, que todo cambiaría. ¡Mentira, mentira! La misma porquería”, gritaban los perredistas.

Las manifestaciones, anunciaron, podrían escalar hasta marchar al Aeropuerto. El presidente del PRD, Ángel Clemente Ávila, los dirigió y para allá se fueron.

Los diputados estaban citados sesionar para aprobar el Presupuesto de Egresos 2019 a las doce del día, pero la sesión se pospuso hasta las cinco de la tarde y después se citó hasta este domingo.

En los campamentos de los antorchistas nadie más que los líderes festejaron el anuncio, porque los demás ya se querían ir.

Llegaron quince camiones con policías desarmados, que parecía que iban a liberar una entrada del estacionamiento, pero sólo encapsularon a una veintena de antorchistas.

En tanto, ya cerca del aeropuerto, los perredistas lograron que el Gobierno de la Ciudad les enviara camionetas para llevarlos a negociar con Mario Delgado.

Qué lejos quedó la foto del 10 de diciembre 2002 cuando el ahora presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuéllar irrumpió con diez caballos en San Lázaro a pedir 60 mil millones de peso para el campo. Rompieron puertas y macetas.

Ayer, que tenía que repartir el presupuesto, ni pudo entrar.
Reforma
Comparte la Noticia :
 

Top