Últimas Noticias

22 de noviembre de 2018

ENMUDECE LASTIRI ANTE SUPUESTO ROBO QUE SUFRIÓ EN LA VISTA




POR FERMÍN ALEJANDRO GARCÍA.
Dicen los enterados, que hace unos días en el opulento fraccionamiento de La Vista habría sido asaltada la casa –o mejor dicho la mansión– de un destacado político que es oriundo de la Sierra Norte de Puebla. Al parecer el robo no fue algo menor, pues no solamente fue cuantioso sino los ladrones se dieron el tiempo y el lujo de hurgar por todos los rincones del inmueble. Lo que llama la atención, es que el afectado habría decidido guardar silencio y no denunciar ante las autoridades, e incluso, no siquiera se quejó con la administración del conjunto residencial.

Todo hace suponer, de acuerdo con lo que cuentan fuentes bien enteradas, que ese político afectado por el robo sería Juan Carlos Lastiri Quirós, quien en este año fue candidato del PRI al Senado, y se desempeñó como subsecretario en las secretaría de Desarrollo Social y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, a lo largo del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

Lastiri se encuentra en el epicentro de uno de los posibles escándalos de corrupción que podría investigar el gobierno de Andrés Manuel López Obrador –pese a su advertencia de que habrá amnistía a los abusos del pasado–, ya que en los últimos seis años fue uno de los cinco funcionarios más cercanos a Rosario Robles Berlanga, quien en su paso como titular de la Sedesol y la Sedatu, dejó una estela de observaciones por presunto daño al erario por 11 mil 224 millones de pesos; sin contar con el asunto de la llamada “estafa maestra”, que consiste en desvíos a fondos por 2 mil 100 millones de pesos a ciertas universidades y empresas fantasmas.


Tal vez por esa razón el también ex edil de Zacatlán y ex secretario de Desarrollo Social en el gobierno de Mario Marín Torres decidió enmudecer frente al supuesto robo que habría ocurrido en su casa de La Vista, entre el miércoles y viernes de la semana pasada.

Sabe que en estos momentos, a unos días de iniciar el gobierno de la Cuarta Transformación y el declive del poder del PRI, podría resultar un escándalos de dimensiones desastrosas para él y para su ex jefa, Rosario Robles, que se evidenciara que posee una ostentosa residencia en uno de los fraccionamientos de mayor plusvalía del país.

Hace un par de meses, su ex vocero Carlos Castillo lo denunció laboralmente por haberlo despedido injustificadamente y no haberlo liquidado. El problema que enfrentó su ex colaborador para notificar al subsecretario de la Sadatu de la demanda en cuestión, es que no sabía en que domicilio de La Vista le debían dejar el requerimiento.

Castillo dijo a La Jornada de Oriente que Lastiri posee varias casas en La Vista y que ahí una propiedad, tiene como costo mínimo, de unos 10 millones de pesos.

Tal situación plantea algo fundamental: ¿el salario de un subsecretario federal alcanza para comprar, no una, sino varias casas en La Vista?

Lastiri, uno de los cinco brazos derechos de Robles
Rosario Robles Berlanga enfrenta observaciones de la Auditoría Superior de la Federación por 6 mil 558 millones de pesos a su paso por la Sedesol, cargo que ocupó entre los años 2012 y 2015; y por 4 mil 666 millones de pesos, en la Sedatu, la cual es una secretaría que preside desde 2015 y hasta la fecha.

Cuando ha sido interrogada por esas investigaciones, ella se ha defendido argumentando que en cada área había titulares responsables de ejecutar el gasto y por tanto, lo procedente es revisar el desempeño de esos funcionarios.

Dicho deslinde de Rosario Robles ha hecho que la mirada de la opinión púbica y de los auditores federales se centren en cinco personajes que la han acompañado, como colaboradores de primer nivel, en la Sedesol y la Sedatu. Ellos son:

Emilio Zebadúa, Mauricio Razo, Juan Carlos Lastiri Quirós, María Villalpando y Enrique González Tiburcio.

Mauricio Razo, quien fue el encargado de los órganos de control interno de la Sedesol y la Sedatu en el actual sexenio, ya fue sancionado, entre otros motivos porque entre los años 2013 y 2015 desechó 120 solicitudes de investigación contra anomalías en la primera de esta dependencia, pese a que tales requerimientos se los había ordenado la Auditoría Superior de la Federación.

Es decir, hay mucho que investigar en torno a Rosario Robles, quien hasta la fecha ha acumulado mil 469 páginas de revisión en torno a supuestas anomalías en el manejo de presupuestos federales.

Por esa razón, tal parece que Juan Carlos Lastiri prefiere pasara de incognito.
Comparte la Noticia :
 

Top