Últimas Noticias

27 de noviembre de 2018

De la pobreza a los sobornos de las autoridades: Un piloto de 'El Chapo' habla sobre el capo

Miguel Ángel Martínez trabajó para Joaquín Guzmán Loera cuando este aún no era conocido como 'El Chapo' y apenas empezaba a introducirse en el negocio de las drogas.

De la pobreza a los sobornos de las autoridades: Un piloto de 'El Chapo' habla sobre el capo
Joaquín 'El Chapo' Guzmán llega al aeropuerto MacArthur de Long Island, Nueva York, tras su extradición desde México, el 19 de enero de 2017.
Reuters


Este lunes el expiloto Miguel Ángel Martínez, una de las personas más cercanas a 'El Chapo', testificó ante el tribunal federal de Brooklyn (Nueva York, EE.UU.) en calidad del testigo gubernamental en el juicio contra el capo mexicano.

Martínez, también conocido como 'El Gordo', 'Tololoche' y 'Compadre', vive en Estados Unidos bajo una identidad secreta. Para evitar que los aliados de su exjefe lo identifiquen y localicen para hacerle rendir cuentas, el juez prohibió a los dibujantes de la corte bosquejar sus rasgos faciales y peinado.

La 3ra semana del juicio contra el #Chapo inició con testigo “sin rostro” se trata de Miguel Ángel Martínez alias “#Tololoche” “gerente” del cártel de #Sinaloa y piloto encargado de coordinar con cárteles de #medellin y #cali el trafico de droga a EU con #elchapo #JuiciodeElChapo


Cuando servía la condena en México tras ser arrestado en 1998, Martínez sobrevivió tres intentos de asesinato: en la cárcel lo atacaron dos veces a puñaladas y una vez en su celda le arrojaron dos granadas de mano. Aquel último ataque lo sobrevivió escondiéndose detrás del retrete, según testificó en 2006.

Como testigo, Martínez describió los primeros pasos de 'El Chapo' en el mundo del narcotráfico y también habló sobre los detalles de su vida cuando ya se aseguró un papel importante en este turbio negocio.

'Vino' y 'chicas'
Martínez contó que Guzmán vivía en la pobreza y "no tenía nada que comer", y en busca de una vida mejor empezó a cultivar marihuana cerca de su casa en el estado mexicano de Sinaloa, y también a hacer heroína extrayendo la savia lechosa de las amapolas, recoge The New York Times.

Los dos empezaron a trabajar juntos en 1987. En aquella época Guzmán tenía a su disposición unas 25 personas, entre ellas sus primos Héctor y Arturo Beltrán Leyva que transportaban las drogas a través de la frontera con Los Ángeles, y se dedicaba a facilitar tratos de los proveedores colombianos con el Cártel de Guadalajara.

Dibujos hechos por los artistas de la corte federal de Brooklyn el 13 de noviembre de 2018.El inusual día seis en el juicio de 'el Chapo': Prohíben hacer retrato de testigo
Al principio Martínez fue un piloto, pero tras salvar el cargamento de un millón de dólares de valor en un aterrizaje peligroso, pronto lo ascendieron y se dedicó a programar y dirigir los vuelos con droga desde Colombia a lugares clandestinos en México. Para evitar la persecución policial, usaba un lenguaje secreto hablando con los pilotos: para referirse al combustible, por ejemplo, empleaban la palabra 'vino', mientras los aviones eran 'chicas'.

El acercamiento entre 'El Chapo' y Martínez se consolidó, y Guzmán incluso se convirtió en el padrino del hijo de su compadre. Ambos viajaron juntos a Los Ángeles y Las Vegas, donde jugaron en los casinos. Según recordó Martínez, Guzmán gastó 6 millones de dólares en aviones cuando fueron a Los Ángeles.


Sobornos a la Policía Federal de México
Martínez también contó que a principios de los años 90 'El Chapo' le pagó unos 10 millones de dólares dos o tres veces a Guillermo González Calderoni, excomandante de la Policía Judicial Federal de México (bajo el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari) que fue asesinado en Texas en 2003.

A cambio, Calderoni compartía con el capo la información sobre las investigaciones de narcotráfico, ayudándole a permanecer fuera del alcance de las autoridades, y también proporcionaba datos sobre los paraderos de sus rivales y enemigos.

'El Chapo' fue extraditado a Estados Unidos el año pasado y afronta cargos de narcotráfico. Para demostrar que Martínez de verdad conocía a Guzmán (la defensa del capo insistió en que al expiloto "se le cayó la nariz" por consumir hasta cuatro gramos de cocaína al día), los fiscales adjuntaron una foto en la que ambos aparecen juntos en un evento a principios de los 90. La cara del testigo fue difuminada por temores de que de lo contrario, su vida podría estar en peligro tras la difusión de la imagen, indica AP.
Comparte la Noticia :
 

Top