Últimas Noticias

15 de noviembre de 2018

Borrell ve la Cumbre Iberoamericana como una oportunidad de diálogo pese a la "polarización política"

Valora además la apuesta multilateral cuando el mundo parece volver "hacia unos nuevos años 30"

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación Internacional, Josep Borrell, ha destacado el valor de la XXVI Cumbre Iberoamericana como "un foro de encuentro y diálogo por encima de la polarización política" en la región, que se enfrenta a fuertes tensiones por las crisis en Venezuela y Nicaragua.

Durante la reunión de ministros de Relaciones Exteriores que ha tenido lugar este jueves en el marco de la Cumbre Iberoamericana, que se celebra estos días en la ciudad guatemalteca de Antigua, ha querido destacar "el valor que tiene esta conferencia en sí misma".

Borrell ha recordado que cuando nació la comunidad iberoamericana "era el único foro que integraba a todos los países, incluida Cuba", subrayando que, aunque desde entonces han surgido iniciativas regionales, "se mantiene como un foro de encuentro y de diálogo por encima de a polarización política".

En este sentido, ha llamado la atención sobre una "polarización política general que también afecta a América Latina", dividida entre quienes apoyan a los gobiernos de Nicolás Maduro y Daniel Ortega y quienes abogan por aumentar la presión sobre ellos para mejorar la situación de los Derechos Humanos enVenezuela y Nicaragua.

España ha propuesto, junto a otros estados miembro, que la UE facilite un nuevo diálogo entre el Gobierno y la oposición en Venezuela, manteniendo las sanciones actuales, con el fin de acordar una salida a la crisis política y económica que sufre la nación caribeña y que ha expulsado a tres millones de venezolanos hacia otros países.

En cuanto a Nicaragua, el pasado viernes el propio Borrell se mostró partidario de que la comunidad internacional imponga sanciones a la "dictadura" de Ortega, cuya represión de las protestas antigubernamentales que se desataron en abril ha dejado más de 300 muertos.

APUESTA MULTILATERAL

El jefe de la diplomacia española también ha enfatizado que la Cumbre Iberoamericana supone una apuesta por el multilateralismo en momentos en los que "parece como si el mundo de estuviera deslizando hacia unos nuevos años 30, de infausta memoria".

"Es cierto que no hay las grandes tensiones expansionistas que protagonizaron algunos países pero sí hay aires de revancha, sí hay una retirada de Estados Unidos de la escena internacional, sí hay nuevas tensiones proteccionistas, sí hay un ataque a Naciones Unidas", ha enunciado.

En opinión de Borrell, "estos ataques al multilateralismo deben causar una gran preocupación", por lo que ha considerado que "cualquier instrumento de acción multilateral que se pueda desarrollar debe ser bienvenido".

AGENDA 2030

Por otro lado, se ha referido a la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, eje de la Cumbre Iberoamericana de Antigua, comentando la importancia de que en estos "tiempos de cambio" los gobiernos la usen como guía de acción.

Desde el punto de vista español, ha resaltado la creación del Observatorio Iberoamericano de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible en La Rábida (Huelva), que ha quedado inaugurado esta semana. "Es evidente que este es el gran problema de nuestro tiempo", ha afirmado.

Asimismo, ha señalado la "especial sensibilidad" del Gobierno español en lo tocante a la igualdad de género y de oportunidades y a los problemas de agua y saneamiento, de entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que marca la Agenda 2030.
Fuente: Europa Press|Foto: PACO CAMPOS / EFE
Comparte la Noticia :
 

Top