Últimas Noticias

5 de octubre de 2018

EL EXTRAÑO CASO DEL DR. LÓPEZ Y MR. OBRADOR

Por Marcela Jiménez Avendaño
Algo le pasa a su aspecto; algo desagradable,
algo realmente detestable.
Nunca vi a un hombre que me desagradase tanto,
y sin embargo seguramente no sabría decir por qué.
Debe de estar desfigurado en alguna parte; da la impresión de que es
deforme, aunque no podría especificar en qué sentido. [1]
Mascarada Obrador


En 1886, Robert Louis Stevenson publicó “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, la obra se hizo mundialmente famosa y fue adaptada numerosas veces para el cine, el teatro y la televisión.

La novela trata sobre un hombre con doble personalidad y que, gracias a una poción hecha por el mismo, se convierte en su parte malvada, demoníaca. Por un lado es el amable Doctor Jekyll y, por el otro, el perverso y repugnante Míster Hyde. La obra aborda el tema de un trastorno de la personalidad que hace que una misma persona tenga dos o más identidades, en ocasiones, opuestas entre sí; aunque también pudiera verse como una reflexión sobre la dualidad de la naturaleza humana.

Y es bajo esa perspectiva que trataré de analizar las últimas declaraciones y acciones de nuestro presidente electo que, en recientes fechas, se ha lucido con el alcance y nivel de sus incongruencias fifí.

NÚMERO UNO. Nadie puede negar que a lo largo de sus 18 años de campaña, el Dr. López ha abanderado, como ningún otro político mexicano, la causa de la lucha contra la corrupción.Si bien es cierto, la mayoría de los ciudadanos creemos en su nivel de compromiso, no menos verdad es que, a las primeras de cambio, se alió con la impresentable Maestra Elba Esther Gordillo y su clan de chupacabras. Y la cosa ahí no termina, más bien pareciera inicia. Hace unos días, salió a la luz pública información sobre lo que los medios llamaron la “Estafa Maestra” en la que, vinculan a 66 empresas tachadas como fantasmas por el SAT y, a partir de las cuales fueron, supuestamente, derivados 2,273 millones de pesos por parte de la Secretaría de Desarrollo Social que encabeza Rosario Robles. Tras estas notas, Mr. Obrador, en clara defensa de Robles, calificó el tema como un circo creado por la mafia del poder y los medios de comunicación al tiempo que aseguró que no perseguirá a nadie y que su gobierno no usaría chivos expiatorios. Extrañas declaraciones para quien, acabar con la corrupción en México es la base de su imagen pública.

NÚMERO DOS. Hace poco, su hijo menor sufrió una fractura de tibia y peroné siendo trasladado por paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX al hospital privado Médica Sur. Hasta ahí todo sería normal si, el Dr. López no se hubiera cansado de prometer que todos los altos funcionarios durante su gobierno serían atendidos en el ISSSTE y en el IMSS. Aparentemente Mr. Obrador prefiere para sí mismo y su familia los servicios de la medicina privada.

NÚMERO TRES. El Dr. López durante su gira de agradecimiento por Tijuana y luego por Guadalajara dijo que, en Palacio Nacional –en la parte alta trasera-, se construye un “departamentito” en donde podrá tener “un catre y colgar la hamaca” y al cual se mudará después de junio de 2019, una vez que su hijo menor termine sexto año de primaria. Esta decisión convertirá a Los Pinos en un espacio para el arte y la cultura. Aunque a ninguno nos quedan claras las razones de esta decisión arbitraria de cancelar años de tradición, de historia y de símbolos, podríamos pensar que es parte de su esquema de austeridad republicana. Pero esta tesis parece una burla al enterarnos de la súper boda de lujo de César Yáñez –uno de sus más cercanos colaboradores- y de la cual el mismísimo Mr. Obrador fue, no solo partícipe sino testigo de honor. Miles de rosas, costosísimos arreglos y decoraciones florales y velas, menú gourmet que inició con Langosta, amenización a cargo de Los Ángeles Azules y Matute. Ya podrá irse dando una idea de lo que se gastó quien por 12 años ha trabajado con la cabeza de esta nueva República de Amor y Austeridad.

NÚMERO CUATRO. Su relación con los medios de comunicación también se ha visto afectada por esta, digamos, doble personalidad. Dr. López dijo sobre el regreso de la periodista Carmen Aristegui a la radio abierta que, el hecho, representaba un gran avance para las libertades del país y para la libertad de expresión, al tiempo que aseguró pondrá fin a las prácticas de censura y represión por parte del gobierno federal. Sin embargo, Mr. Obrador días antes se negó a contestar las preguntas de una reportera y a cambio le dio un beso que, obvio, fue no pedido, minimizando el profesionalismo de la comunicadora y siendo considerado un insulto a su labor. Semanas antes de este incidente, cuando algunos medios cuestionaron la motivación de la alianza entre el Partido Verde y Morena, este los llamó “corazoncitos” y tras sus declaraciones contradictorias sobre la situación económica del país les tildó de “prensa ‘fifí‘: “aclaro, para que no haya manipulación -no de ustedes, sino de los camajanes, del conservadurismo, de la prensa ‘fifí’- para que no haya manipulación, que se oiga bien y fuerte: voy a cumplir todos los compromisos que hicimos en campaña….si están enojados, ofrezco disculpas. Amor y paz”.

Estas posturas, ya provocaron que algunas organizaciones de comunicadores le soliciten respeto a su labor y al trabajo de sus compañeras reporteras. De igual manera, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exhortó al presidente electo a evitar la descalificación contra cualquier medio de información, a pesar de estar en desacuerdo con su línea editorial: “Le pedimos a López Obrador, determine con claridad las políticas que estén encaminadas al esclarecimiento de los asesinatos de los periodistas en México y que establezca medidas claras y abiertas en cuanto al respeto a la libertad de prensa y el derecho a informar, ya es hora de que se manifieste al respecto”.

NÚMERO CINCO. Finalmente, en materia económica, Dr. López dijo primero que recibía de Peña Nieto un país con estabilidad y sin crisis financiera. Sin embargo, días después Mr. Obrador cambió de parecer y declaró que no iba a poder cumplir todas las demandas del pueblo porque recibirá un país en bancarrota. El presidente electo ofreció disculpas a los empresarios que se ofendieron por esta declaración y en tono irónico dijo: “Todavía se enojan, bueno pues entonces, si están enojados, les ofrezco disculpas y amor y paz”.

Todo lo anterior ha despertado enormes críticas y preocupación entre los medios de comunicación, clase política, académicos y sociedad.

Sería bueno que nuestro Dr. López y Mr. Obrador recuerde lo dicho por Napoleón Bonaparte: “Nada va bien en un sistema político en que las palabras contradicen a los hechos”, particularmente porque a nadie nos conviene un presidente o un gobierno veleta que, dicho por el personaje de La Chimoltrufia, “como dice una cosa, dice otra”.

[1] El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Robert Louis Stevenson. Editorial Porrúa.
Comparte la Noticia :
 

Top