Últimas Noticias

13 de octubre de 2018

Cerca de 150.000 personas se manifiestan en Berlín contra el racismo

Convocada por la alianza "Indivisible" (Unteilbar) bajo el lema "Por una sociedad abierta y libre: solidaridad en lugar de exclusión", la manifestación partió a las 13.00 horas, una hora más tarde de lo previsto, desde Alexander Platz para recorrer la Leipziger Strasse, atravesar Potsdamer Platz, la Puerta de Brandeburgo hasta llegar a la Columna de la Victoria, en el corazón del Tiergarten.

Para el final, están previstas actuaciones de músicos prominentes como Herbert Grönemeyer. En un principio, los organizadores habían contado con unos 40.000 participantes. Sin embargo, al mediodía indicaron que había ya cerca de 150.000 personas. La Policía no ha querido dar aún cifras.

"Estamos increíblemente satisfechos con la respuesta", ha declarado Felix Müller, de la iniciativa "Indivisible" a DPA. Esto confirma que "muchas personas quieren enviar una señal en contra de la derecha y a favor de la solidaridad", ha apuntado.

La protesta se dirige contra la campaña de difamación para generar odio por parte de la derecha, la discriminación, la muerte de refugiados en el mar Mediterráneo y los recortes en el sistema social, indicaron sus organizadores.

Muchos de los participantes portaban pancartas, carteles y globos. Entre otras cosas, se podía leer "No al odio contra los musulmanes" y "El racismo no es una alternativa". Una gran pancarta portaba la inscripción "Solidaridad con las víctimas de la violencia de derecha, racista y antisemita". Varias organizaciones y partidos acudieron con sus propios vehículos, como la red de activistas anticapitalistas Attac, los Verdes y la Izquierda.

Numerosas organizaciones, asociaciones y partidos apoyan el llamamiento. Entre ellos se encuentran celebridades como el presentador de televisión Jan Boehmermann y el grupo de música Die Aerzte.

El ministro de Exteriores alemán, el socialdemócrata Heiko Maas, calificó el hecho de que tantas personas salgan a la calle como una gran señal. "No nos vamos a dejar dividir en absoluto por los populistas de derecha", ha declarado a los periódicos del grupo mediático Funke.

AFD VUELVE A NEGAR VÍNCULOS CON LOS NAZIS

El líder del partido de ultraderecha, Alexander Gauland, ha insistido este sábado en que "los nazis no pertenecen a esta formación" a menos de 24 horas de unas cruciales elecciones estatales en Baviera, donde aspira a tener presencia parlamentaria por vez primera desde su fundación en 2013.

"No lo digo porque nos estén viendo los servicios de Inteligencia. Lo digo porque estamos hablando del alma del partido", ha declarado durante una convención previa a los comicios.

El partido ha crecido en el apoyo de los votantes, pero está cada vez más presionado a medida que los funcionarios de inteligencia del estado recopilan material para decidir este año si colocan al partido bajo vigilancia por posibles vínculos con filonazis.

De hecho, varios miembros de la formación han sido vistos junto a neonazis en protestas en la ciudad de Chemnitz a principios de septiembre, los detractores del partido lo acusan de una creciente afinidad con formaciones ilegales, seguidoras del legado de Adolf Hitler.

Gauland ha declarado que el partido ofrece una verdadera alternativa en el espectro político. "Pero justo ahora que abogamos por la democracia, y justo ahora que luchamos por una política alternativa para el futuro de nuestra nación, es esencial que nos mantengamos alejados, sí, lo digo de manera tan directa, de personas con algún tipo de ideología nazi ".

POSIBLE DEBACLE CONSERVADORA

La conservadora Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) se enfrenta este domingo a una debacle si se confirma el desplome al que apuntan las encuestas para las elecciones estatales de este domingo y que abriría una nueva crisis en el aliado de la canciller alemana, Angela Merkel, si acaba perdiendo la mayoría absoluta ante la ultraderecha representada por AfD, potencial candidata al Parlamento muniqués por vez primera.

Los sondeos hablan de una caída de aproximadamente 15 puntos en comparación con las elecciones de 2013, del 47,7 por ciento al 32,9 por ciento, de acuerdo con la encuestadora berlinesa Civey. Prácticamente coincide con el 12,8 por ciento de los votos que obtendría la AfD.

La CSU reconoce abiertamente el problema. "Estamos en una situación grave, no solo por nosotros, sino también por la democracia en nuestro estado", ha lamentado el líder estatal de la CSU y primer ministro bávaro, Markus Soeder.

Baviera, que aloja a gigantes corporativos como BMW, Siemens y Allianz, es una de las principales economías de Europa. Sus 12,9 millones de residentes disfrutan de la tasa de desempleo más baja de Alemania (2,8%) y algunos de sus salarios más altos.
Fuente: EFE/Foto: Visit Berlin
Comparte la Noticia :
 

Top