Últimas Noticias

6 de septiembre de 2018

“Los grandes narcos no han entrado en la cárcel ni entrarán: tienen hoteles y son empresarios respetables”



Laureano Oubiña Piñeiro " El Pajarito " at his book premiere " Oubiña: Toda la Verdad " in Madrid on Friday , 22 June 2018 (G3online)



ANDRÉS GUERRA, BARCELONA

Hasta la irrupción de la serie Fariña, cualquier ciudadano preguntado por el nombre de un narco español hubiese dicho el suyo: Laureano Oubiña (Cambados, Pontevedra, 1946). La exitosa ficción de Antena 3, basada en la novela de Nacho Carretero, recoge los años salvajes del narcotráfico en Galicia con Sito Miñanco (alias de José Ramón Prado Bugallo) como protagonista. No en vano él fue el verdadero rey de la cocaína en los años 80. Y aunque la serie nos presenta a todos los capos que operaban organizadamente en una industria de la que vivían miles de personas –pero que asfixió las posibilidades de desarrollo turístico de las Rías Baixas–, Oubiña solo fue condenado por tráfico de hachís.
Si antes trapicheó con el tabaco y ha cumplido condena por delito contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales, ¿por qué se convirtió entonces en el nombre propio más famoso de una Operación Nécora que solo le condenó por delito fiscal? ¿Por qué se le bautizó como el ‘Pablo Escobar gallego’ aun cuando –y muchos años después– su único delito contra la salud pública fue por tráfico de hachís? ¿Quién introducía esa heroína cuyos estragos causaron la denominada ‘generación perdida’ en Galicia?

El libro despelleja a varias personas muy importantes de este país. Lo que cuento ahí lo puedo demostrar y con documentos oficiales”
LAUREANO OUBIÑA Exempresario y excontrabandista
El propio excontrabandista da respuesta a todo ello en Toda la verdad, un libro biográfico firmado por él mismo y que, asegura, intereses muy poderosos tratan de boicotear. Oubiña, que ha pasado más de 22 años en prisión, no tiene nada que perder. Recientemente se querelló contra la productora de la serie Fariña por lo que vio en el primer capítulo, tal como nos explicaba el letrado Manuel Álvarez de Mon, y este otoño promete arremeter contra el resto de la serie. De todo ello habla con La Vanguardia en esta entrevista exclusiva.

Laureano Oubiña (Carlos Blanco) frente a Sito Miñanco (Javier Rey).
Laureano Oubiña (Carlos Blanco) frente a Sito Miñanco (Javier Rey). (Atresmedia)
Ayer jueves finalizaba formalmente su última condena, de cuatro años y seis meses por blanqueo, al estampar su firma en un documento. ¿Cómo se siente uno al ser un hombre en paz con la sociedad?

Muy relajado y tranquilo. La cuestión es que me dejen estarlo, porque estoy teniendo muchos problemas con mi libro, Toda la verdad. Ya los tuve para poder editarlo: una gran editorial estaba superinteresada, locos por publicarlo, pero cuando llegó el momento me pidieron que debería ser en segunda persona. ¿Perdón? ¿Llevo 32 años sin poder hablar y va hacerlo otro en mi lugar? Contacté con otras dos, muy distintas, e ídem. Bien, ídem y casi les tenía que pagar yo a ellos.

¿Por qué le ha sucedido esto? ¿Porque su nombre es el de un apestado o por el contenido del libro?

Creo que por la síntesis del libro, vieron de qué iba el asunto y se echaron atrás. Te digo más: me lo mueve una de las distribuidoras más importantes de España y en las estanterías de ciertos lugares muy señalados el libro no aparece. ¿Dónde está la libertad de expresión? Lo que pasa es que el libro despelleja a varias personas muy importantes de este país. Pero aunque lo que cuento ahí lo puedo demostrar y con documentos oficiales, despellejo con anestesia: en el próximo lo haré a carne viva. Con nombres y apellidos.

¿Cómo le sentó que le obligasen a levantar su puesto de venta de libros en la Feira do Albariño de Cambados, su localidad natal?

Me pregunto si esta gente me está empujando a que tenga que delinquir de nuevo. Y yo no quiero delinquir de nuevo, no quiero volver a las andadas. Así se lo dije al agente, ¿quieren provocarme para que vuelva?

Soy pensionista y cobro 380 al mes. Ningún banco me abre una cuenta para ingresar: cuando me llega, me llaman y me pongo a la cola para cobrarla. ¿Crees que esto lleva a la reinserción social?”

LAUREANO OUBIÑA Exempresario y excontrabandista
La cooperativa del contrabando.
La cooperativa del contrabando. (Atresmedia)
¿De qué vive actualmente?

Soy pensionista y cobro 380 al mes. Ningún banco me abre una cuenta para ingresar: cuando me llega, me llaman y me pongo a la cola para cobrarla. ¿Crees que esto lleva a la reinserción social? No tengo ahorros, vivo con la pensión y la ayuda de mi familia, así de claro. Es denigrante que no pueda abrir una cuenta para domiciliar la pensión o girar un recibo de la luz.

Sin embargo, en los 80 llegó a esconder billetes en cajas de fruta porque no sabía dónde ponerlos. ¿No le queda nada de aquella época?

Me lo han robado todos los españoles, es decir, el Estado. Me lo sacaron todo. Hubo personas que por ser amigas mías de toda la vida, gente de irnos juntos de vacaciones, les embargaron todo. Y quien estuvo en prisión tres años y medio porque “sabía a lo que me dedicaba”. Aunque en 1997 no tenía ninguna condena por tráfico, me acusaron de blanqueo de capitales estando en la cárcel. ¿Qué iba a blanquear, el peculio?

Volvamos a su patrimonio: alguien capaz de adquirir un pazo por 275 millones de pesetas –esa es la cifra que se maneja–, ¿no conserva ningún dinero de aquellos años?

Todo lo que tenía, mis empresas y propiedades, no lo tengo. Todo lo subastó el Estado. ¿Dinero? Yo no soy como esos políticos que roban del erario público y lo llevan afuera. Yo lo que gané fuera lo invertí aquí. Subastaron propiedades según ellos compradas con dinero del narcotráfico y otros las disfrutan, no yo.

¿Cuál ha sido la mayor mentira que sobre usted se ha dicho?

Muchísimas. La primera, el montaje que hicieron con el testigo Ricardo Portabales para encarcelarme. Yo entonces no me dedicaba al narcotráfico, como demostró la sentencia de la Operación Nécora. El señor Ayuso [Arsenio Ayuso fue jefe del Servicio Fiscal de la Guardia Civil] tras investigarme declaró en 1988, con la DEA detrás, que no se me podía acusar de tráfico de drogas porque me dedicaba al tabaco. No lo digo yo. Me vincularon al narcotráfico para poder robarme mis empresas, porque eso fue un robo. El pazo Baión fue comprado en junio de 1987 y la primera investigación que yo tengo sobre tráfico de hachís fue en 1997. Hay más: mi mujer [Esther Lago] murió 14 meses antes de ser juzgada; nunca fue condenada por narcotráfico pero le incautaron su patrimonio sin ser juzgada. ¿Por qué no se lo dieron a mis hijas? Fue un robo judicial, político y mediático. Y a otro señor están a punto de hacerle lo que a mí: la 13/14 para joderle todo el patrimonio.

Fariña serie tv
Fariña serie tv (Jaime Olmedo / ATRESMEDIA)
Oubiña sigue siendo amigo de Sito Miñanco. Asegura que “le están haciendo la 13/14”, es decir, atribuyéndole un delito que no le corresponde para arrebatarle todo su patrimonio, tal como le ocurrió a él mismo

¿Puede ser más específico?

José Ramón Prado Bugallo [Sito Miñanco]. Un juicio archivado que vuelven a abrir aun cuando fue archivado con la petición del fiscal. Algo que se remonta a los años 80 y en un momento en que Prado Bugallo tenía separación de bienes y de cuerpos. ¿Cuántos años lleva él sin vivir sin la pobre Rosa? Que más le hubiese valido seguir con ella, porque además es una buena mujer [La exesposa de Miñanco está también acusada de un delito de blanqueo].

¿Mantiene relación con Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, Manuel Charlín y los demás contrabandistas que hemos visto en la serie Fariña?

Yo no me hablo con ninguno de ellos a excepción de José Ramón Prado Bugallo. Su familia era amiga de la mía, sus padres, abuelos… y él es amigo mío. Ahora bien, lo que haga o deje de hacer es asunto suyo pero si yo pudiese ayudarle para que estuviese un día menos en la cárcel, lo ayudaría. Yo no soy quién para investigarle y no sé si ha hecho o no ha hecho pero sí te aseguro que lo de ese barco se lo quieren encalomar. Porque sé de quién es el barco aunque no pueda demostrarlo. Y quienes lo detuvieron también lo saben. Mira, igual que las putas se reconocen entre sí en una plaza, los contrabandistas –que son pocos, oportunistas son muchos– también nos reconocemos. “Llegas a un sitio, ves sus movimientos y piensas ‘este es igual de puta que yo”. Yo veo quién ha sido contrabandista y a mí me gusta quien sabe lo que es, para bien o para mal.

Emprendió acciones legales contra la serie Fariña. ¿Realmente tanta importancia tenía esa escena de la serie para alguien que ha sido condenado a la cárcel por delitos tan graves?

Está en marcha. Presenté una por el primer capítulo [que reprocha una escena según la que la Guardia Civil lo detuvo cuando estaba en mitad de un momento íntimo con su mujer] y los otros nueve me los lleva el letrado Enrique Trebolle, que está terminando de elaborar una segunda demanda. Nunca tuve que ver nada con la cocaína ni la heroína. Ni jamás viví en el pazo Baión; trabajaba allí pero vivía en la casa familiar. Es todo una sarta de mentiras.

La serie Fariña se rodó en Galicia con talento local.
La serie Fariña se rodó en Galicia con talento local. (Jaime Olmedo / Atresmedia)
Carmen Avendaño es semianalfabeta como lo soy yo. Cómo se come que haya llegado a concejal en Vigo, diputada en Pontevedra y al consejo de administración de Caixavigo?

LAUREANO OUBIÑA Exempresario y excontrabandista
Maltratado por una novela y una serie y aun asumiendo que cometió delitos graves, ¿siente que ha sido también maltratado por la Justicia?

¿Cómo se nos puede condenar, a mi difunta esposa y a mí por delito fiscal en la Operación Nécora? Dice la sentencia que tuvimos enriquecimiento ilícito a causa de un dinero cuya procedencia desconocida, posiblemente sea ilícita. ¿Me quieres explicar cómo voy a declarar a Hacienda un dinero de procedencia ilícita? Una cosa o la otra, ¿no? Pero había que vestir al santo: yo llevaba cuatro años y seis meses como preso preventivo.

Existe una ’generación perdida’ a causa, sobre todo, de la heroína. ¿Quién la introducía en Galicia?

Pregúntale a Carmen Avendaño, ella conoce perfectamente a los traficantes de heroína. ¿No os extraña a los periodistas por qué nunca acude a ningún juicio de tráfico de heroína cuando ella los conoce? Si muchos son vecinos de ella. ¿Mató el hachís a alguien? Bueno, al margen de que murió un cerdo en Galicia porque se comió un fardo entero.

Sin embargo, la señora Avendaño ha dirigido contra usted sus más encendidas invectivas.

Carmen Avendaño es semianalfabeta como lo soy yo. Sabrá leer y escribir más o menos como yo. ¿Cómo se come que haya llegado a concejal en Vigo y diputada en Pontevedra? Se la rifaban todos los partidos. Y después el señor Julio Fernández Gayoso la pone en el consejo de administración de Caixavigo [luego Caixanova]. ¿De repente es economista? ¿Por qué la nombra? ¿Alguien ha investigado su patrimonio o es que todo lo logró su marido trabajando como botones y después como cajero en una sucursal? ¿Somos tontos o qué? ¿Y por qué se me niega a mí la reinserción? Porque lleva 30 años hablando de mí y chupando del bote. Y quieren que vuelva a caer para continuar. Estos socialistas, que tienen de socialistas lo que mis cojones de claveles, y tanto invocan la reinserción social y todos iguales ante la ley, ¿para mí qué?

Es decir, afirma usted que Avendaño lo eligió blanco de su cruzada por ser usted el más mediático de los narcos gallegos.

Así es. Mira, también te digo que si llego a saber lo que me iba a pasar, hubiera traficado con otra cosa, cocaína o heroína, lo que hiciese falta. Porque nadie te obliga a consumir drogas. ¿Después de todo lo que me han colgado? ¡Te juro por Dios que lo hago si llego a saber que me tratarían así, que he estado en la cárcel 32 años!

Si llego a saber lo que me iba a pasar, hubiera traficado con otra cosa, cocaína o heroína, lo que hiciese falta. ¿Después de todo lo que me han colgado? ¡Te juro por Dios que lo hago si llego a saber que me tratarían así!”

LAUREANO OUBIÑA Exempresario y excontrabandista
Que algún cronista le llamase ‘el Pablo Escobar gallego’ entiendo que está lejos de ser un halago: además de un epíteto erróneo le supuso una condena extra.

¿Cómo halago? Es que eso te jode la vida totalmente. Yo no maté a nadie. Si yo hubiese matado a alguien, el otro tiro me lo metía yo porque sería incapaz de vivir con eso en la conciencia.

Entiendo que si el narco en Galicia funcionó tan cómodamente durante tanto tiempo es que muchísima gente vivía de ello al margen de los traficantes.

Vivían y siguen viviendo. Lo digo en el libro: primero, sin la ayuda de agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no es posible hacer ese negocio; ni antes, ni ahora. Y segundo: los grandes narcotraficantes ni han entrado en la cárcel ni entrarán. Tienen hoteles ahí en Barcelona. Y en Madrid. Empresarios “respetables”. Existen personas con mucho dinero que invierten en la droga sin verla, solo recogen sus beneficios. ¿Cómo me dan un crédito avalado por el Banco de España para hacerme con un barco petrolero o gasero, que vale una millonada, y lo matriculo en Panamá para poder enrolar tripulación de conveniencia? Porque yo compré barcos pero nunca con un crédito del Estado; si tú construyes un barco con un crédito de aquí, tienes que matricularlo aquí. Pues bien, hay empresarios muy respetados, yo conozco dos, que fueron unos muertos de hambre como yo y ahí los tienes montados. O personas como el señor Pablo Vioque, con un hermano preso por cocaína y absuelto en siete meses.

¿Quiere usted decir que los arrestados cuyo nombre sale en prensa no son sino la punta de un iceberg mucho mayor?

No creo en las casualidades y menos en la Audiencia Nacional. Mira, se detiene a cierta persona implicándole en un barco con 4.000 kilos de cocaína, asunto en el que tenía tanto que ver como tú. Se le pone como cabeza de turco el mismo día en que la UDYCO cumple 50 años. ¿A la prensa no os llama la atención esas cosas? Otro ejemplo: ¿cuántas veces has escuchado hablar en los medios de la Operación Nécora y cuántas de la Operación Pitón? Esta segunda ocurre en 1991, más de 70 detenidos, dirigida por Carlos Bueren y Baltasar Garzón el Juzgado Central 1 de la Audiencia Nacional. Entre los detenidos había cuatro guardias civiles, dos policías, dos toreros y cientos de kilos de hachís y de marihuana. ¿Cuántas veces has oído hablar de la Operación Pitón?

Laureano Oubiña Piñeiro ' El Pajarito ' at his book premiere ' Oubiña: Toda la Verdad ' in Madrid on Friday , 22 June 2018
Laureano Oubiña Piñeiro ' El Pajarito ' at his book premiere ' Oubiña: Toda la Verdad ' in Madrid on Friday , 22 June 2018 (G3online)
Si se legalizan las drogas, al narcotraficante se le acabó el negocio; pero no interesa. Lo explico en el libro”

LAUREANO OUBIÑA Exempresario y excontrabandista
Afirma usted que la única manera de combatir la delincuencia paralela al narcotráfico es legalizar el consumo de drogas. Sin embargo, esto no ocurre en ningún país del mundo.

Será por algo. ¿Qué trajo la llamada Ley Seca? Delincuencia, mafia y muchos muertos por alcohol adulterado. Si se legalizan las drogas, al narcotraficante se le acabó el negocio; pero no interesa. Lo explico en el libro: ¿tú sabes lo que cuesta cada año mantener la infraestructura policial que hay montada para combatir con el narcotráfico? Jamás acabarán con él mientras dé tantos beneficios.

¿Se lleva bien con todos sus hijos?

Tantos años en la cárcel pasan factura. También te digo que cuando vas justo de dinero tienes menos amigos y en la familia, por desgracia, también ocurre.

Sus hijas pelean por recuperar el pazo Baión. ¿Tienen posibilidades?

En España no creo pero en Estrasburgo lo ganaremos. Su madre hubiese dado mil vidas por no perderlo. Yo las animé a luchar.

Sin embargo, fue comprado con los beneficios de una actividad delictiva, el contrabando de tabaco.

Y sin embargo, nunca me condenaron por contrabando de tabaco. ¿Entiendes ahora lo que te decía? Cuando le venía bien a los bancos…

¿Qué es lo que más le pesa en la conciencia?

En los 80 fui a Sudamérica para ver a familiares en Argentina, Brasil, Paraguay y por ahí. Lo que más me pesa fue no haberme quedado allí. Pero en fin, a lo hecho, pecho.

Laureano Oubiña Piñeiro ' El Pajarito ' at his book premiere ' Oubiña: Toda la Verdad ' in Madrid on Friday , 22 June 2018
Laureano Oubiña Piñeiro ' El Pajarito ' at his book premiere ' Oubiña: Toda la Verdad ' in Madrid on Friday , 22 June 2018 (G3online)
Igual que las putas se reconocen entre sí en una plaza, los contrabandistas –que son pocos, oportunistas son muchos– también nos reconocemos”

LAUREANO OUBIÑA Exempresario y extraficante
.La Vanguardia
Comparte la Noticia :
 

Top