Últimas Noticias

14 de septiembre de 2018

Lo que algunos echarán en falta de los nuevos iPhone




Horas después de presentarse los nuevos teléfonos de Apple toca repasar algunas de las principales carencias de estos

Los nuevos iPhone aumentan sus prestaciones, pero siguen manteniendo algunos puntos oscuros. (David Paul Morris / Bloomberg)
RAMÓN PECO



No hay duda de que los tres nuevos iPhone presentados ayer son grandes teléfonos. Sobre todo por mejorar algo que ya era sobresaliente: el velocísimo procesador del que los tres hacen gala (el A12). Pero también hay algunas cosas que a algunos no les acaban de convencer de estos tres nuevos teléfonos.

Seguimos sin contar de serie con un cargador rápido. Resulta un tanto inexplicable que teléfonos que no son precisamente asequibles cuenten con tecnología de carga rápida, pero Apple no suministre un cargador de serie para sacarle partido a esa prestación (como hacen casi todos sus competidores). Hay que seguir comprando un cargador aparte para disfrutar de la carga rápida. Otra cosa que desaparece del equipamiento que trae el teléfono es el adaptador para auriculares con jack analógico. Si se necesita uno también habrá que comprarlo aparte.


El procesador vuelve a ser la estrella de los nuevos iPhone, aunque las diferencias entre el A12 y el A11 del iPhone X y del iPhone 8 no son tan grandes como las que supuso la llegada del A11 respecto al A10

Pero quizá la mayor decepción venga en el apartado de las cámaras. Sin poner en duda que el sensor de la cámara angular de los nuevos iPhone haya crecido ligeramente en tamaño, lo que debe repercutir en una mejor calidad de imagen, y que la inteligencia artificial promete mejorar el modo retrato y la calidad de imagen en general, lo cierto es que ha parecido un detalle muy conservador que no se haya incluido al menos un objetivo más luminoso en la cámara principal o un zoom de mayor potencia en los modelos con cámara dual.

La luminosidad f/1.8 no está mal, pero aumentarla como ha hecho Samsung en el Galaxy S9 o en el Note 9 a f/1,5 hubiese sido una gran noticia. Aunque sobre el papel parece un detalle insignificante, lo cierto es que más de una foto nocturna aparece mucho más atractiva con un diafragma de f/1.5 o f/1.6, como el que incorporan ya un buen puñado de teléfonos. En cualquier caso mantenemos la esperanza de que haya un salto real, como el que en su día demostró que era posible el Pixel 2 de Google, con la mejora de los algoritmos de imagen.

En el apartado de la imagen se echa en falta una mejora de los componentes de las cámaras.
En el apartado de la imagen se echa en falta una mejora de los componentes de las cámaras. (Noah Berger / AFP)
Otro detalle que se echa en falta a estas alturas, aunque dudamos que Apple lo implante alguna vez: una ranura para tarjetas de memoria externas. Lejos de ser una tendencia que va a menos, lo cierto es que son muchos los teléfonos, entre ellos varios de la gama más alta, que permiten ampliar la capacidad de almacenamiento con tarjetas Micro SD.

Sabemos que esto va contra la idea de Apple de introducir puertos o elementos externos en el teléfono. Pero los fabricantes de tarjetas SD están haciendo un gran trabajo al crear tarjetas con cada vez mayor capacidad de almacenamiento, más fiables y más rápidas. Hubiese sido una gran idea que los nuevos iPhone pudiesen almacenar al menos las fotos y vídeos que realizamos con ellos en una tarjeta externa. Lo que por otra parte hubiese facilitado la transferencia de las imágenes. Imaginamos que parte de las reticencias que Apple puede tener para esto tienen que ver con la posibilidad de añadir material audiovisual pirateado, pero en plena era del streaming esto tiene poco sentido.


El enorme tamaño del iPhone XS Max hubiese sido ideal para poder usar un puntero similar al del iPad aunque de menor tamaño.
El enorme tamaño del iPhone XS Max hubiese sido ideal para poder usar un puntero similar al del iPad aunque de menor tamaño. (Stephen Lam / Reuters)
Tampoco entendemos que Apple no se decida a lanzar, al menos como periférico externo, un lapicero similar al del iPad, aunque de menor tamaño, para el iPhone XS Plus. Su enorme pantalla se hubiese llevado muy bien con un dispositivo de ese tipo. Bien sea para los que buscan realizar tareas creativas básicas o tomar notas con él. Es posible que no esta no sea algo que demanden muchos usuarios, pero en el iPad ha logrado conquistar incluso a algunos que no pensaban que pudieran necesitar un periférico como ese.

Finalmente hay que citar el recurrente tema de la batería. Apple no facilita la capacidad de este componente, pero ha aclarado que en el caso del iPhone Xs esta supera en media hora a la del iPhone X, y en el caso del modelo XS Max en una hora y media. En el caso del iPhone XR se habla de una hora y media de autonomía que en el iPhone 8 Plus.


Este último dato del iPhone XR es más interesante que el de los modelos XS. En cualquier caso a muchos les haría felices que Apple de un salto adelante más decidido en este aspecto. Y si no lo da, insistimos, que al menos facilite un cargador rápido de serie. Alguno quizá añada a este listado el siempre peliagudo asunto de los precios de los nuevos teléfonos, pero eso es harina de otro costal.

Los iPhone XR pueden resultar tentadores para muchos por sus funciones y precio.
Los iPhone XR pueden resultar tentadores para muchos por sus funciones y precio. (David Paul Morris / Bloomberg)
La Vanguardia
Comparte la Noticia :
 

Top